Playón de usos múltiples (PUM)

En esta publicación se brinda una alternativa constructiva para aquellos tambos que no dispongan de instalaciones para el suministro de alimentos y que además tengan problemas con el ingreso y salida de vacas de las instalaciones de ordeño. Ambas situaciones son habituales y lógicamente se hacen críticas en períodos de precipitaciones importantes y frecuentes. Las consecuencias productivas y sanitarias son, en estos casos, de magnitud considerable.

La propuesta consiste en la construcción de un playón que posibilite el ingreso y la salida de las vacas a la instalación de ordeño, sirva como paso del tractor y mixer/carro para la distribución de alimentos y como vía por donde las vacas accedan a los comederos. Por estos múltiples usos, la instalación se la denomina “playón de usos múltiples” (PUM).

El PUM se adapta en mayor medida a tambos chicos y medianos en los que se combina el pastoreo con encierres estratégicos y/o temporarios. En tambos de mayor escala, donde el manejo en general se aparta de lo mencionado, es necesario analizar y considerar otras opciones (sin descartar esta posibilidad).

Se trata de una alternativa constructiva para tiempos de permanencia limitados a algunas horas diarias, en especial post ordeño. Las vacas no deben echarse sobre el playón. Por este motivo, es imprescindible manejar de forma restringida la asignación de alimento como incentivo para que, una vez consumido, las vacas circulen hacia la pastura u otro lugar de permanencia adaptado.

El PUM puede ampliarse e incrementar sus prestaciones en etapas sucesivas (por ejemplo, combinar su uso con un corral estabilizado). Es posible un manejo de efluentes y residuos sólidos integrado y combinado al de las instalaciones de ordeño.

Descargar archivos de este documento