Se realizó una reunión de validación de cartografía del Delta

El mes pasado tuvo lugar en el Instituto de Clima y Agua, una reunión de validación de cartografía, que contó con la participación de agentes de INTA Delta y del PNAGUA.

Lunes, 17 Julio, 2017

Durante la jornada, se presentó el área de estudio de cada uno de los PReT´s que coordinan Ignacio Gamietea -  Adrián González y la situación productiva a grandes rasgos y la trayectoria en utilización del pronóstico estacional de caudales y cartografía de susceptibilidad hídrica con los productores de la zona. Además se presentó la forma de obtención de la cartografía de susceptibilidad hídrica para el delta medio y superior del delta del río Paraná, la utilización de la herramienta a través de la página de GEOINTA. Se hizo validación de la cartografía y se analizaron conclusiones y trabajo a futuro.

Participaron Ignacio Gamietea, Javier Alvarez, Adrián González (INTA Delta), y Eduardo Flamenco, M. Gabriela Herrera, Nestor Barrionuevo, Aimé Espíndola, Cynthia Waldman, Natalia Castañeda, M. Gabriela Sepulcri (equipo de trabajo del PNAGUA: Estudio del impacto de escenarios futuros sobre los recursos hídricos. En lo que respecta a la caracterización del área de estudio, cabe destacar el delta medio y superior es mayormente ganadero, con muy poco nivel de infraestructura de endicamiento y manejo de agua. La zona de mayor influencia está comprendida entre el triángulo que forman el río Paraná Pavón, el río Ibicuy y el Paraná. A su vez, el área de estudio también se subdivide en la zona  más cercana a Ramallo (productores de grandes superficies, rondando en 3000-5000 ha.) y los ubicados en las proximidades de San Pedro (productores más pequeños).

Los productores no creían en el pronóstico como herramienta para la toma de decisiones. Llevó mucho tiempo poder establecer credibilidad sobre el mismo lograr que lo tomen en cuenta. Hoy en día cuentan con un grupo de WhatsApp donde van enviando información relevante y alertas a los productores. Los técnicos de delta mostraron imágenes reales de las inundaciones en la zona y lo asociaron a distintos niveles de altura en el río. Los productores organizados llegan a evacuar los animales del campo ante una advertencia, pero los chicos muchas veces sufren pérdidas por no contar con los medios suficientes para poder realizar la evacuación.

En este punto, los técnicos de delta hicieron mención de que la forma en que avanza el agua va cambiando a raíz de los cambios en el uso de la tierra y de la infraestructura creada para el manejo del agua. Por lo tanto es importante el agregado de imágenes nuevas a la cartografía para ir absorbiendo estos cambios.

En la validación preliminar, además de comparar el porcentaje de píxeles ocupados por agua en la imagen observada y en la cartografía, sería útil realizar una resta entre la imagen observada y pronosticada para evaluar en qué áreas hubo coincidencias y en cuales hubo subestimaciones y sobreestimaciones. Esto nos permitirá evaluar si hay áreas donde el mejor ajuste se repite o es independiente.

 Por lo expuesto en los resultados de la validación con puntos observados en terreno a través del Google Earth y Street View, encontramos que el escenario Muy Húmedo es el que mayor ajuste requiere debido a que el porcentaje de aciertos es muy bajo y existen muchas sobreestimaciones.

Asimismo, para evitar posibles errores por corrimiento de las imágenes, se evaluará en lugar del punto, el área de 9 píxeles alrededor del punto observado (3x3 píxeles). De esta manera se corroborará si hay mejor ajuste entre la cartografía y la mancha de agua observada al fin del período semestral (marzo y septiembre).

Sería de gran utilidad poder llegar a contar con la base de datos de productores georeferenciada que posee el SENASA. Habría que evaluar la forma de gestionar el listado. Ignacio va a realizar un trabajo de evolución del stock ganadero en la zona.

Como trabajo a futuro próximo, se planteó la posibilidad de reunir algunos productores con el objeto de elaborar un mapeo participativo, donde cada uno pueda establecer los límites de sus campos.  De esta manera contaríamos con datos reales de superficie para realizar la validación de la cartografía con datos reales a intervalos regulares. A través del contacto con los productores, podríamos obtener información de verdad de campo para poder validar la cartografía en distintas etapas de observación y escenarios hidrológicos. Para que la convocatoria a los productores sea exitosa, es necesario definir bien el motivo y la importancia de la reunión para que realmente asistan con compromiso. Se realizarán ploteos en tamaño A3 de los mapas de Google Earth con zoom para que los productores puedan ubicar y establecer límites aproximados de sus campos.

Asimismo plantearon que se puede citar a gente que trabaja como pescadores en las islas ya que conocen bien el recorrido del agua ante los distintos eventos hidrológicos. Quizás puedan separarse en dos grupos de trabajo para evitar conflictos y superposición de opiniones. Esta actividad se llevará a cabo durante el último trimestre, suponiendo el mes de noviembre, en San Pedro o Baradero.

 

Es importante mencionar que como parte de actividades propias del PReT, un grupo de técnicos planea realizar un análisis en los establecimientos porcinos de la zona, con lo cual será posible obtener los datos de latitud y longitud de las tranqueras de dichos establecimientos, número de hectáreas (son establecimientos chicos) y algún contacto del productor.