Visita a empresa francesa procesadora de aliáceas para consumo en fresco

Jueves, 26 Mayo, 2016
Sylvain Mazeaud de Condifrance y Lucía Ciotti de la EEA La Consulta INTA. Atrás ajo argentino empacado.

La Ing. Agr. Lucía Ciotti, becaria de la EEA La Consulta INTA, visitó el INTA LABINTEX Europa y junto al coordinador realizaron una visita técnica a la empresa CONDIFRANCE, en Beaumont de Lomagne, Capital del Ajo, en la nueva región de Languedoc-Rosellón-Mediodía-Pirineos. Esta vieja ciudad fundada en 1276  es conocida por sus ferias agrícolas y por la cultura del ajo blanco, que tiene desde 2008 una IPG (Indicación Geográfica Protegida). En Beaumont de Lomagne se realiza el Festival Anual del Ajo en el cual los visitantes tienen la oportunidad de conocer las prácticas de los productores locales de ajo. La organización que gestiona y defiende este origen es la Asociación de Defensa del Ajo Blanco de Lomagne ubicada en la ciudad de Agen, en la región de Aquitania. El ajo blanco de Lomagne se caracteriza por ser de un diámetro superior a los 45 mm, de 8 a 12 dientes de tamaño regular, color beige a crema con estrías violetas. Se produce con semilla certificada de las variedades Corail y Jolimont, de poblaciones tradicionales del blanco de Lomagne o con variedades de características similares.

CONDIFRANCE es una empresa que se especializa en la producción, empaque y comercialización de ajo, echalot, cebollas y condimentos. Sus compradores son mayoristas, corredores, y expertos de restaurantes y gastronomía no solamente de Francia, sino también de Europa. Ofrecen sus productos durante todo el año ya que cuentan con proveedores de todo el mundo, incluyendo a la Argentina, y particularmente Mendoza. Una característica de esta empresa es que sus productos se cosechan, seleccionan, preparan y empacan todo a mano, respetando las costumbres, tradiciones y el saber hacer de los productores locales. Esto les permite ofrecer productos excepcionales y diferenciados a sus clientes.

Sylvain Mazeaud, uno de los responsables técnicos de la empresa, comentó que el trabajo que se hace es todo manual. Los productores de ajo de la zona son muy pequeños. Si bien pueden contar con hasta 80 ha, la superficie de su propiedad que destinan al ajo es de alrededor de 1.5 ha por año. El resto se dedica a cereales (principalmente trigo) y oleaginosas (principalmente girasol) con los cuales realizan rotaciones. Uno de los productores de ajo de la zona visitados comentó que el ajo semilla es el costo más importante de todo el costo de producción. Otra particularidad es que los productores compran el ajo que utilizan como semilla y constituye el costo más importante del costo total de producción. Nadie utiliza el ajo propio para plantar. El ajo semilla es provisto por empresas especializadas que venden ajo semilla certificado y que es controlado por el Servicio Oficial de Control y Certificación de Francia (SOC: Service officiel de contrôle et certification).

Bruno Volontieri, propietario de CONDIFRANCE, italiano de nacimiento pero que vive actualmente en las afueras de París, ha visitado varias veces Mendoza comprando ajo. Según sus palabras, comenta que ha recorrido mucho el mundo en el tema de ajo y menciona que los que saben sobre el cultivo de ajo están en el INTA, y agrega que tiene mucho interés en probar las variedades de ajo del INTA en Europa.