Alfalfa: un cultivo noble

El ingeniero Javier Ferrari, del Área del Investigación en Recursos Naturales del INTA Bariloche estuvo presente en el programa radial "El INTA en la Patagonia" que se emite los sábados por Radio Nacional Bariloche. Habló sobre la producción de alfalfa: "la principal reserva forrajera de la zona" según estimó.

Viernes, 17 Marzo, 2017
Javier Ferrari junto a Guillermo Huerta y Adolfo Sarmiento en el programa radial "El INTA en la Patagonia"

El ingeniero agrónomo Javier Ferrari del INTA Bariloche, estuvo presente el pasado sábado en el programa radial El INTA en la Patagonia. Durante la emisión brindó un panorama sobre la producción de alfalfa en la región puntualizando en que es la principal reserva forrajera en nuestra zona y el país. “Se siembran aproximadamente 4 millones de hectáreas de alfalfa, prácticamente lo mismo que se siembra de trigo o de maíz”, ejemplificó.

Ferrari destacó que “en nuestra zona, si bien las superficies sembradas son chiquitas son muy importantes para obtener reservas en los momentos críticos de los animales”.
El especialista recomendó trabajar con semilla de calidad, de semilleros reconocidos, certificada, ya que eso garantiza la pureza varietal y el poder germinativo.
Habló sobre diversos aspectos del cultivo de alfalfa que a continuación de detallan.

Grado de latencia
La latencia es el estado de dormición o reposo  de un cultivo durante el período invernal. Durante ese período el crecimiento de la planta queda temporalmente interrumpida, permitiendo la supervivencia de las plantas en un período desfavorable. El grado de latencia en las alfalfas va desde un grupo 1 (mucha latencia) a un grupo 11 (sin latencia) en casos extremos. En el caso de la alfalfa con latencia, cuando empieza el invierno, deja de crecer, mientras que las de grupos más altos (8 y 9) sigue creciendo durante esa estación.

Los estudios hechos durante muchos años por el Ing. Guillermo Becker en el INTA Bariloche indican que para nuestra zona los grupos ideales son los grupos reposo intermedio, es decir grupos 5 y 6.

Para zonas más cálidas se pueden usar grupos más altos, en esas zonas hay mejor rendimiento de materia seca por hectárea. En el caso de las zonas más frías como Pilcaniyeu, Bariloche, Río Chico o Comallo, es donde se han obtenido mejores comportamientos en cuanto a rendimiento en los grupos con mayor latencia (5 y 6).

Permanencia de la alfalfa
La permanencia de la alfalfa es mayor en variedades de grupos 5 y 6 que en variedades de grupos más altos, sin latencia invernal. Es decir va a estar más años produciendo en el lugar sin necesidad de hacer resiembras.

Hemos evaluado alfalfas de 10, 15 y hasta 20 años de permanencia. Esto no es tan importante en otras zonas donde la rotación de cultivos es rápida y no se va a tener más de 2, 3 y 4 años la alfalfa en el campo. Entonces, en este caso, una permanencia mayor no es una ventaja significativa. En nuestro caso si porque va a permanecer por mucho más tiempo..

¿Conviene sembrar en otoño o primavera?
Normalmente tenemos dos épocas de siembra: otoño y primavera. Antes hay que decir que las alfalfas pueden sembrarse en secano o con riego. En nuestra zona todas las alfalfas son bajo riego, entonces podemos sembrar tanto en otoño como en primavera. La diferencia es que con riego las siembras de primavera tienen una emergencia más pareja. En siembras de otoño se alarga en eltiempo en que la planta permanece de pequño tamaño, mas sensible al posible ingreso accidental de animales y liebres.

Respecto de las siembras de primavera hay que decir que la primera estación de crecimiento posterior a la siembra (verano) es prácticamente para que la alfalfa se implante. Esto es muy diferente de otras zonas más cálidas donde uno empieza ya a aprovechar la pastura al mes o mes y medio de sembrada. Nosotros, en generalel primer verano recomendamos no usarla, debemos ir observando el desarrollo del cultivo periódicamente.

En siembras de otoño podríamos llegar con una planta un poquito más grande al verano. De todas maneras como nuestro objetivo son varios años de permanencia con la alfalfa, lo ideal es que ese primer año nos dediquemos más que nada a cuidar el cultivo.

Plasticidad de la alfalfa
Tengamos en cuenta que una pequeña planta de 5 o 10 cm que nosotros vemos creciendo muy lentamente el primer año, va a llegar a rendir una corona. La corona es como una tortita que se va formando en el suelo, a partir de la cual la raíz de la alfalfa empieza a ir para abajo y de ese círculo van saliendo numerosos tallos. Nosotros podemos pensar que esa plantita no se va a desarrollar, pero si la cuidamos y evitamos el ingreso de animales podemos lograr una corona.

La alfalfa es una especie muy plástica, es decir que si hacemos un recuento de corona por m2 y tenemos entre 30 y 80 coronas el rendimiento va ser muy similar . Si tenemos menos números de corona, esa corona va a dar más números de tallos, mientras que si hay mas coronas, da menos tallos, más hojas, pero el rendimiento al final será prácticamente igual..

Cuando se observa una disminución muy fuerte del rendimiento puede deberse a varias causas: Mal manejo, poco riego o exceso de pastoreo o que la planta ya cumplió su ciclo.

Resiembra
Normalmente no se siembra alfalfa sobre alfalfa. Se hace una rotación de cultivos. Entonces posterior a la alfalfa elegimos algún verdeo que sea de interés por parte del productor (avena, centeno, triticale) y por 2, 3 o 4 años vamos a obtener cereales que también pueden ser cortados y enfardados y también dan un rendimiento en kilos de materia seca interesante. Probablemente no en la cantidad de la alfalfa, ya que la alfalfa es altamente productiva.

En nuestra zona podemos obtener en el año dos cortes de 4 mil o 5 mil kg . Es decir 10 mil kg de materia seca por hectareaEse sería el rendimiento objetivo en nuestra zona. Eso está directamente relacionado a la cantidad de agua de riego empleada.

En el Altovalle de Río Negro, por ejemplo, podemos llegar a tener 4 o 5 cortes de alfalfa anuales y llegar a los 20 o 25 mil kilos.

En el caso de los cereales podemos alcanzar entre 6 y 8 mil kg de planta entera para fardo en una estación de crecimiento por hectárea o incluso más.. Normalmente se cosecha en grano pastoso. Y esto lo hacemos dos o tres años, alternando la rotación del cultivo con el objetivo de volver otra vez a implantar la alfalfa tres a cinco años posteriores a haberla dado vuelta.

Sembrar la alfalfa con un cultivo protector
Es una práctica común y hay que evaluar en qué condiciones estamos para ver si se justifica o no. Un error muy común que solemos cometer es poner demasiados kilos de cultivo acompañante (avena o centeno). Esto termina compitiendo con la alfalfa por sitio, lugar, agua y nutrientes. No debemos pasarnos de los 20/40 kg por hectárea de cultivo acompañante y en caso de que tengamos cortinas forestales y buena disponibilidad de agua, perfectamente podemos sembrar la alfalfa pura. Muchas veces nos asustamos por la presencia de malezas en el cultivo de alfalfa (Como quinguilla) y lo vemos como una competencia. Mientras que como tenemos incorporado el concepto de cultivo acompañante, entonces decimos que el centeno no le compite. Hemos recomendado no usar herbicidas para quinguilla porque la alfalfa con buena provisión de agua tiene un crecimiento radicular que al año siguiente le compite perfectamente y la quinguilla queda abajo y la alfalfa se implanta sin ningún problema. No hay que asustarse por ver plantas pequeñas y pensar que no va a implantarse y entonces cerrar el riego o echar animales. Ahí tenemos un problema porque la alfalfa no va a tolerar la carga o la forma de comer (que tiene la chiva por ejemplo) y va a matar las plantitas. Si tenemos paciencia los cultivos al año siguiente lograrán implantarse por más que veamos plantas pequeñas.

Despunte
Considero que está bien dar un repaso con animales después del corte para la enfardada.. Muchas veces vamos a ver presencia natural de algunas forrajeras (como llanten por ejemplo)  y lo aprovechan también porque llegan a comerlo. El tema es hasta dónde pastorear el cultivo. Cuando la corona está bien implantada (una corona de 4 a 7 años) va a ser muy difícil matarla. Pero no es lo conveniente. Hay que dejar un remanente de 5 -10 cm como mínimo para que la planta tenga la suficiente capacidad de volver a producir el año siguiente y en alfalfas recién sembradas no pastorear

La siembra
Uno puede sembrar de diferentes formas, nosotros hemos colaborado con siembras al boleo, siembra con máquinas, etc.

La alfalfa se siembra muy superficial a no más de 1 cm de profundidad porque es una semilla muy chiquitita. Normalmente en siembras mecanizadas se puede reducir los kilos de semilla por hectárea. Por ejemplo 5, 6 o 7 kilos por hectárea.

En nuestra zona y con siembras de boleo preferimos utilizar cantidades mayores. 12-15kg de semilla por hectárea. (media bolsa de 25 kg aproximadamente). Al ser chicas las superficies de siembra el costo de la semilla no tiene tanto peso porque después esa alfalfa se va a prorratear por un numero extenso de años. Entonces es bueno gastar un poquito más en semilla. La semilla de alfalfa es cara, pero una densidad de siembra mayor tenemos más chances de tener una buena implantación. Después por propia competencia entre plantas de alfalfa se va a acomodar y vamos a tener esa densidad de plantas que necesitamos por más que algunas plántulas no prosperen.

Recomendamos no enterrar mucho la semilla. Si uno hace una siembra al voleo, normalmente preparo el suelo disqueando, le doy dos pasadas con rastra de disco, se puede acomodar un poquito más con una rastra de dientes y se siembra. Una vez que depositamos la semilla en el suelo, aplicamos el fertilizante (normalmente fosfato de amónico 50 kg por hectárea aproximadamente cuando los niveles de fosforo son bajos). Tapamos la semilla con una rastra de dientes dada vuelta o con un caballo y un palo atravesado o directamente con una malla sima de construcción. Eso deja la semilla tapada a ½ cm. Y después, a partir de ahí no deben ingresar animales los animales y comenzar con el riego.

Liebre
El daño por liebre puede ser muy importante. Sucede que la planta que comió la liebre no la observamos más y no podemos  evitar que entre al cultivocon el  alambrado como con otros animales.

Para liebre podría sembrarse un cultivo acompañante de bordura El cultivo acompañante también tiene como objetivo dar algo de forraje el primer año.

 

Precios de siembra  la alfalfa en relación a otros cereales
La bolsa de 25 kg anda en los 5mil pesos. Es un costo alto. Las semillas de cereales son más baratas pero tengamos en cuenta que se siembra a una densidad mucho mayor. Estamos usando aproximadamentetres bolsas de cereales de 40 kg para la siembra de una hectárea normalmente en esta zona.

El costo es 500 o 600 pesos de bolsa de centeno o avena por tres. Es un poco menos que media bolsa de alfalfa.

Riego
La principal herramienta es el riego y la disponibilidad de agua. Sin embargoLa alfalfa no tolera el exceso de agua, deben ser suelos bien drenados, con un mínimo de exploración de 1 metro. Cuando emergen los cotiledones en ese momento los riegos no deben ser exagerados. En ese momento la alfalfa resiste más la ausencia de agua que el exceso de humedad. Tampoco tenemos que dejarla mucho tiempo sin agua, es decir, que se deseque la planta.

. Es mejor dividir los riegos, hacerlos más frecuentes con una lámina menor de agua, así mantenemos húmeda la parte superior del suelo. La realidad es que a veces no se puede. Muchas zonas riegan por manto (consume más agua). En el caso de los riegos por aspersión lo que hay que tener cuidado, sobre todo, cuando la planta esta recién germinada es que el golpe de agua no descalce la planta. Si tenemos en cuenta estas cosas no tendremos mayores problemas. El cultivo de alfalfa es un cultivo muy noble y por algo es la principal reserva forrajera.

Lo que se intenta hacer es compensar la demanda del cultivo y del suelo y tenemos que dar en promedio una columna de agua de 5 mm por dia en los días de mayor demanda .

Acopio, enfardado y peletizado
Las alfalfas tienen un destino principal que es el corte y la reserva forrajera. Con pequeños productores hacemos experiencias de picado para reducir el volumen de acopiado o sino por corte hilerado y enfardado, que es lo tradicional. Cuando ya está enfardado es una reserva forrajera utilizada tanto para ganado ovino, caprino y vacunoOtra alternativa es el peletizado. Nosotros contamos cuna pequeña peletizadora. Difundimos el proceso, lo evaluamos. En otra regiones se produce pelet de alfalfa. Se puede comprar aca en Bariloche. La diferencia del aprovechamiento es que el pellet no tiene desperdicio , mientras que  en el fardo sí.

Hay que estar atentos a la calidad del fardo. Que no haya muchos palos y poca hoja. Eso depende del momento de cosecha y de los tiempos que se tiene el material hilerado a la espera de pasar con la enfardadora.

La alfalafa se corta en un 10 o 15 % de floración. En ese momento vemos pocas  florcitas violetas. No debemos pasarnos en el momento de corte porque pierde calidad. Una vez que lo cortamos lo secamos, lo hileramos y posteriormente lo enfardamos. La enfardada se hace a  20 % de humedad. O sea hay que dejarla orear. Los pelet también se hacen con una humedad de 12 o 15% Los cereales se cortan cuando el grano esta lechoso, pastoso, ese es el momento óptimo.

Para más información...:

Ing. Javier Ferrari
ferrari.javier@inta.gob.ar
Area de Investigación y Recursos Naturales
INTA Bariloche