Tratamientos sanitarios invernales en frutales de carozo

Boletín Sanitario Nº 1 - Temporada 2017-2018. Área de Sanidad de la EEA Alto Valle.

TORQUE (Taphrina deformans)

Durante la temporada 2016/2017 se registraron importantes daños por la presencia de estas enfermedades en las plantaciones de frutales de carozo en las regiones de Alto Valle, Valle Medio y Río Colorado. Esta situación requiere de tratamientos invernales para prevenir la manifestación de éstas enfermedades en la próxima primavera. Estas aplicaciones son complementarias a las que se recomiendan realizar en otoño.

A finales del invierno, cuando las yemas comienzan a hincharse y abrirse dejan los tejidos nuevos expuestos al inóculo presente en el monte. En este estado y con la presencia de humedad alta (rocío, lloviznas o lluvias) y con tiempo fresco (20 hs con menos de 10ºC) se producen las infecciones.

Los tratamientos preventivos deben realizarse antes de la apertura de las yemas y a más tardar cuando este proceso se inicia. Se debe prestar especial atención a las variedades con fechas de brotación más temprana para no llegar tarde con las aplicaciones.

Los productos recomendados son Polisulfuro de Calcio u Oxicloruro de Cobre. Es fundamental realizar una muy buena cobertura y homogénea del monte, respetando el TRV de la plantación.

BACTERIOSIS

Se deben realizar las aplicaciones en la misma época que las recomendadas para torque con productos cúpricos y repetir en función de la presencia de la enfermedad el año anterior, la susceptibilidad varietal y el uso de riego por aspersión contra heladas. Recurrir a la consulta a un Ingeniero Agrónomo o al INTA. Para ambas enfermedades se recomienda retirar del monte los restos de poda y eliminarlos.

PULGÓN DEL DURAZNERO

Durante el estado  fenológico de yema hinchada se recomienda realizar las aplicaciones para controlar las formas invernantes de esta plaga.

Los huevos del pulgón del duraznero ubicados en la parte aérea de la planta, pueden ser controlados con aplicaciones de aceite mineral al 0, 5-1%, y la adición de un insecticida organofosforado como el clorpirifos u otros, según las indicaciones de marbete. Verificar registro y tiempos de reingreso.

 



Publicado en:
Boletín Sanitario Nº 1 - Temporada 2017-2018