Asistencia de técnicos argentinos en el combate de la langosta en Bolivia

Expertos del INTA y SENASA visitaron Bolivia con el objetivo de apoyar técnicamente el trabajo de control de plaga de la langosta voladora que se viene realizando en el país vecino.

Viernes, 10 Marzo, 2017

Los técnicos realizaron algunas recomendaciones puntuales en la mitigación de la plaga de las tucuras y la creación del programa de control de la langosta.

Eduardo Trumper del INTA, María Cecilia Catenaccio, José Diego Luque del SENASA, y Juan Pablo Kamatz, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), se reunieron con el Comité Técnico Interinstitucional, y dejaron en claro que no se pretende la eliminación del insecto sino lograr su control, sosteniendo “no existen recetas mágicas ni se trata de inventar la pólvora en la lucha contra la langosta sino que todas las acciones, fumigación aérea, aplicaciones terrestres, remoción de oviposturas y eliminación de ninfas, son importantes” por lo que se deben realizar monitoreos instensivos de la zona para realizar aplicaciones dirigidas con insecticidas.

Trumper, señaló “el control tiene que ver con el comportamiento errático de la plaga, el problema tiene dos planos, uno lo que ocurre con la manga de adultos, y el otro con los nacimientos de las ninfas que nos da un pequeño grado de acción, si no se encuentra la manga hay peligro que continúe la proliferación. En un territorio cuya fisonomía vegetal es el chaco, es poco probable que se detecte la manga. Se puede tener todos los medios pero no hay garantía de éxito. Hay que generar conocimiento de cómo se mueve y cómo funciona esta plaga”.

Los técnicos argentinos mostraron su predisposición de apoyar a Bolivia en la elaboración del Programa Nacional de Lucha contra langostas y el monitoreo, manejo y control de plaga que lleva adelante el gobierno boliviano.

Los componentes del programa son los siguientes: monitoreo y control; análisis y procedimientos de la información, estrategias de control y monitoreo, planificación estratégica de la normativa, control de gestión y planificación de acciones, investigación, validación y transferencia de tecnologías; investigación en medidas de control alternativos, validación de tecnologías, comportamiento de la plaga en el medio, ciclo biológico.

Análisis de la dinámica poblacional, capacitación y difución estableciendo una estrategia de comunicación basada en mantener informado al productor y a los técnicos.

Los profesionales argentinos se hicieron presentes en Bolivia debido a que luego de muchos años se encontró nuevamente una plaga de langosta voladora que afectaron cerca de 20.000 hectáreas de cultivos de maíz, de manera particular, y algunos lotes de soja.

Esta plaga se detectó en la zona cercana a Santa Cruz de la Sierra.