Cerdos: sin parásitos y con dieta balanceada

Muestreo de materia fecal en establecimientos porcinos para comprobar la presencia de parásitos (helmintos y coccidios).

Las 21 muestras se realizaron durante los meses de septiembre, octubre y noviembre del 2016 en establecimientos de productores de Carmen de Patagones, Cardenal Cagliero, Stroeder y Villalonga. Fueron remitidas al laboratorio de la Fundación Barrera Patagónica de Viedma. Se utilizo para el análisis la técnica cuantitativa de flotación  de Mac Master, para determinar la cantidad de huevos por gramos (hpg). 

Los resultados fueron diversos,  en algunas casos la carga parasitaria fue elevada (principalmente parásitos de genero Áscaris) y en otros hubo mayor presencia de coccidios, en concentraciones variables.

La infestación masiva del genero Ascaris. sp produce sobre todo en lechones, los síntomas clínicos son neumonía, hemorragia, edema y enfisema pulmonar, peritonitis. La detección de huevos redondos de membrana gruesa en las heces, la aparición ocasional de adultos en materia fecal o su identificación tras sacrificio y necropsia confirmaron el diagnóstico. La coccidiosis ocasiona que  el agua y los nutrientes no puedan absorberse correctamente, lo que causa una diarrea grave de consistencia entre pastosa y acuosa.  La existencia de infecciones secundarias concomitantes (p. ej., por E. coli) puede aumentar la tasa de morbilidad y mortalidad. En ambos casos, disminuyen la respuesta imunológica, provocan grave retardo del crecimiento y pueden  acrecentar otras enfermedades infecciosas como la gripe porcina hasta causar la muerte.  

Del muestro también se desprendió como observación adicional la alta concentración de fibra en las dietas, lo que en muchos casos dificultó el análisis para la determinación de coccidios y huevos de parásitos. La alta concentración de fibra  permitió inferir que puede haber un desbalance en la alimentación, las altas proporciones de fibra en la dieta dificultan la absorción de nutrientes y agua a nivel intestinal. En el mismo sentido, el exceso de fibra en la dieta perjudica el crecimiento de los lechones por interacciones entre ésta y los minerales, una menor eficiencia en la utilización del nitrógeno y una mayor velocidad en el tránsito del contenido intestinal.

Finalmente, los resultados del laboratorio fueron informados a los productores participantes en una reunión informativa. En este encuentro, el Méd. Vet. Ricardo Bigatti, secretario del Colegio de Veterinarios de Río Negro y la Ing.  Agr. Gabriela Garcilazo, perteneciente al INTA Valle Inferior de Rio Negro, expusieron sobre los perjuicios económicos que conlleva la existencia de parásitos en los porcinos y se reforzaron conceptos sobre la importancia de suministrar una dieta balanceada.