Inicio

Alternativas tecnológicas innovativas para la aplicación de fitosanitarios.

Proyecto Específico Cartera 2009 - 2012
Resumen Ejecutivo

El control químico desempeña actualmente un papel preponderante en la protección de las cosechas. La generalización de este método, en detrimento de los controles biológicos y culturales, obedece a dos motivos fundamentales: la rapidez con la cual son llevadas a cabo las aplicaciones y a que es posible luchar contra prácticamente la totalidad de las plagas, debido a la gran cantidad de fitoterápicos a precios razonables que ofrece el mercado.
Sin embargo, el verdadero costo de un tratamiento químico supera ampliamente, en la casi totalidad de los casos, a la erogación necesaria para realizarlo. Pueden hallarse numerosos antecedentes de daños provocados a cultivos sensibles no objetivo, enfermedades profesionales de los operadores de máquinas pulverizadoras, aparición de resistencia específica, presencia de contaminantes en suelos, en cursos de agua superficial y subterránea y en los productos primarios obtenidos de la actividad agropecuaria, los cuales afectan la salud de las personas y comprometen seriamente la perdurabilidad del ambiente, ocasionando un perjuicio económico muy difícil de cuantificar.
En el contexto actual, quizás no sea posible retrotraerse a planteos productivos que utilizan bajos niveles de insumos y obtienen menores rendimientos, pero tampoco resulta racional continuar con un uso inadecuado de aquellos que conlleva a la obtención de alimentos a costa de la degradación de los agroecosistemas.
Surge entonces la necesidad de generar, difundir y emplear tecnología a fin de optimizar la utilización de los recursos disponibles para la producción. En el caso específico de la terapia química, el aumento en la eficiencia de aplicación de los plaguicidas implica lograr un mayor depósito del total de la mezcla pulverizada en el blanco a controlar y por ende reducir las dosis y la cantidad de tratamientos en el ciclo completo del cultivo, minimizando los indeseables efectos colaterales. Para alcanzar dicho incremento de eficiencia debe disponerse de técnicas de aplicación probadas y adaptadas a nuestras condiciones productivas, de un parque de equipos de distribución terrestre y aérea que resulte un medio válido para llevar a cabo los tratamientos y de operarios y responsables, involucrados en este proceso, con los conocimientos necesarios para alcanzar tal objetivo. El cumplimiento de estos requisitos constituye el primer propósito del presente Proyecto. Se espera que a partir de su realización pueda contribuirse al desarrollo de herramientas y conocimientos que mejoren la calidad de la distribución de fitosanitarios sobre los principales cultivos extensivos.

Contenidos publicados en el marco del proyecto

Favorable environmental conditions are often present in early hours of the day in order to obtain a good spraying. But in these circumstances the vegetal surface can be covered by dew. The objectives of this study were to determine the incidence of dew over leaves in the bioefficacy of glyphosate in Chenopodium album and verify if the adding of adjuvant in spray mixing modifies the effect of herbicide.

Spray drift is the movement of a pesticide through the air, during or after application, to a site other than the intended target. Drift is considered to be the most challenging problem facing applicators and pesticide manufacturers. One way to minimize drift is to use spray additives which increase spray droplet size. Drift control additives are a specific class of chemical adjuvant. In this research, five commercial and experimental adjuvants were evaluated in order to study which one had the best performance. They were: Rasa (organic compost of varied composition) at three concentrations, Rizospray Super liquido (soya lecithin + propionic acid) to 0.2 % and 0.4 % and Rizospray Antideriva (polyacrylamide), which were compared with pure water as reference. In order to do this a flat fan nozzle 8002 standard type was used at 0.70 m high in a wind tunnel.

El “detector inteligente de malezas” fue reconocido en 2014 por el programa Innovar como uno de los proyectos destacados de la última década.

El crecimiento de la Agricultura de Precisión en nuestro país es un hecho muy fácilmente perceptible, tanto desde el punto de vista de la superficie sembrada que se maneja bajo estos conceptos, como desde el crecimiento del número de empresas agropecuarias que la utilizan.

A partir del año 2004, el Instituto de Ingeniería Rural ha trabajado intensamente en el desarrollo de innovaciones electrónicas para el sector agroindustrial. Para ello, ha promovido la creación, equipamiento y ampliación del Laboratorio de Agroelectrónica, actualmente un espacio de referencia para la electrónica aplicada al agro a escala nacional.

INNOVAR cumple 10 años y el Detector de Malezas, innovación desarrollada en Ingeniería Rural y premiada en 2011, fue seleccionada entre los 40 proyectos destacados.

Cuando los granos se manipulan mecánicamente se generan nubes de polvo provenientes de las partículas depositadas sobre su superficie. Las concentraciones de polvo en el aire constituyen un riesgo potencial, afectando la salud de las personas y el ambiente.

En los últimos años el uso de fitosanitarios ha comenzado a ocupar un rol de vital importancia en el modelo agroproductivo argentino. Sin embargo, dentro de los productos fitosanitarios los herbicidas lideran el volumen de ventas.

Investigadores del IIR participaron de la jornada inaugural realizada en la Universidad de Moreno. Durante el encuentro se presentó la nueva orientación.

Año a año profesionales del IIR participan de este prestigioso evento. En este año se brindó un taller sobre Buenas Prácticas en el uso de agroquímicos.

Páginas