El CNIA celebró los 60 años del INTA

En un emotivo acto, las autoridades y el personal del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias celebraron los 60 años de INTA e hicieron la entrega de medallas a su personal.

Martes, 6 Diciembre, 2016

Dio las palabras de bienvenida Andrea Maggio, directora del Centro de Investigación para la Agricultura Familiar (CIPAF) y actual coordinadora del CNIA. “Como todos los años, el INTA hace el reconocimiento a su personal con la entrega de medallas.  Sin embargo, este es un año muy importante porque el INTA cumple 60 años y se celebra a su vez el bicentenario de la Independencia”, afirmó y llamó a reflexionar sobre el momento histórico que estamos viviendo.  “El 2016 fue un año con muchas dificultades, debates profundos y circunstancias que nos ayudan a reflexionar acerca de qué somos y hacia dónde vamos.” “En el INTA cuando aparece alguna dificultad nos unimos codo a codo, hacemos la autocrítica necesaria, para buscar la solución entre todos”, comentó.

Siguiendo a Maggio, “al CNIA se lo considera vidriera del INTA, pero más que eso es un motor que siempre está en marcha, hacia adelante”. Destacó trabajos realizados en el presente año, donde resaltó la búsqueda por parte del Consejo Técnico de la integración entre los centros y con otros. Como la Semana de la Ciencia en donde se acercó a las escuelas y a la comunidad en general los trabajos que se realizan en el CNIA, las visitas del Banco Mundial y Fontagro, y la conexión estratégica con los municipios de la zona. También citó la generación de equipos de trabajo en las diferentes áreas como tareas menos visibles pero que hacen a la integración del CNIA.

Luego hubo un minuto de silencio dedicado a los compañeros fallecidos en 2016: Marcelo Masana, Diego Soraire, Mariana Kade, Patricia Flores, Rómula Benítez, Matilde Villalba.

La jornada continuó con un panel de debate con referentes destacados de cada uno de los 4 centros.  Renée Fortunato del Instituto de Recursos Biológicos habló en reemplazo de Laura Bullrich por parte del CIRN, haciendo un repaso por su historia, estructura y logros más destacados, como la red agrometeorológica, los mapas de suelos, las variedades nativas y el banco de germoplasma, entre otros. Y finalizó diciendo “mirando a la Argentina 2030, vemos un Observatorio Nacional de Recursos Naturales y Ambiente Rural, en el marco de las redes de información científico-tecnológicas”.

Por parte del Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas (CICVyA), expuso Eduardo Botto, del Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola (IMyZA). Botto lleva 46 años en INTA, entró como estudiante y está muy cerca de jubilarse. “Referirme al INTA es como referirme a una gran familia”. Y agregó “Aprendí a venerar la gratitud de la gente”. Destacó logros del CICVyA como la Unidad de Genómica, los laboratorios de referencia internacional, las técnicas de transgénesis y el desarrollo de bioinsumos. “Estos logros han posibilitado que el INTA tenga un lugar de privilegio en la innovación tecnológica” y finalizó diciendo que “no se hubiera podido alcanzar sin el valioso aporte de sus recursos humanos”.

Mario Bogliani del Instituto de Ingeniería Rural habló en nombre del Centro de Investigación de Agroindustria (CIA). “No puede estar separado el agro de la industria”, aseguró. Brindó un panorama de la agroindustria a nivel local y habló de la inserción argentina, los problemas y oportunidades, y una mirada a 15 años del CIA, como “faro del sector científico-tecnológico, liderando las innovaciones”.  Citó algunas perspectivas para la gestión, la investigación y desarrollo, la transferencia y extensión, la vinculación tecnológica y la tecnología de futuro. “Debemos trabajar en la transversalidad con un objetivo en común, superando las diferencias y trabajando en equipo”, concluyó.

Por último, José Catalano, ex vicepresidente de INTA, y ex director del CIPAF, hizo llegar sus palabras al emotivo acto. “Como becario y extensionista hace 40 años, veo hoy lo que hemos logrado gracias al trabajo colectivo de todos nosotros”. Y agregó “hoy somos partícipes de un INTA fuerte, colectivo, más inclusivo”.

Luego se hizo entrega de placas conmemorativas al 60º aniversario de la institución para todo el personal de cada Centro del CNIA, la Gerencia de Servicios Complementarios y el Servicio Médico. También, se entregaron placas a las delegaciones gremiales APINTA, UPCN y ATE, y a la Delegación Castelar de la Fundación ArgenINTA.  De este modo, cada actor de este Centro Nacional cuenta con una referencia a este año especial.

La jornada concluyó con mucha emotividad, como se vive cada año, con la entrega de medallas al personal.  Este año fueron distinguidos:


Gerencia de Logística y Servicios

FIGUEROA, Lisandro Eduardo

25 años

Gerencia de Logística y Servicios

ZIMMERMANN, Sandra Claudia

25 años

Gerencia de Logística y Servicios

ROSSI, Alejandra Noemi

25 años

Instituto de Genética

MONTI, Aldo

25 años

Instituto de Virología

FARINON, Daniel Jose

25 años

Gerencia de Logística y Servicios

CISNERO, Silvia Mónica

30 años

Gerencia de Logística y Servicios

MOGLIE, Liliana Patricia

30 años

Gerencia de Logística y Servicios

SOTO, María Rosa

30 años

Instituto de Suelos

LAGHI, Jorge Alberto

30 años

CICVyA

RIOS, Enrique

30 años

Instituto de Genética

COLOMBO, Noemí

30 años

Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola

LECUONA, Roberto Eduardo

30 años

Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola

SAINI, Esteban Daniel

30 años

Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola

MISKOW, León Leonardo

30 años

Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola

TORRES, Juan Carlos

30 años

Instituto de Ingeniería Rural

PEREA, José Luis

30 años

Instituto de Ingeniería Rural

CARDOZO, José Luis

30 años

Instituto de Floricultura

SPATAFORE, Nélida Inés

40 años

 

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, organismo de vanguardia, desde el 4 de diciembre de 1956 cuando se creó, empezó a construir su historia con el espíritu visionario de “impulsar, vigorizar y coordinar el desarrollo de la investigación y extensión agropecuaria y acelerar, con los beneficios de estas funciones fundamentales, la tecnificación y el mejoramiento de la empresa agraria y de la vida rural”.  Decreto Ley 21680/56  

Durante la mañana, en el Complejo Paseo La Plaza, se realizaron los festejos organizados por INTA central donde estuvieron presentes el director nacional Héctor Espina, el presidente Amadeo Nicora y el vicepresidente Mariano Bosch, además se contó con la presencia del ministro de agroindustria Ricardo Buryaile y el secretario de agricultura Ricardo Negri.  Se realizaron transmisiones en directo con los centros regionales de Buenos Aires Sur, Chaco Formosa, Mendoza, San Juan y Patagonia Sur.

 

“El INTA llega a cada rincón del país”, enfatizó Espina.

Con más de 400 puntos estratégicos llega en el territorio que abarca las cinco ecorregiones de la Argentina (Noroeste, Noreste, Cuyo, Pampeana y Patagonia),  a través de una estructura que comprende: una sede central, 15 centros regionales52 estaciones experimentales, 6 centros de investigación , 22 institutos de investigación, y más de 350 Unidades de Extensión. Suma además dos entidades privadas creadas por la Institución en 1993, Intea S.A. y Fundación ArgenINTA, se suman para conformar el Grupo INTA

La organización y estructura permite atender las demandas del sector y da respuestas a las necesidades, desarrollando acciones de investigación e innovación tecnológica en las cadenas de valor, regiones y territorios para mejorar la competitividad y el desarrollo rural sustentable del país. Contribuye para que el campo crezca, para que la ciencia aporte generando conocimientos que permitan brindar soluciones aplicables.


Los esfuerzos del INTA están orientados a la innovación como motor del desarrollo e integra capacidades para fomentar la cooperación interinstitucional, generar conocimientos y tecnologías y poner al servicio del sector agropecuario y agroindustrial sus sistemas de extensión, información y comunicación. 

Desde su nacimiento ha recorrido un largo camino hasta hoy y su trayectoria da cuenta del prestigio alcanzado, nacional y mundialmente.