Acciones de Documento

El Cultivo de mandioca, técnicas para elevar la producción

La mandioca (Manihot esculenta, Crantz), de origen tropical, es producida en su mayor parte por pequeños agricultores, que no dependen de insumos ni tecnologías asociadas con la agricultura moderna. Cultivada  en suelos de baja a media fertilidad, se propaga mediante trozos de ramas con yemas, por lo que ES IMPORTANTE DISPONER DE EXCELENTES PLANTAS PARA MULTIPLICAR,  ya que el potencial de producción se transmite. Depende entonces  del manejo del cultivo el éxito o fracaso de la producción.

Es una planta que responde  a cambios en las características del suelo y ambiente. Se adapta a  déficit hídricos y de nutrientes y, en condiciones optimas, aumenta notablemente su producción, cuando dispone la genética necesaria para ello. El límite mínimo de precipitaciones para una producción aceptable es de 500 mm anuales, debiendo disponer de al menos 400 mm los primeros 100 días de desarrollo para tener una buena producción de raíces de almacenamiento de al menos 1 kg/planta. Es sensible a variaciones de temperatura, deteniendo su desarrollo por debajo de los 15°C y sobre los 29°C. (1), las temperaturas inferiores a   -3°C más de 4 horas destruyen la planta.

La producción tiene un bajo costo por unidad de superficie, con rendimientos de 1 a 3 kg. y hasta 7 kg. de raíces por planta, con un alto contenido de carbohidratos. Es tolerante a sequía, plagas , enfermedades y se la cosecha en varias épocas del año de acuerdo a las necesidades de consumo o venta. La planta se caracteriza por tener raíces para la absorción de nutrientes solamente y raíces de acumulación de materia seca y fécula o almidón.

En nuestro país no se producen actualmente creaciones fitogenéticas, por lo que dependemos de la introducción de variedades de países del trópico y subtrópico, que desarrollan investigación y creaciones genéticas mejoradas, caso Brasil, a las que hay que evaluar antes de introducirlas al gran cultivo, por su potencial productivo y  la susceptibilidad o resistencia a plagas o enfermedades que pueden ser introducidas a nuevas zonas de producción.

Distinto a otros cultivos, las raíces del follaje y de almacenaje de la mandioca, crecen simultáneamente, dando por resultado la competición para asimilar nutrientes. Una estructura de crecimiento típica de una planta de mandioca (figura 1) demuestra los dos aspectos:

  1. producción  de la materia seca del follaje.-
  2. desarrollo de fases de acumulación en raíces

Fases de Desarrollo del Cultivo de Mandioca

Existe una relación directa, entre la cantidad - persistencia del follaje en planta y la mayor producción de raíces  de almacenamiento. En climas tropicales, con temperaturas anuales promedio de 30°C, los ciclos de producción de follaje y raíces tuberosas es continuo.

Técnicas de Producción

  1. Buena elección y preparación del suelo y época de siembra
  2. Selección y protección de las estacas semilla, con químicos fungicidas-insecticidas.
  3. Uso de estacas de 20 cm, y al menos 1.5 cm entre corteza y núcleo central  con 5 yemas como mínimo.
  4. Siembra sobre los surcos en camellones, cuando los suelos son más pesados.
  5. Población adecuada de plantas a cosecha
  6. Rotación del cultivo, por lo menos cada dos años con leguminosas y/o forrajeras.
  7. En suelos ácidos y pobres, fertilización anual con nitrógeno y fósforo-potasio cada dos años en el mismo lote.

Selección y Protección de las Estacas

Criterios para seleccionar estacas "semillas"

  • Separar tallos para estacas de las plantas más productivas
  • Escoger estacas libres de plagas y enfermedades
  • Utilizar tallos que tengan la madurez apropiada a los 8-9 meses, antes de heladas intensas
  • No remover las ramas durante el almacenamiento para evitar daños a las yemas
  • Controlar hormigas y ratas en la zona de almacenamiento con insecticidas y cebos tóxicos

Características de las estacas para siembra

  • Descartar las puntas y seleccionar la porción de tallo central
  • Longitud entre 15 y 20 cm (depende de la variedad), grosor de 2.5 -3 cm.
  • Número de nudos o yemas por estacas de 5 a 7 (de acuerdo a la variedad)
  • Corte transversal neto con machete desinfectado.

Tratamiento de las estacas

  • Tratar con fungicida más insecticida en un lugar bajo sombra
  • Mezclar primero el insecticida con agua; agregar después fungicida
  • Preparar 100-120 litros en tanque con fungicida e insecticida ( ej: 120 gramos de oxicloruro de cobre + 12 cm3 de dimetoato )
  • Sumergir las estacas durante 5 minutos en la solución
  • Mover la solución cada vez que se traten nuevas estacas
  • Protegerse con un equipo de trabajo de plástico, guantes y máscara
  • (Una cuchara grande carga aproximadamente 12 gramos de solido o 1/2cm3 de liquido)

Elección del Terreno para Sembrar

Es un cultivo muy sensible a suelos salino-alcalinos o ácidos. Son preferibles los suelos con leve pendiente, porque el encharcamiento favorece la aparición de “podredumbre” de la base del tallo rápidamente (complejo de hongos Fusarium), en variedades susceptibles. La siembra sobre camellones es ventajosa para áreas donde las pudriciones radicales constituyen un riesgo. También favorece el más pronto enraizamiento.

La mandioca se caracteriza por producir en suelos ácidos y pobres. Muchas veces es el último cultivo que se siembra en un programa de rotación, debido a la capacidad de producir, a pesar de la falta de nutrientes de suelos empobrecidos. Las siembras consecutivas pueden inducir a que los patógenos y las plagas se incrementen progresivamente. Por esta razón, es necesario dejar el terreno después de la segunda o tercera cosecha consecutiva de mandioca, o  rotar con una leguminosa como caupí  o forrajera sin corte por 2 años o más. Es aconsejable fertilizar apropiadamente si se siembra otro cultivo después de la mandioca.

Preparación del Suelo

Para obtener una buena brotación y enraizamiento de las estacas, se requiere humedad adecuada y una buena preparación del suelo, de al menos 20 cm de profundidad, que también controla malezas.

Poblaciones Adecuadas de Plantas

En general, en los suelos pobres se debe aumentar la cantidad de plantas por ha; con 12.000/18.000 plantas se pueden obtener  buenas respuestas, mientras que en los suelos ricos se siembra menor cantidad (10.000/12.000), para evitar la competencia de luz y nutrientes y el cruce del follaje entre líneos, que favorece desarrollo de enfermedades. Se compensa el desarrollo de raíces con la cantidad de plantas.

Actualmente se dispone en INTA de variedades que superan las 30/35 tn/ha evaluadas en ensayos a campo experimentales en el Este del Chaco.

Control Oportuno de Malezas

La mandioca es una especie poco competitiva con las malezas, por lo que la eliminación de éstas constituye una labor esencial para obtener altos rendimientos. El control de  las malezas debe ser intenso durante los primeros dos o tres  meses del cultivo, hasta que el follaje cubra el espacio de calle. En explotaciones de superficies que lo justifiquen, la solución es aplicar herbicidas. Existe una amplia gama de herbicidas de pre y post –siembra, aprovechando los 5 a 10 días antes de la emergencia, pero son muy pocos los específicos luego de la emergencia de la planta. Es esencial definir el tipo de malezas, densidad y tipo de suelo (pesado o liviano), para determinar el herbicida y momento de  aplicación. La dosis es generalmente mayor en suelos pesados.

Se puede utilizar Trifluralina 3l/ha en pre-siembra para control de gramíneas., incorporada al suelo, antes de emergencia de malezas.

Inmediatamente luego de sembrar, como pre-emergente, entre otros se puede aplicar DUAL GOLD,8 (S-Metolacloro) 1.000/1.500 cm3 con 300 litros de agua por ha, para control de malezas de hoja angosta y algunas de hoja ancha, mas 1kg de Diurón (3-(3,4-diclorofenil-1,1-dimetilurea), para malezas de hojas anchas. Esta combinación puede controlar 70/80 días  la emergencia de malezas. Con cultivo en pie, la aplicación debe hacerse con protector de plantas (salvapantalla). Luego de plantación, para malezas de hoja angosta se puede aplicar graminicidas que no afectan la planta, como Herban  (Quizalofop p Etil 1.8%, 1 l/ha), Fusilade (fluazifop) 1 lt /ha. , Lazo (alaclor), 3 l/ha. Sin embargo, la carpida manual, es importante en cuanto a seguridad del trabajador y falta de residuos químicos, cuando la mano de obra no influye en costos.

Acciones de Documento
Ficha del contenido
Temas
Unidad sede
Áreas geográficas alcanzadas
Publicado en el sitio
01 de Diciembre de 2011
Publicado originalmente
2009
Palabras clave
Manejo del cultivo, Mandioca, Horticultura, Agricultura intensiva, Producción vegetal
Documentos relacionados