Tiempo de sembrar Alfalfa: ¡la calidad importa!

Se acerca la época de implantación de pasturas, y una de las claves del éxito es lograr un buen stand de plantas. La cantidad de plantas depende de la calidad y cantidad de semilla sembrada, y de la proporción de plantas logradas.

Un factor clave es la cantidad  de semillas viables a implantar. En el caso de alfalfa, hay una gran variabilidad en tamaño y calidad, por eso es importante analizar las semillas antes de la siembra, haciendo las determinaciones de Poder Germinativo (PG) y Peso de mil semillas (P1000).

¿Qué ofrece el análisis?

El análisis de germinación es el principal criterio para evaluar la viabilidad de las semillas. Un correcto análisis de germinación de alfalfa debería incluir la siguiente información expresada en porcentajes:

  • Plántulas normales: Las que desarrollan un brote normal y sano y una raíz (primaria y secundaria).
  • Plántulas anormales: Son todas aquellas que no pueden ser clasificadas como normales. A menudo carecen el brote y/o de la raíz.
  • Semillas muertas: Son aquellas que absorben agua, se pudren y no producen una plántula durante el tiempo que dura el  análisis de germinación.
  • Semillas duras: Son semillas que no se hinchan y no comienzan el proceso germinativo, ya que no absorben agua.
  • Poder germinativo (PG): Da una idea de la potencialidad de la semilla para desarrollar plántulas normales y producir una implantación rápida y pareja de los cultivos en condiciones óptimas.
    Para conocerlo se requieren dos recuentos de plántulas normales:
    1) A los 5 días se realiza el primero. El valor aquí se denomina Energía Germinativa, y es indicativo del vigor de las semillas.
    2) A los 10 días se determinan todas las categorías antes mencionadas, y el recuento de plántulas normales aquí corresponde al dato de Poder Germinativo.
  • Peso de 1000 semillas (P1000): Este parámetro se usa para ajustar la densidad de siembra, y es sumamente variable. Se expresa en gramos. Se debe relacionar con el PG para saber cuántas semillas viables hay en 1 kg.


¿Qué dice la investigación?

Datos de más de 100 muestras de semillas de alfalfa analizadas durante los años 2010, 2011 y 2012, presentan una gran dispersión en los resultados, y muestran la necesidad de contar con el análisis de la semilla para definir correctamente la densidad de siembra que permita lograr la cantidad de plantas buscadas.

  • Resultados del análisis de 110 muestras de semillas de alfalfa

Plántulas normales (%)

Semillas duras (%)

Plántulas anormales (%)

Semillas  muertas (%)

PG (%)

Primer conteo (%)

P1000(g)

Media

80.25

2.41

6.42

11.02

82.66

78.42

3.21

Mínimo

22.00

0.00

0.00

0.00

22.00

22.00

1.86

Máximo

96.00

32.00

17.00

73.00

98.00

94.00

4.12

Desviación estandar

15.20

4.86

3.37

14.58

15.63

10.94

0.65


¿Cómo influye el PG en el número plántulas/m
2?

A modo de ejemplo, si se quiere lograr una densidad de plantas de 200 plantas/m2, se cuenta con una semilla que posee un P1000 de 3,21 g y se simula distinto PG, se obtendrá el siguiente resultado:

Densidad de siembra (pl/m2)

P 1000 (g)

Logro (%)*

PG (%)

kg/ha

Variación (%)

200

3.21

60

83

13

 

 

 

 

50

21

62%

 

 

 

98

11

-15%

*Logro (%)= plantas logradas m2/semillas viables

Con un PG de 83% se necesitan 13 kg/ha para lograr 200 pl/m2, mientras que con un PG de 50% hay que aumentar la densidad  a mas de 21 kg/ha. Y si el PG fuese de 98% se logrará el mismo objetivo (200 plantas/m2) con menos de 11 kg/ha.


¿Y cómo influye el peso de la semilla?

En el siguiente cálculo se mantiene la densidad en 200 pl/m2, con un 83% de PG y 60 % de logro, pero se consideran diferentes P1000:

Densidad de siembra (pl/m2)

PG (%)

Logro (%)

P 1000 (g)

kg/ha

Variación (%)

200

83

60

3.21

13

 

 

 

 

1.86

8

-38

 

 

 

4.12

17

31

Con estos valores de PG y logro para una semilla que tiene un P1000 de 3,21, se deben sembrar 13 kg/ha para lograr una densidad de 200 plantas/m2. Si el P1000 es de 1.86, dicha densidad se puede disminuir a 8 kg/ha y aumentarla a 17 kg/ha si el P 1000 es de 4,12 gramos.

A partir del objetivo de plantas a lograr, conociendo la calidad de la semilla (PG y P1000) y estimando un porcentaje de logro, se puede finalmente calcular la densidad de siembra en kg/ha como resultado de esas variables. Por ejemplo:

Para lograr 200 pl/m2 con valores de PG 83%, P1000 de 3.21 g y 60% de logro, se deberían sembrar 13 kg/ha.


¿Qué es la semilla peleteada?

La tecnología de peleteo de semillas es un proceso de recubrimiento uniforme que incluye productos para protección biológica y fisicoquímica de las semillas y plántulas de alfalfa, que busca mejorar las condiciones para el desarrollo inicial de la pastura.

Se aplican en una cubierta mineral que contiene calcio, magnesio, micronutrientes y polímeros.

Los productos incluidos son: fungicida de acción sistémica para control del complejo de enfermedades de suelo en implantación (“Dumping off”), fungicida de contacto para el control de patógenos de semillas e insecticidas para la protección contra plagas en implantación. Además se puede incluir bacterias que ayudan a la nodulación, a promover la actividad de las raíces y el crecimiento de las plantas de alfalfa.


Entonces…

?      Debido a la gran dispersión en peso y calidad de semilla es importante pensar en número de semillas viables por hectárea en lugar de kilogramos.

?      Es conveniente analizar las semillas antes de sembrar. Tener en cuenta que el tiempo necesario es de por lo menos 20 días, por lo tanto el envío de la muestra debería ser un mes antes de la fecha probable de siembra.

?      El tamaño de muestra para analizar es de 0.5 kg. Debe ser representativa de todo el lote de semilla, por lo tanto es la suma de varias submuestras extraídas de diferentes bolsas de semillas.

?      El peleteado de la semilla es una tecnología que permite prevenir enfermedades y ayudar a la nodulación, pero incrementa el peso de la semilla y si la misma no tiene buenas condiciones de conservación los productos y rizobios pueden perder su actividad benéfica.

[Agradecemos a la Ing. Agr. Elisa Gustinelli y el Ing. Agr. Ariel Grub por facilitarnos los resultados de los análisis de semillas.]