19 de Marzo de 2017
Artículo de divulgación

29 de agosto: Día Nacional del Árbol

Esta festividad se celebra en varios países del mundo. La primera de ella se realizó en Suecia, en el año 1840.

Compartir
+A -A

En la República Argentina el principal impulsor de la actividad forestal fue Domingo Faustino Sarmiento (Presidente de la Nación de 1868 a 1874) que en un discurso subrayó: “El cultivo de los árboles, conviene a un país pastoril como el nuestro, porque no sólo la arboricultura se une perfectamente a la ganadería, sino que debe considerarse un complemento indispensable” y agrega: “La Pampa es como nuestra República, tala rasa. Es la tela en la que ha de bordarse una nación. Es necesario escribir sobre ella ¡Arboles! ¡Planten árboles!”.

La prédica de Sarmiento encontró eco treinta años después, cuando el 29 de agosto de 1900, el Consejo Nacional de Educación, en base a la iniciativa del Dr. Estanislao Zeballos, instituyó dicha fecha, en celebración al “Día del Arbol”, y cuyo festejo se concretó a partir de 1901.

El árbol es parte de los bosques y selvas, integra escenarios naturales, acompaña al hombre en los caminos y embellece las calles, plazas y parques de las ciudades.

El Árbol Forestal argentino es el quebracho colorado chaqueño (Decreto 15.190 del 21-08-56) que no debe confundirse con la Flor Nacional que recae en el Ceibo (Decreto N°138.974 del 2 de diciembre de 1942).

Desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), se realizan varios proyectos anuales en relación a los árboles, principalmente para que poder llevar adelante con ayuda de los avances de la tecnología, su correcta utilización, es decir, obtener de ellos tanto madera de buena calidad, como frutos o semillas, junto con el cuidado del medio ambiente, para no ocasionar daños futuros.

 

Más información:


Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina