Uso de Agroquímicos. Recomendaciones Básicas.

La manipulación o utilización de agroquímicos, es una práctica habitual en el ámbito rural que presenta riesgos importantes que pueden ser minimizados o eliminados, de seguirse una serie de prácticas recomendadas.

A partir de la década de los años cincuenta, el modelo de agricultura adoptado en el ámbito mundial, se ha fundamentado en un sistema de producción con alto uso de insumos sintéticos donde los plaguicidas, fungicidas y fertilizantes, han obtenido especial relevancia.   

De la misma forma, en las siete décadas transcurridas, se vienen manifestando serios problemas de sostenibilidad económica, social y ambiental. El gran desafío que se plantea es cómo continuar, en términos de mantener la productividad y rentabilidad de los sistemas de producción agropecuaria, realizando los cambios adecuados que posibiliten un menor daño al ambiente y una mayor equidad social entre la población.  

La realidad con la que nos toca trabajar todos los días, es que un agricultor medio emplea y manipula varios productos o sustancias distintas durante el ciclo de cultivos anual, la mayoría de las cuales son nocivas o tóxicas. Sin embargo, pese a su peligrosidad potencial, las precauciones de manejo son, en la mayoría de los casos, erróneas o insuficientes. La convivencia con los plaguicidas contribuye a enmascarar su peligrosidad.   

Esta tarea frecuente de manipulación de agroquímicos en el ámbito rural, presenta riesgos importantes que pueden ser minimizados o eliminados de seguirse una serie de recomendaciones básicas, ya que las medidas preventivas que debieran aplicarse en forma rutinaria carecen de habitualidad entre gran parte de los productores.   

En tal sentido, el INTA viene trabajando con capacitaciones y charlas técnicas sobre las buenas prácticas agrícolas, el uso racional de agroquímicos, el manejo integrado de plagas y técnicas agrícolas tendientes a agroecología, que incluyen la entrega de elementos de protección personal, folletos y consejos útiles, entre otras prácticas, dirigidas  a mejorar la calidad de vida del trabajador rural y su familia, cuidando y preservando la salud de la población, el territorio y el medio ambiente.  

Descargar archivos de este documento