Inicio

Roberto Oscar, Michelena

Se graduó de Ingeniero Agrónomo en el año 1970 en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. Obtuvo su maestría en Manejo de Cuencas Hidrográficas en la Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela en el año 1984. Dirije la maestría en Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas en UNLaP desde el 2005. Ejerce la docencia en la Universidad Nacional de La Plata, materia: Manejo Integral de Cuencas Hidrográficas. Y en la Universidad de Morón: Manejo y Conservación de Suelos.

Coordinación de Proyectos I+D

Participación en Proyectos I+D

Contenidos publicados en el sitio

El balance de nutrientes esenciales para las plantas, depende de las entradas y salidas del sistema en estudio. Smailing y Oenema 1998, propusieron un modelo denominado “black Box” para realizar balances en cultivos agrícolas. Las principales entradas son la fertilización, la mineralización de la materia orgánica, aportes por fijación biológica, aportes por descomposición de rastrojos y deposición atmosférica; mientras que las principales salidas del sistema se producen por exportación de nutrientes en grano, lixiviación y pérdidas debidas procesos de erosión.

Se presenta este documento como respuesta a la necesidad de redactar protocolos básicos sobre metodología de muestreo de suelo a campo, que sean de uso común para todos los investigadores que trabajan en esta temática en Argentina. Temas: carbono orgánico del suelo, estructura del suelo y agua del suelo.

El manejo y aprovechamiento del agua de lluvia en la tierras de secano (sin riego) es muy importante, considerando que 1 mm. de lluvia equivale a 1 lt/m2 o 100.000 litros por hectárea. En el aprovechamiento del agua de lluvia deben considerarse distintas etapas: captación, almacenamiento, conservación y uso eficiente.

La degradación de las tierras es el resultado de uno ó varios procesos que ocasionan la pérdida total ó parcial de su productividad. Estos procesos pueden ser físicos, químicos ó biológicos. Gran parte de las tierras agrícolas de la región pampeana, especialmente de la subregión Pampa Ondulada sufren algún tipo de degradación, siendo la erosión una de los mas importantes. La erosión hídrica es el proceso mediante el cual el suelo y sus partículas son separados por el agua.

El Instituto de Suelos ha desarrollado y adaptado: Métodos, Técnicas y Equipos para evaluar degradación, calidad y salud de los suelos Índices de Erosión y de Sellado, utilizando microsimuladores de lluvia. Construcción de Simuladores de lluvia, infiltrómetros, y permeámetros de laboratorio y campo.

La aplicación de medidas conservacionistas agronómicas, tales como labranza en contorno, cultivo en fajas o rotación de cultivos, deben combinarse con medidas mecánicas como terrazas, para obtener una adecuada protección contra la erosión de tierras cultivables.

Factores que determinan la erosión eólica (erosión por viento) condiciones ambientales: aridez ó semiaridez, vientos fuertes y persistentes suelos arenosos y de pobre estructura sobre explotación de la tierra exceso de labranzas que destruyen la estructura y reducen la materia orgánica destrucción de los agregados ó terrones superficiales destrucción de la cobertura vegetal (quema ó sobrepastoreo de pastizales y bosques). Labranzas en época de sequía y vientos fuertes uso del arado de reja y vertedera que no deja residuos vegetales en superficie. Usar labranzas verticales. Mal manejo del agua de lluvia y de los barbechos que producen suelos secos. Factor socio económico: tenencia de la tierra, falta de créditos, baja rentabilidad, precios, mercados

El trabajo incluye las distintas formas de degradación que afectan las regiones de la Argentina, tales como erosión hídrica y eólica, compactación, pérdida de materia orgánica y de fertilidad y salinización, entre otras. Se mencionan las prácticas de manejo y conservación del suelo, agua y vegetación para la prevención y control de estos fenómenos de degradación y las metodologías para la evaluación de la calidad y salud de los suelos

Páginas