La educación, pilar para fomentar la conservación del suelo y el ambiente

Este año, Aldea Santa María fue sede la XXVI Fiesta de la Conservación del Suelo y XXI Fiesta Provincial. La jornada educativa, llevada adelante durante todo el día, contó con la presencia de más de 200 estudiantes de 26 escuelas primarias y secundarias de la zona, que se acercaron para compartir experiencias de aprendizaje a campo.

Por:
Stella Maris BEGHETTO
Lunes, 17 Julio, 2017

Este año, el lema propuesto por los organizadores de la 26° Fiesta Provincial de la Conservación del Suelo es “Vivimos en la tierra como si tuviéramos otra a donde ir”, cita que corresponde a Terri Swearingen.

La intención de la Comisión Organizadora, que lleva más de dos décadas organizando este evento, es motivar a los niños y los jóvenes sobre la importancia en el cuidado del suelo y el ambiente, entendiendo que son ellos quienes serán capaces de transmitir el mensaje a sus mayores, sus pares y generar hábitos de conservación perdurables en el tiempo.

El trabajo con los estudiantes durante la Jornada contó de dos instancias: un recorrido a campo, que incluyó la visita a un monte nativo y a un lote en producción y un trabajo en salón, donde elaboraron conclusiones y expresiones artísticas sobre lo observado a campo. Durante toda la actividad, los estudiantes contaron con la guía de estudiantes del Profesorado de Cerrito, quienes recibieron capacitaciones previas por parte de profesionales del INTA y de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER.

   

Durante el evento nos entrevistamos con María José Marnetto, extensionista de la Oficina Técnica del INTA María Grande e integrante de la comisión organizadora, quien nos comentó acerca de las instancias de capacitación de capacitadores con los chicos del Profesorado de Cerrito “Para preparar la jornada educativa, los organizadores del evento convocaron a profesionales de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER (FCA –UNER), del Grupo de RRNN y la OT María Grande dependientes del INTA para capacitar a estudiantes terciarios para la coordinación de las escuelas primarias y secundarias que asistieron a las actividades educativas”.

Este año el lema de la Fiesta hizo eje en la necesidad de cuidar el planeta Tierra, entendiendo la complejidad y amplitud de la problemática ambiental. Por ello, los profesionales convocados para la capacitación hicieron hincapié en el Cambio Climático y en el papel que desempeñan los bosques nativos y el suelo como secuestradores de dióxido de carbono, contribuyendo a la disminución de este gas de efecto invernadero e en la atmósfera. La capacitación estuvo a cargo de los Ings. Agrs. Silvana Sione, de la FCA – UNER, Marcelo Wilson, María Carolina Sasal y María José Marnetto del INTA Paraná y la colaboración de las Lic. Stella Beghetto y Mariela Seehaus. Participaron de la capacitación 25 estudiantes provenientes del Profesorado de Cerrito”.

Respecto al contenido de esos encuentros, Marnetto nos comentaba “La primera jornada, constó de dos presentaciones y un trabajo en taller. Una de las presentaciones estuvo a cargo de Silvana Sione y ahondó en el importante servicio ambiental que cumplen los bosques al capturar CO2 y almacenarlo, reduciendo de esta forma la concentración de este gas de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera”.

Luego, fue el turno de Marcelo Wilson quien enumeró los beneficios para la población de conservar los servicios ecosistémicos. En tal sentido, comentó sobre los efectos del cambio en el uso de la tierra en la región y las prácticas agronómicas para conservar suelo, agua y biodiversidad. Particularmente, profundizó en la sistematización de tierras a nivel de microcuencas y la necesidad de expandir la implementación de las terrazas vegetadas y su conexión con otros elementos lineales del agrosistema, como una práctica que permite integrarla conservación de los servicios ecosistémicos en nuestras zonas rurales”.


Para finalizar, la extensionista de María Grande nos explicaba que la capacitación a capacitadores también contó con un recorrido a campo con los estudiantes del profesorado. Esto nos explicaba “se recorrieron el lote y el monte donde se realizaron las tareas a campo el día de la fiesta. Wilson, Sione y Sasal asesoraron a los estudiantes terciarios en los métodos de muestreo de masa arbórea y suelo para que pudieran replicarla con los estudiantes de primaria y secundaria que visitaron la Aldea el pasado 6 de julio. En la segunda y última jornada de capacitación en el Profesorado de Cerrito, los estudiantes expusieron los aspectos didácticos en los que la información técnica se presentó a los estudiantes de nivel primario y secundario en la jornada de la Fiesta”.

En el marco de la Fiesta de la Conservación del Suelo también se realizaron Charlas Técnicas. Una sobre “Biodigestión: energía alternativa, un caso práctico” a cargo de los estudiantes de la Tecnicatura en Gestión y Administración de la Empresa Agropecuarias de Cerrito, quienes presentaron la posibilidad de autoabastecer energéticamente un establecimiento tambero a través de sus efluentes, y otra donde se presentó el libro “El Legado”, que cuenta la historia de los pioneros de la conservación del suelo.

La jornada educativa contó con la participación de más de 200 estudiantes de nivel primario y medio, coordinados por los estudiantes que participaron de la capacitación brindada por los profesionales del INTA y la FCA. Al cierre de la jornada se realizó el acto central, donde se mostraron los resultados del trabajo grupal de los estudiantes y se hicieron presentes autoridades locales, provinciales y del Colegio de ingenieros agrónomos de la provincia, quienes valoraron el trabajo realizado por los estudiantes y se comprometieron a promover los valores de la conservación.

Los organizadores de la fiesta otorgaron, como todos los años, gran importancia al trabajo a campo realizado por los chicos, entendiendo que al acompañar el conocimiento técnico con el contacto de los elementos de la naturaleza se logra mayor sensibilidad y conciencia sobre la conservación del ambiente.