31 de Agosto de 2012
Artículo de divulgación

Agricultura de precisión y tecnología de gestión de manejo por ambientes

Beneficios para la productividad y la competitividad de la cadena agroalimentaria de Argentina. Las máquinas precisas, con alta tecnología de complejidad, autoguiadas y que reaccionen en sus regulaciones según el ambiente marcarán las tendencias del mercado internacional y local de la maquinaria agrícola.

Compartir
+A -A

Contexto institucional

Las  acciones  que  INTA  viene  realizando  desde  mediados  de  los  90,  en  relación  a  la  Agricultura de Precisión, han sido abordadas por un proyecto institucional  que tiene  como finalidad  integrar  a  todos  los  actores  relacionados  a  la  temática en torno a una Red de Agricultura de Precisión.  La  constitución  de  la  red  de  intercambio potencia  el  crecimiento integral  de adopción  de  la Agricultura  de  Precisión,  permitiendo este ámbito ser un espacio de desarrollo  coordinado  de  la  demanda  hacia  el  sector de  fabricación  y  venta  de  máquinas  y  agro  componentes  precisos, mejorando  la  competitividad  global  de  la  industria  de  Maquinaria  Agrícola  de  alta  complejidad  Argentina.

También,  se  plantea  como  objetivo  generar  conocimientos  agronómicos  para  el  manejo de los  factores  de  la  producción  y  los  insumos  involucrados  en ésta, teniendo  en cuenta  la  información espacial y temporal  disponible y la  variabilidad de los ambientes, lo cual permite optimizar  el  manejo.

Otros aspectos impulsados  desde la  generación y uso de prácticas de  Agricultura de Precisión,  y de la  disponibilidad  de  gran  cantidad  de  información  georreferenciada,  será  facilitar  la  trazabilidad  de  los  procesos y productos en la producción agropecuaria,  dando  posibilidad  a  la  gestión de precisión.

En un sentido más amplio, la  AP nos permite administrar  los  insumos  en  el  tiempo  y  en  el  espacio,  optimizar  la  logística  de  las  operaciones campo,  supervisar  el  trabajo  de  los  operarios, a campo,  supervisar  el  trabajo  de  los  operarios,  lograr buenas prácticas, manejar los riesgos de la  producción,  segregar  productos  diferencia-dos,  proveer  trazabilidad  a  los  productos  para consumo  humano  y  documentar  los  insumos  utilizados  para  cumplir  con  normas  de  protección ambiental.

En síntesis, la red liderada por INTA  pretende transformar  a  la  AP  en  una  herramienta de  utilidad  práctica que  beneficie  la  producción, productividad y competitividad de la  cadena de agroalimentos  de  Argentina y que se logre  con sustentabilidad   social   y ambiental.

Este  propósito  pone  en  evidencia  la  importancia  de intensificar la labor de "extensión"  del  proyecto Agricultura de  Precisión,  el  cual  ha  renovado  en  dos  Proyectos Específicos para los próximos tres años, mirando a  junio  del  2014.

 

Una herramienta tecnológica en permanente expansión

Las  acciones  desde  INTA  en  Agricultura de precisión, pueden ponerse  en  relación  con  la  evolución  de  la  adopción de esta temática, tomando como indicador la  venta de equipamientos. Las ventas se incrementaron de manera muy marcada (Cuadro  1)  y este crecimiento muestra evolución y adopción de cadauna de estas herramientas por el productor  argentino.

La  balanza  comercial  se  debe  nivelar mediante el crecimiento de las exportaciones, y  para  ello  la  Red  Agricultura  de  Precisión  es,  fue  y  será  estratégica;  el  mundo hoy  compra  máquinas automatizadas, sensorizadas (inteligentes), capaces  de facilitar el manejo de cultivos  e insumos por ambientes. Las máquinas competitivas tendrán  mucha  electrónica  e  informática  introducida  en  su  manejo  automatizado,  tendrán muchas prestaciones y eso incidirá  en un 15 a 25% del costo total de la  maquinaria; esto implica  asociativismo  industrial,  integración  empresarial  y  visión  global  de  las  necesidades.

La agricultura de precisión y  la  tecnología  de gestión  de  manejo  por  zonas,  han  mejorado  mucho en  los  últimos  15  años.  La  mayoría de  los agricultores  y  la  agroindustria  tienen,  de  una manera u otra, adaptadas al menos algunas de  las  tecnologías  de  agricultura  de  precisión.  Un  panorama  general  lo  muestra el Cuadro  Nº1,  el cual  fue  generado  con  datos  brindados  por  las empresas  proveedoras  de  estas  herramientas.

Algunos han  buscado  activamente  y  lo  incorporaron  a  sus  sistemas  de  gestión,  otros  han sido más pasivos, pero a medida que la  tecnología  se  ha  convertido  en  una  parte  del  procedimiento de operación estándar, se ha convertido en  una  práctica  común,  como  es  el  caso  del  banderillero  satelital  en  pulverizadoras,  el  cual comenzó a instalarse en las pulverizadoras que estaban  trabajando  y  actualmente  ya  salen  de fábrica  con  la  máquina.  En  este  caso  la  adopción fue  lineal  debido  a  sus  ventajas  directas  al  reemplazar el trabajo insalubre y rudimentario de los banderilleros  humanos  y  al  permitir  el  trabajo nocturno. Esta tecnología se encuentra instalada  en  el  95%  de  las  pulverizadoras  (Gráfico 3). 

Actualmente el desarrollo y fabricación  por parte de la  industria Argentina cubre  en un 30%  (Gráfico  2)  de  los  13.270 banderilleros que existen trabajando (Gráfico 1).

También  es  creciente  la  cantidad  de  sembradoras  cuyas  funciones  son  monitoreadas mediante  Controladores  de  Siembra.  Estos  equipos informan  sobre la  dosificación de semilla y fertilizante,  también  permiten  conocer  valores entre los que se destacan la velocidad de avance,  la  capacidad  de  trabajo,  la  densidad  de  siembra. También detectan anomalías en la entrega de semillas, dosificaciones menores o mayores al  objetivo,  o  cuerpos  obturados  que  no  entregan semillas.  Estás  ventajas  directas  sobre  la  performance de la maquinaria y del operario hizo que la  adopción  sea  inobjetable  llegando  al  201 1  con 15105 monitores en el campo trabajando,  siendo la  participación de la  industria  nacional de un 100% (Gráfico  2)  tanto en  el  desarrollo  como  en  la  fabricación.  La superficie  potencial  de  cobertura  con  esta  tecnología  es del 71% de la  superficie  cultivable  (Gráfico  3).

Lo que sigue en importancia  en cuanto a la adopción es el monitor de rendimiento en cosechadoras  que  mide  el  rinde  del  cultivo  y  que  combinados  con  un  GPS permiten  elaborar  un  mapa de rendimiento de cada lote, en tiempo real, en lugar  de la  habitual cifra promedio por hectárea.

La  evolución  ha  sido  destacable  tanto  en  su  con-formación  y  prestación  como  en  su  adopción, valiendo la  pena destacar la  importante  participación en el desarrollo y fabricación  de la  industria argentina.  Actualmente existen en el campo unos  8415  monitores de  rendimiento  con  mapeo (Gráfico  1),  de  los  cuales  el  30%  fueron desarrollados  y  fabricados  en  Argentina  por  diferentes  marcas  (Gráfico  2),  llegando  a  equiparar  en  calidad  y  prestaciones  a  las grandes marcas  importadas.  Actualmente  esa  cantidad de equipos alcanzaría para monitorear el rendimiento en el 66% de la  superficie cultivable del país  (Gráfico  3).

La  mejora  de  la  tecnología  de  GPS  y  la reducción de los precios ha ayudado a hacer la guía automática una realidad para muchas aplicaciones de campo. El Piloto Automático, de la misma forma que el Banderillero Satelital, tiene significativo  impacto  en  la  productividad  de  la maquinaria y del operario ya que guía al implemento de manera automática sobre una trayectoria  de  trabajo  predeterminada,  a  través  del accionamiento automático del sistema de dirección. Actualmente la tendencia de esta tecnología  es  automatizar  completamente  a  la  maquinaria hasta llegar  a un equipo totalmente  autómata,  de  lo  cual  ya  hay  antecedentes.  Actualmente en  Argentina  la  adopción  va  en  incremento siendo el precio insignificante si se toman en cuenta los  beneficios que esta tecnología  ofrece. En  Argentina la cantidad de equipos en funcionamiento  es  de  2800  (Gráfico  1)  unidades. Los fabricantes argentinos han desarrolla-do  esta  compleja  tecnología  y  actualmente  se encuentra en plena comercialización cubriendo el  10%  de  la  demanda  nacional  (Gráfico  2).  En  cuanto  a  la  aplicación  variable  de insumos,  desde 1997, fecha en la  cual se utilizó

por  primera  vez  en  Argentina,  hasta  hoy,  INTA  ha testeado  la  aplicación  de  esta  tecnología  obteniendo  muchos beneficios  de  índole  económico.

Hoy con  el  elevado  precio  de  los  fertilizantes  y  la gran  competencia  por  la  tierra  es  una herramienta  cada vez más adoptada incrementando  la  eficiencia en el uso de insumos y una buena alter-nativa  de  crecimiento  vertical.  La  cantidad  de equipos  aumenta  año  a  año  terminando  el  período  2011  con  una  cantidad  de  2710  (Gráfico  1)  sistemas  de  dosificación  variable  ya  sea  del  tipo hidráulico, mecánico o eléctrico. Esto está toda-vía en las primeras etapas de la adopción, pero promete  convertirse  en  una  práctica  común  en  el futuro  cercano, en la  medida de que el conoci miento,  la  práctica  y  la  tecnología  evolucione.

Existen  otras  herramientas  que  a  medida que la  evolución en el conocimiento  y  la  tecnología  lo  van  permitiendo  se  van  haciendo  cada  vez más  protagonistas  en  la  toma  de  decisiones, tales  como  las  herramientas  que  sirven  para  realizar  diagnósticos como la  rastra  de conductividad  eléctrica,  la  cual  mapea la  variabilidad  del suelo,  las  fotografías  aéreas  y  satelitales,  los sensores  en tiempo  real  que mapean la  condición en la  que se encuentra el cultivo como los sensores  de  índice  verde.  Todas  estas  herramientas  en  menor  o  en  mayor  medida  se encuentran  en  forma  comercial,  usadas  por empresas  prestadoras  de  servicios  para  la caracterización de lotes.  La información  general se puede utilizar como mapa base en la  realización  de  un  muestreo  dirigido  por  zonas  de  manejo  y con los  datos analíticos que arroja el laboratorio  se  caracteriza  cada  zona,  atribuyéndole  las propiedades  físico  químicas  que  luego  sirven como  apoyo  para  la  toma  de  decisiones  en  el manejo  de  los  insumos.

Monitor  de  proteína,  aceite  y  humedad:

Facilita la información acerca de la calidad para la  segregación  de los  granos en silos  separados según  el  porcentaje  de  proteína  que  posea,  lo cual,  mejoraría las  condiciones  de comercialización  para  los  productores  y  para  la  industria.

Con respecto  a  las  novedades  en  comunicación, Internet  y Telefonía celular  tienen  un rol  importante  en  la  Agricultura  de  Precisión.

Estas tecnologías  eran  novedad  hace 15  años atrás,  pero  ahora  la  mayoría  de  nosotros  no  puede  recordar  cómo  era  la  vida  antes  de  la  comunicación  instantánea en  todo  el  mundo y  el  acceso inmediato  a  una  increíble  riqueza  de  información.
Hoy no solo es posible visualizar qué está pasando  en  nuestro  campo,  sino  que  también podemos  comandar  a  los  equipos  a  través  de Internet y del teléfono. Con un simple mensajito de  texto  podemos  por  ejemplo,  activar  un  equipo de riego,  podemos tener  acceso a los  mapas de rinde,  a  los  mapas de  aplicación  y  siembra  en tiempo  real  a  través  de  Internet,  a  través  de cámaras  podemos  ver  lo  que  pasa  en  el  establecimiento  en  cualquier  momento  y  en  cualquier parte  del  mundo. Pero  tenemos  que  mantener los  ojos abiertos, porque  la  innovación  está en una  pista  mucho  más  rápida  hoy  en  día.  La  mayoría  de  las  invenciones  y  los  servicios  que  guiarán nuestras  actividades  diarias  en  10  años,  ni siquiera  se  piensan  en  la  actualidad.

Otro punto son los  softwares,  con la  capacidad de localizar información geográfica y construir  una  base  de  datos  detallada  de  los  recursos, las  actividades del campo, las observaciones,  los  insumos  y  la  producción.  El  SIG  es  la base del manejo por ambiente. La capacidad de crear  registros  que definen la  variabilidad  dentro del  campo  crea  la  oportunidad  de  variar  el  manejo  agronómico para adaptarse mejor a las  necesidades  del  campo.  La  economía  también  puede ser refinada a una menor escala para evaluar el impacto  en la  eficiencia y  la  rentabilidad  en cada lugar  del  lote.

Los softwares SIG han evolucionado notablemente en los últimos 15 años. Los softwares en general han mejorado en el poder y características  para un uso más sencillo. Hemos aprendido la  manera de integrar  las  diferentes capas de  datos  de  manera más eficiente.  Las  bases  de datos de recursos,  tales  como estudios digitales de  suelos  y  la  información  del  clima,  han  sido desarrollados para ayudar a interpretar la variabilidad de otras capas de datos.
La mayoría de los  agricultores  de  punta,  sus  asesores,  los investigadores,  han  aprendido  a  utilizar  estas herramientas  para  la  toma  de  decisiones  y  se  percibe  en  la  cada  vez  mas  creciente  convocatoria  a los  cursos  que  se  llevan  a  cabo  cada  año  en INTA Manfredi, en donde los cupos de los talleres  que  se  realizan  para  este  tipo  de  capacitación se agotan en pocas semanas a partir de la apertura  de  la  inscripción.

La visión  que poseemos del software, es la de que va a ser la  única ventana hacia nuestro establecimiento,  es  decir  que  a  través  de  él  podemos manejar todo  y  todo  lo  que  esta  pasando  en  el  campo  lo  vamos  a  poder  visualizar  desde  la PC, integrando  la  actividad agrícola, ganadera y de  producción  de  leche,  se  puede  medir  todo, cualquier factor determinante se puede mensurar  y transmitir,  desde lo  que produce cada vaca cada  vez  que  entra  en  la  ordeñadora,  lo  que comió, los kg que aumenta el ganado de carne, la  temperatura  del  silo,  las  condiciones  climáticas, etc., etc., se puede medir, transmitir y registrar en tiempo real, y la  evolución del automatismo  va  a  permitir  comandar  todo  el  establecimiento  a  través  de  la  PC.

La  tecnología  sigue  avanzando  y  da  la  impresión de que lo  hace más rápido que la  agronomía.
El INTA  en conjunto  con  las  organizaciones agrícolas, empresas privadas y productores tratan de mantener un sólido programa de capacitación y apoyo a quienes se inician en esta tecnología a la vez que va de la mano con la aparición  de nuevas tecnologías  para realizar  investigaciones adaptativas.  También colabora con las empresas en el desarrollo y adaptación haciendo  de  nexo  interdisciplinario,  es  decir,  une  la  electrónica, la mecánica, la tecnología espacial y la agronomía  para  lograr  un  producto  de  alta  tecno logía  que  respalde  el  trabajo  en  el  campo.

• Ver más información en: Criterios básicos para delimitar zonas de manejo

Descargar documento Agricultura de precisión

Referencias