Recomendaciones técnicas para apiarios en regiones inundadas

Debido a las excesivas precipitaciones ocurridas en el último tiempo en una amplia región de nuestro país, técnicos del Programa Nacional Apícola del INTA comparte los diferentes criterios y prácticas a realizar de acuerdo a la situación vigente.

Esta contingencia climática produce la muerte de colmenas por la acción de las aguas, ya que alcanzan los apiarios ubicados en zonas bajas o cercanos a cursos de agua.

Las recomendaciones que se detallan a continuación son un ordenamiento de pautas  generales de manejo que pueden ayudar a sobrellevar la situación crítica en que se encuentran los apiarios afectados por el agua.

Se recomienda para cada caso en particular, consultar con su asesor de grupo, asociación u otra entidad que sea de su confianza y esté a su alcance.


Acciones inmediatas: recomendaciones a corto plazo

En lo que respecta al manejo del material inerte afectado por el agua (cámara de cría y alzas sin abejas), es importante, ni bien se pueda, entrar con vehículos y retirar todo el material. Llevar al galpón y tratar de recuperar la cera de los cuadros a través de recuperadores, de esta forma se puede llevar la cera de recupero a un estampadora y canjear por cera estampada.-

Seguramente el material inerte (alzas, pisos, techos) ha sufrido las inclemencias y será recomendable dar un baño con aceite de lino caliente. Esta acción se realiza para garantizar una mayor duración y desinfección del material. Los cuadros se deberán ajustar, si es necesario. Los alambres se deben estirar o cambiar, en caso que no se pueda ajustar.

En caso de que NO se pueda llegar con vehículos, y sí llegar a pie, es importante juntar todo el material y apilarlo sobre una base.

Si hubiera colmenas, divisiones o núcleos que sobrevivieron y están en el piso, se podría sacrificar el material inerte y utilizarlos como base hasta que se pueda llegar con vehículos y reemplazarlos.

En el caso de alzas melarias y cámara de cría, se recomienda acomodarlos de una forma que llegue la luz y y tengan una buena ventilación. De esta forma evitamos la proliferación de la polilla de la cera. Por otro lado, el material apilado debe cubrirse, por su parte superior, con una lona (tipo silo) para evitar el ingreso de agua.

Si estuviese con miel, y en la zona o apiario hay problemas de enfermedades de cría (Loque americana), se recomienda apilar y tapar de tal forma que no ingresen abejas para que no se difundan enfermedades.

 

Manejo

Reducción de espacios: Si se puede ingresar con vehículos, la operación no difiere a la situación sin inundaciones. En caso de no poder hacerlo, se recomienda la utilización de separadores de plástico (tipo silobolsa), entre cámara de cría y alzas, o inclusive en la misma cámara de cría. Si tiene menos de cinco cuadros cubiertos de abejas (categoría 3), se puede utilizar para separar el espacio vacío y el ocupado por las abejas (tipo poncho).-

 

Sanidad

En este tema haremos hincapié en dos de los problemas sanitarios más importantes, debido al acceso restringido que tenemos con respecto a una zona sin problemas de inundación.

Varroosis: con el objetivo conocer y controlar la parasitosis se  recomienda realizar el monitoreo de las colmenas con la prueba del frasco, haciendo la prueba en el 10% de las colmenas, y no en menos de 6. Cuando las prevalencias sean superiores al 1 %, antes de iniciar la temporada de cría, sería necesario realizar el control con acaricidas orgánicos.

Nosemosis: las condiciones de excesiva humedad ambiente y escasa reservas, son factores predisponentes para la proliferación de esta enfermedad. Se recomienda, ni bien se pueda ingresar al apiario ya sea con o sin vehículo, muestrear abejas pecoreadoras conservándolas en alcohol (de la piquera de la colmena – 100 abejas/colmena/muestra) en un 10 % de las colmenas de apiario, y no en menos de 6.

De acuerdo al análisis del laboratorio y a la interpretación del asesor técnico, se verá si es conveniente realizar el tratamiento o no, y que manejo aplicar en caso de dar positivo (grado de infestación) conjuntamente con el tratamiento. Ej lavar dar vuelta los pisos.

 

Alimentación

Energía: Todos sabemos que la principal fuente de energía para las abejas son los azúcares, ya sea en forma natural, néctar, como en forma artificial, azúcar de mesa u otros sustitutos.

En caso de NO poder entrar a los apiarios con vehículos, y tener las colmenas en estado crítico por déficit de reservas energéticas (menos de un cuadro) se recomienda sumistrar azúcar de mesa o sustitutos energéticos en estado sólido en cantidades que los apicultores puedan llevar. Para esta situación puede ser de elección la aplicación del suplemento alimenticio para abejas conocido como “Caramelo” facilita el traslado desde un camino firme a el apiario, y nos cubre por varias semanas el faltante de productos energéticos. Su colocación es sencilla, puesto que no requiere del uso de alimentadores, poniéndose sobre los cabezales de los cuadros en la cámara de cría.-

En caso de alimentar con sustitutos energéticos líquidos, y no disponer de alimentadores, se puede poner en bolsas polietileno y dejar sobre los cuadros de cría.

En caso de poder ingresar con vehículos, la operación no difiere de la normal en caso de no estar afectado por las inundaciones.

Proteína: dependiendo de los lugares, podemos encontrarnos con buena entrada de polen proveniente de vegetación presente en la zona. En dicho caso no haría falta ningún sustituto proteico. En los apiarios ubicados en zonas más afectadas y con colmenas con cría, es posible que exista una deficiencia en la entrada de proteína. Si se suplementa, y las colmenas lo consumen, es porque existe alguna deficiencia que hay que suplir.

En lo que respecta a la formulación, hay varias en el mercado. Deberíamos asegurarnos un porcentaje de proteína superior al 22% (en el preparado que consumen las colmenas). Se suministra en forma de “torta”, preparación que no sólo es muy bien aceptada por las abejas, sino que también se mantiene por largos períodos sobre los cabezales de la cámara de cría sin endurecer ni enmohecer. Esto no provoca desperdicios en aquellos casos que se corta el consumo por algunos días o, incluso, podemos pensar en poner tortas más grandes para tener que hacer menos viajes a las colmenas.

El cálculo de consumo a esperar de una colmena fuerte es entre 150 y 200 gramos de torta por quincena.


Recomendaciones a mediano plazo

Planificación de la empresa


Ante la situación no prevista en nuestro esquema de trabajo habitual, es necesario replantear nuestra planificación tomando como partida el diagnóstico post-inundación. Para ello es conveniente repasar algunos conceptos básicos de planificación.

La planificación no es más que unir todos los elementos de manejo, con las disponibilidades financieras y laborales y con el objetivo de obtener beneficios económicos e nuestra empresa.

Debe quedar claro que para realizar una buena planificación debe partirse de datos reales, tanto en lo económico como en lo productivo. La única forma de tener datos reales es con la acumulación de los mismos a través del tiempo. En caso de no contar con datos anteriores, se debe recurrir a otra fuente de datos pero que sean lo más reales posibles.

Dentro de la planificación tenemos dos ámbitos distintos, que a la vez deben complementarse, el ámbito de la planificación técnica, donde debe constar cada una de las actividades de manejo que se van a realizar a lo largo del año con fechas, tareas a realizar, y quien cumplirá esas tareas y presupuesto. Este esquema nos ayudará a organizar los trabajos de manejo.

Una de las primeras acciones es evaluar la posibilidad de relocalizar el apiario, de ser posible en lugares con menos riesgo de anegarse. Luego construir la curva de oferta de néctar y polen para cada apiario. De esta manera planificar las operaciones de manejo que nos lleven a aprovechar, de la mejor forma posible, todo el néctar disponible en el campo.

La expectativa de cosecha depende de la cantidad de abejas que quedan en nuestras colmenas a la salida de  la invernada. También del potencial de postura de las reinas, que está directamente relacionado a la edad de las mismas. Por esto es fundamental contar con reinas de menos de 2 años de edad, para lo cual será necesario planificar el recambio de reinas. Se analizara el mejor momento para hacerlo.

Como guía para armar una planificación técnica podemos realizar un esquema como el planteado en el siguiente gráfico.


Resumen de planificación técnica de la empresa

Ejemplo para la región centro del país

La planificación financiera, es donde debe escribirse cómo se va a distribuir el recurso financiero para poder hacer frente a lo que se necesite en las actividades de manejo. Debe presupuestarse cuánto dinero se va a necesitar para realizar cada una de las tareas.

Para esto es necesario contar con un cuadro sencillo que debemos llenar para luego saber cuánto dinero necesitamos todos los meses, y así, realizar las ventas correspondientes de miel, o tomar financiamiento, con la anticipación necesaria para no malvender los activos de nuestra empresa.

Cuando contamos con miel o créditos para abastecer los gastos a lo largo de todo el año, lo más importante es disponer del dinero en el momento que se necesita. Es decir, hacer una buena planificación de ventas y de toma de financiamiento para no tener que salir a malvender los activos.

 

Resumen de acciones a seguir post-inundación

Acciones inmediatas

 

  • Reducir los espacios con la utilización de materiales fáciles de trasportar (plastico tipo silobolsa).-
  • Realice si no lo hizo todavía, el control de varroosis lo antes posible.-

  • Realice el monitorieo de varroa.
  • Si observa achicamiento de la población, tome muestras de abejas en la piquera para el análisis de nosema.-
  • Chequear las reservas energéticas, en caso de faltar (menos de un cuadro), suministrar sustitutos fáciles de trasportar y suministrar ej. jarabe concentrado o caramelo.-
  • Chequear ingreso de polen, en caso de ser deficiente, suministrar tortas proteicas.-
  • Recupere el material inerte y trate de conservarlo de la mejor forma posible.-
  • Recupere la cera, que es un insumo necesario para volver a formar nuevas colmenas.-

 

Acciones a mediano plazo

 

  • Replantee la planificación de su empresa ante el nuevo escenario.

 


Situación coyuntural de la apicultura en la región de influencia de la EEA INTA Rafaela

 Como consecuencia de los continuos días de lluvia y el gran volumen de agua caída en el territorio de la Regional Rafaela del INTA, los apicultores se encuentran atravesando una importante crisis productiva. Esta contingencia climática produce la muerte de colmenas por la acción de las aguas, ya que alcanzan los apiarios ubicados en zonas bajas o cercanas a cursos de agua.

Algunas  de las principales consecuencias de este fenómeno climático son:

  • Anegamiento del apiario y mortandad de colmenas por ahogamiento.
  • Perdida de material apícola
  • Desabejado de colmenas por falta de alimento.
  • Imposibilidad de bajar a cámara y en algunos casos terminar de cosechar la miel de la temporada.
  • Imposibilidad de acceder a los apiarios para realizar los  tratamientos sanitarios correspondientes y alimentar  a las colonias.

Apiarios con estas problemáticas se han sido reportados por apicultores de las localidades de: Felicia, San Guillermo, Rafaela, Susana, Humboldt, Gálvez, Villa San José, Aurelia y Nuevo Torino

A continuación se presentan algunas imágenes enviadas por los productores apícolas:



Para mayor información, Usted puede dirigirse a:

EEA INTA RAFAELA: Ruta 34 Km 227/03492-440121

Tec. Apícola Germán Masciangelo - AER Gálvez masciangelo.german@inta.gob.ar

Ing. Agr. Horacio Castignani - EEA Rafaela castignani.horacio@inta.gob.ar

Ing. Agr. Javier Caporgno - AER Ceres caporgno.javier@inta.gob.ar