Inicio
154 resultados (página 1/8)

Los objetivos fueron evaluar el efecto del Zn, P, S y N utilizando mezclas físicas, químicas y peleteado en la semilla sobre el rendimiento del cultivo de maíz, y evaluar la respuesta a la fertilización nitrogenada.

El miércoles 5 de julio pasado, en el salón auditorio de la Cooperativa de las Artes de Coronel Pringles, se llevó adelante una Jornada de Actualización para Profesionales del Centro de Ingenieros Agrónomos de la localidad. La actividad incluyó una serie de disertaciones que estuvieron a cargo de integrantes del sector Manejo y Conservación de Suelos de INTA Bordenave; también hubo un espacio de intercambio y discusión y un almuerzo de camaradería.

■ El contenido de nitrógeno (N) como nitrato (N-nitrato) a 0-60 cm es el método diagnóstico más utilizado para realizar el ajuste de la fertilización nitrogenada en varios cultivos de la región pampeana argentina. Sin embargo, el muestreo de todo el estrato no siempre es posible por distintas razones operativas. ■ El análisis de datos de 5 campañas en el SO de Buenos Aires permitió generar la ecuación de predicción más confiable utilizando como estimador el contenido de N-nitrato en 0-40 cm. En promedio, el estrato 0-60 cm contiene un 29% más de N que a 0-40 cm. ■ El contenido de N-nitrato a 0-20 cm resultó un estimador significativamente menos confiable.

Con la presencia de alrededor de 100 productores, la Agencia de Extensión Rural del INTA de Diamante, realizó una capacitación para productores en el salón Pedro Rohr de la localidad de Valle María, departamento Diamante.

A partir de una serie de ensayos sobre fertilización nitrogenada en trigo, desarrollados en campos de productores, se están llevando adelante varias charlas destinadas a productores y profesionales del sector agropecuario. La iniciativa, impulsada desde el Sector de Conservación y Manejo de Suelos de INTA Bordenave en conjunto con las Agencias de Extensión involucradas, busca generar un espacio de diálogo para compartir los resultados y abrir instancias de debate sobre el tema.

La incorporación de la siembra directa y la difusión del cultivo de cebada en la zona semiárida del SO de la provincia de Buenos Aires impulsaron cambios en el manejo de suelos, con mejoras en la dinámica del agua y con la posibilidad de una cierta alternancia cebada-trigo en relación con el monocultivo. La fertilización nitrogenada está ligada con la siembra directa, aunque, en la región, las dosis suelen ser relativamente reducidas o escasamente sincronizadas con la demanda del cultivo. En consecuencia, las últimas campañas trigueras, caracterizadas por favorables condiciones climáticas, permitieron altos rendimientos, pero fueron acompañados por bajos niveles de proteína. De las regiones trigueras estudiadas por Salomón et al. (2013) a lo largo de diez campañas, la V Sur fue la que presentó los valores más bajos de contenido de proteína en grano, entre 9,7% y 10,8%.

Embedded thumbnail for Nitrógeno preciso en lotes variables

Las principales causas de la baja eficiencia de los cultivos en el uso del nitrógeno son la asincronía entre la demanda del cultivo y el aporte de nitrógeno desde el suelo. Para evitar este problema, los especialistas recomiendan ajustar la fertilización nitrogenada con sensores remotos que mejoran los rendimientos de trigo.

Embedded thumbnail for Fertilización en el cultivo de trigo

Entrevista al Ing Luis Federico Pagnan, de la AER INTA Justiniano Posse.

En los sistemas de producción de distintas zonas del país se incluye al sorgo con destino a silaje por su rusticidad, adaptabilidad a suelos de inferior calidad, resistencia a la sequía y menor costo de implantación que el cultivo de maíz. La adecuada nutrición nitrogenada del cultivo permite lograr una rentabilidad y competitividad aceptable frente a otras opciones productivas (Ferraris et al., 2012). Los objetivos de este trabajo fueron: i) evaluar el efecto de la dosis y momento de aplicación de nitrógeno (N) en sorgo doble propósito para silaje en términos de producción de forraje y componentes de rendimiento (hoja, tallo y panoja) y ii) evaluar el efecto de la dosis de N a la siembra sobre el estado nutricional de la planta en 2 momentos de desarrollo del cultivo.

En el 2015 se sembraron en Balcarce (BAL; 37°49’S; 58°15’O; 15/04), Gral. Villegas (VIL; 35°02’S; 63°01’O; 14/03), Concepción del Uruguay (CON; 32°29’S; 58°14’O; 20/04), Mercedes (MER; 29°12’S; 58°05’O; 01/04) y Rafaela (RAF; 31°16’; 61°29’; 10/04) 4 parcelas (8 m2) de un cultivar diploide (D) y 4 parcelas de un cultivar tetraploide (T). Se ajustó la densidad para lograr 250 plantas/ m². La labranza fue convencional y se corrigió el nivel de P para llegar a 12 ppm con fosfato diamónico. El primer corte se realizó cuando se observaron los entresurcos cubiertos y los posteriores se realizaron cada ~500 °C acumulados (temperatura base=0°C). Se realizaron 3 (MER), 4 (BAL, RAF, CDU) y 5 cortes (VILL). Dos tratamientos de dosis de nitrógeno (N) se evaluaron en cada cultivar. Por un lado, se agregaron 200 kg/ha entre siembra y primer corte (macollaje) y también 200 kg/ha luego de cada corte. Esto significó un total de 800-1200 kg/ha según sitio; se consideró como tratamiento no limitado en N (NNOLIM). Por otro lado se agregaron 20 kg/ha luego de cada corte (lo que significó un total de 60-100 kg/ha); se consideró como tratamiento moderadamente limitado en N (NMODLIM). En cada sitio se registraron variables climáticas. El diseño fue en bloque completamente aleatorizado con arreglo factorial. Los datos de producción de materia seca acumulada total (suma de los cortes) se analizó mediante ANOVA y prueba de DMS para la comparación de medias (p=0,05).

En la zona de Justiniano Posse se evaluó el rendimiento de los principales cultivares de trigo adaptados zonalmente y el efecto sobre el rendimiento y la calidad comercial de la aplicación tardía de N por vía foliar.

Gabriel PESAOLA
Alexis CRESCIMBENI
Juan BRUNO
Javier ORAZI

El objetivo de este trabajo fue evaluar la respuesta del rendimiento y el porcentaje de proteína ante dosis crecientes de N incorporado previo a la siembra.

Mariano GIORDANO
Gabriel COTTURA

El silaje de maíz ha aumentado su uso en planteos ganaderos intensificados. Para ser eficientes es necesario lograr elevada producción de forraje, por lo que se estudia el efecto de la fertilización nitrogenada y sus mecanismos ecofisiológicos. La producción fue mayor con dosis alta de nitrógeno sin afectar la partición a mazorca. Este aumento se explicó por una mayor intercepción de radiación.

El nitrógeno es un elemento imprescindible para los cultivos extensivos para que puedan alcanzar altos rendimiento. Existen diferentes formas de aplicarlo. A los efectos de poder evaluar, qué es lo que puede ocurrir en aplicación secuencial o en única forma, la Agencia INTA 9 de Julio realizó durante la campaña 2016/17 una experiencia, en la cual el nitrógeno fue aplicado al trigo de diferentes maneras.

Los residuos de incubación (huevos claros de ovoscopía, pollitos de descarte, huevos no nacidos y cáscaras) pueden ser procesados por medio del compostado para evitar contaminaciones ambientales. Este método los transforma en un producto aprovechable por la agricultura. En el presente estudio se observó que, si bien será necesario realizar nuevas experiencias para determinar el momento de aplicación óptimo, al fertilizar maíz con compost de este origen se pueden llegar a alcanzar parámetros productivos del cultivo y nutricionales del grano comparables con la fertilización nitrogenada por abonos minerales simples (urea).

En la EEA INTA Pergamino se han generado cultivares de moha y resulta importante su evaluación productiva. Se realizaron experimentos en Pergamino y en Rafaela con el objetivo de evaluar la producción de biomasa aérea de cultivares comerciales y experimentales de moha, empleando distintas dosis de N y dos densidades de siembra. Se hallaron respuestas a la fertilización moderada de N independiente del material.

La fertilización foliar es una técnica complementaria de una fertilización de base. La soja es un cultivo con altas demandas de nitrógeno. Aplicaciones estratégicas de urea diluida en agua en estados reproductivos avanzados permiten mejorar el rendimiento físico y económico.

Ajustar la fertilización nitrogenada con sensores remotos permite potenciar los rendimientos de trigo. Al tema lo explica la Ing. Agr. Susana Albarenque, del Grupo de Recursos Naturales y Factores Abióticos de la EEA Paraná.

Cuantificación del impacto de la fertilización nitrogenada sobre la productividad forrajera total de una pastura de agropiro establecida en mezcla con raigrás anual espontáneo y eEvaluación del efecto de la fertilización sobre la distribución de la productividad forrajera entre las dos especies que componen la pastura.

Evaluación del impacto de un fertilizante nitrogenado inor-gánico (urea) y otro foliar orgánico (de acción micro-biológica) sobre la productividad de una pastura de agropiro implantada.

Páginas

Tema(s)

Palabra(s) clave

Unidad(es)

Proyecto(s)