Fertilización en maíz. Resultados de experimentos de fertilización con fósforo y zinc. Ciclo 2015-16.

Los objetivos fueron evaluar el efecto del zinc y el fósforo, utilizando mezclas físicas, químicas y peleteado en la semilla, sobre el rendimiento del cultivo de maíz, y evaluar la respuesta a la fertilización .nitrogenada.

Generalmente para lograr una adecuada nutrición del cultivo de maíz es necesario fertilizar con nitrógeno (N), fósforo (P) y azufre (S). También se ha reportado respuesta a la fertilización con boro (B) y zinc (Zn). En relación al P los resultados de una red de ensayo del INTA  determinó un rango crítico de 12 a 20 ppm,  por debajo del cual hay alta probabilidad de respuesta a la aplicación de fertilizante fosfatado y también que la forma de aplicación, en la línea o al voleo  anticipada,  cuando se utilizan dosis altas, cercanas a reposición, no modificó significativamente el rendimiento del maíz en la mayoría de los sitios evaluados (Barbagelata, 2011).

El Zn es un micronutriente esencial para el crecimiento de los cultivos y debido a la agriculturización se produjo una disminución de su disponibilidad en el suelo. Esta reducción está también asociada a suelos con bajos contenidos de materia orgánica. Resultados de experiencias  del INTA Marcos Juárez, utilizando Zn más fósforo (P) y azufre (S) en mezcla física, mezcla química o aplicando el Zn en forma foliar, no mostraron diferencias  en los rendimiento del cultivo de maíz respecto de la aplicación de P + S,  cuando los valores de  Zn en el suelo estuvieron por encima del valor considerado crítico (<1 ppm), excepto en lotes con altos valores de P que a su vez recibieron una fertilización de reposición de P, donde si hubo respuesta (Gudelj y colaboradores 2000, 2001, 2002). Cuando los valores de Zn en el suelo fueron menores a 1 ppm utilizando mezcla químicas  hubo respuesta en una oportunidad con valores de Zn de 0.6 ppm (Gudelj y colaboradores 1998)  y no la hubo en otra experiencia donde el valor de Zn en el suelo fue de 0.82 ppm (Gudelj et al., 2005). A su vez un meta-análisis realizado para estudiar la magnitud de la respuesta a la fertilización con micronutrientes en el área pampeana, determinó aumentos del 5.5 y 4.9 % por la adición de B y Zn respectivamente (Salvagiotti, 2014). Deficiencias de Zn podrían presentarse en suelos con alta disponibilidad de P. Varios cultivos han demostrado ser susceptibles al efecto de la interacción Zn-P, altos niveles de uno de ellos puede reducir la absorción del otro (1).Otra posibilidad de fertilizar con Zn, además de la utilización de este nutriente en mezclas físicas, químicas o en aplicación foliar es peleteando la semilla.

 Objetivos

-Evaluar el efecto del  zinc y el fósforo, utilizando mezclas físicas, químicas y peleteado en la semilla, sobre el rendimiento del cultivo de maíz.

-Evaluar la respuesta a la fertilización nitrogenada.

Descargar archivos de este documento