Atención a las problemáticas de los nuevos modelos productivos del Valle de Uco.

Proyecto Regional con Enfoque Territorial  Cartera 2013 - 2019
Resumen Ejecutivo

El territorio del Alto Valle de Uco (franja altitudinal mayor del Oasis Centro de Mendoza), ha venido experimentando importantes transformaciones en los últimos 15 años, que le otorgan características diferenciales respecto al resto del oasis productivo. Estas transformaciones han sido movilizadas principalmente por un gran cambio tecnológico en la producción de frutales, fundamentalmente en el cultivo de vid para elaboración de vinos finos, y por el avance de la frontera agrícola sobre áreas pedemontanas, ocurrido de manera desordenada, no planeada, y muchas veces sin adecuada previsión del impacto ambiental generado. Así, el área se distingue hoy por la generalización del monocultivo de unas pocas especies y por la alteración de aspectos claves en la dinámica del paisaje pedemontano, que incrementan la fragilidad propia de este ambiente.
El presente proyecto viene a cubrir aspectos que hasta el momento no eran adecuadamente atendidos desde la institución, ya fuera porque se lo hacía sólo mediante la aplicación de esfuerzos puntuales y escasamente articulados en el territorio, o porque directamente no podían ser considerados en el enfoque con que se venía implementando la estrategia institucional anteriormente.
Con el objeto de atender de manera sistémica las problemáticas agronómicas, ambientales y sociales que generan los nuevos modelos productivos establecidos en el territorio del Alto Valle de Uco, se propone una estrategia integrada por los cuatro componentes institucionales (Investigación y Desarrollo, Transferencia y Extensión, Vinculación Tecnológica, Relaciones Institucionales), en torno a cinco ejes de proyecto que sintetizan los principales desafíos y oportunidades que se revelan en el territorio, a partir de un análisis prospectivo con el horizonte en 2020. Los ejes de proyecto así definidos son: fragilidad ambiental, eficiencia en el uso de recursos, diversificación productiva con agregado de valor y diferenciación, manejo integrado de plagas y disponibilidad de mano de obra.
Respecto al primer eje de proyecto, las actividades planeadas se proponen generar, adaptar y difundir conocimientos y herramientas tecnológicas que contribuyan a moderar la fragilidad ambiental natural de territorio, desde la aplicación del enfoque agroecológico. En cuanto al segundo eje, desde un enfoque ecofisiológico se buscará generar y difundir criterios para la mejora en el aprovechamiento de recursos (agua y nutrientes) en diversos cultivos, que permitan incrementar los rendimientos en los mismos. Para el tercer eje, se propone estudiar alternativas productivas y de agregado de valor a los productos, que permitan aumentar la diversificación a nivel de fincas. Para el cuarto eje, las actividades propuestas procurarán evaluar métodos integrados para el control de adversidades sanitarias de creciente importancia en el territorio. Finalmente, para el quinto eje de proyecto, lo que se propone es implementar acciones para adaptar y transferir tecnologías que aumenten la productividad del trabajo.
La duración del proyecto se plantea a seis años, durante los cuales se obtendrán diez productos. Para el logro de ello, se consideran como herramientas estratégicas fundamentales a emplear los convenios institucionales preexistentes, los grupos de productores ya organizados, la articulación externa con otras instituciones y organizaciones que operan en el territorio, y la articulación interna con otros proyectos y programas institucionales radicados en el mismo.