Extensión y desarrollo rural

El sistema de extensión y desarrollo rural del INTA apoya procesos de intercambio de información y conocimientos para el desarrollo de las capacidades de innovación de los miembros de las comunidades rurales, urbanas y periurbanas. Asimismo, acompaña e impulsa a los productores para que sean competitivos en el ámbito de sus mercados, crezcan en un marco de equidad social y produzcan preservando el medio ambiente para futuras generaciones.

Para una mejor inserción en los territorios, el sistema cuenta con más de 330 unidades de extensión localizadas en todo el país. La Coordinación Nacional de Transferencia y Extensión es la responsable de orientar las estrategias y acciones implementadas por los Centros Regionales del INTA, entre ellas el Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (ProFeder).

Las acciones que se llevan a cabo en el ProFeder tienen como eje la transformación del sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial, la inclusión social, la seguridad alimentaria y el manejo sustentable de los recursos naturales. Para ellos se proponen diferentes estrategias de acuerdo a las características y demandas de las poblaciones con las que trabaja:

 

Con los productores medianos   Cambio Rural
Con los productores familiares   Profam
Con los productores minifundistas   Minifundio 
Con la población rural debajo de la línea de la pobreza   ProHuerta
Con múltiples actores sociales y sectoriales   Proyectos Integrados
Con la población local, distintos tipos de actores e instituciones del territorio    Proyectos de Apoyo al Desarrollo Local