01 de Marzo de 2021
Artículo de divulgación

Análisis participativo de los riesgos climáticos

Familias de la Agricultura Familiar en Argentina y Colombia realizan análisis participativo de los riesgos climáticos de sus regiones, y cómo esto los afectó en la producción de alimentos. Percepciones y apropiación de conceptos de análisis sobre el cambio climático.

Compartir
+A -A
Análisis participativo de los riesgos climáticos

El diálogo y los encuentros entre las familias productoras y los equipos técnicos del proyecto Resilientes son la base para el co-diseño de medidas de adaptación frente al cambio climático.

Resilientes es un proyecto ejecutado por el INTA (Argentina) y el CIPAV (Colombia), financiado por el programa EUROCLIMA+ Producción Resiliente de Alimentos. Comenzó en junio de 2019 y se extenderá hasta diciembre de 2021. El objetivo de Resilientes es aumentar la capacidad adaptativa de 190 familias en áreas de alta vulnerabilidad y lograr soluciones frente a los efectos negativos del cambio climático.

El proyecto se desarrolla en la región colombiana de Caquetá, en Traslasierra (Córdoba), en Patagonia Norte y el Cinturón Hortícola Platense. Se trabaja junto a 190 familias en el co-diseño e implementación de medidas de adaptación para seguir produciendo alimentos en sus lugares.

 

Mirada colectiva a los cambios del clima

Riesgo climático

¿Cuáles fueron los principales eventos climáticos de los últimos años?, ¿qué pasó durante y después de los eventos climáticos señalados?, ¿cómo los afectó?, ¿qué recursos tuvieron para hacer frente? ¿qué hicieron frente a estos impactos?, ¿qué deberían hacer si vuelve a pasar?  

Estas preguntas inauguraron el diálogo con las familias productoras que participan del proyecto Resilientes. Se realizaron 13 talleres de percepción del cambio climático en los cuatro sitios de intervención. El desarrollo de estos talleres responde a la primera meta que se propone el Proyecto y que se estructura en tres grandes etapas

La base del desarrollo de estos talleres es “traducir” el concepto de riesgo climático del IPCC-AR5  y utilizarlo en el ámbito de la agricultura familiar; es decir el aporte innovador es justamente el apropiarse de conceptos con jerga y lógica internacional, abstracta para transformarlos en el terreno a conceptos entendibles y aplicables en contextos de cercanía. 

A partir de una guía que desarrolló GIZ con EURAC se diseñó un procedimiento metodológico de cada encuentro que se adapta a cada área de intervención.  Metodología y herramientas que facilitan el análisis sistemático de las causas de los riesgos climáticos que las familias enfrentan y orientan la toma de decisión sobre medidas de adaptación más efectivas.

En todos los talleres se hace una introducción sobre qué es tiempo, clima, variabilidades climáticas y cambio climático. Luego se desarrolla una línea de tiempo, reconstruyendo eventos climáticos y tendencias en los últimos por lo menos 30 años. Los equipos técnicos preguntan por eventos y tendencias que los participantes escucharon de sus padres y abuelos para generar un entendimiento en conjunto sobre cuáles y qué son los cambios en el tiempo y en el clima.

Técnicos y familias reflexionan en conjunto sobre el concepto del riesgo climático con sus diferentes dimensiones (amenaza, exposición, vulnerabilidad) a través de dibujos y reflexiones junto con las familias. En base a preguntas guía para describir cada dimensión y se discuten las diferentes exposiciones de las familias frente a las amenazas. Luego se debate sobre las sensibilidades, entendidas como factores negativos y se valorizan las capacidades adaptativas que son los factores que pueden ayudar a adaptarse a los impactos que generan las amenazas.

Por lo cual, con estos talleres se logra entender que el riesgo climático no solo es la amenaza climática, sino que depende de muchos otros factores, como económicos, sociales y ambientales; y permiten introducir el cambio climático en la agenda de las organizaciones y comunidades, a partir de conectarlo con problemáticas no-climáticas, ya identificadas por cada grupo, como la pérdida de biodiversidad o el uso excesivo de agroquímicos.

 

 taller Taller Resilientes 

 

Encuentros y percepciones

riesgo climático 023 talleres se desarrollaron en el área de intervención de La Plata con más de 50 familias de tres organizaciones: la Asociación 1610 de Florencio Varela, el MTE-Rama Rural de La Plata y la Unión Trabajadores de la Tierra (UTT) de Poblete. 

7 se desarrollaron en Patagonia Norte. 70 familias de distintos sitios: Pilquineyeu del Limay, Camallo, Limay Centro, Cerro Alto, El Chiful (Río Negro); Loncopue y Covunco (Neuquén).

1 taller con tres comunidades de Champaquí, Nono y San Javier se desarrolló en Traslasierra, Córdoba. Participan del proyecto unas 40 familias

2 talleres se llevaron a cabo en el Piedemonte Amazónico de Colombia, en los municipios de Belén de los Andaquíes y en Albania (Caquetá) en los que participaron 50 familias. 



 

AI La Plata

En el área de La Plata se realizaron 3 talleres de percepción que se llevaron a cabo por el grupo de profesionales del IPAF Región Pampeana, junto a técnicos de la Agencia de Extensión Rural (AER) La Plata.  En estos encuentros participaron 3 organizaciones de productores familiares (UTT, MTE, 1610) del cinturón hortícola de La Plata.

Las familias se emplazaron en las localidades de La Florencio Varela, La Plata y Poblet, iniciando sus actividades productivas en las décadas de los ‘80, ‘90 y 2010 respectivamente. En esta región, el riesgo climático general que surge de los talleres es la “pérdida de cultivos” y se identificaron 7 cadenas de riesgo, en donde se observa que los efectos de las temperaturas elevadas, granizos e inundaciones agravan los problemas derivados del modelo de producción intensivo bajo cubierta y de la falta de acceso a la tierra.

 

AI Patagonia Norte

En el AI Patagonia Norte se realizaron talleres participativos con cada una de las 7 localidades abordadas aproximadamente durante diciembre 2019 y enero-febrero 2020. Para el análisis de riesgo climático se siguieron las recomendaciones de la Agencia de Cooperación alemana GIZ y EURAC (2017), basado en el quinto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), donde participaron aproximadamente 130 personas que representan 70 unidades hortícolas-ganaderas de agricultura familiar.

El anclaje territorial se logró mediante las Agencias de Extensión Rural del INTA en Bariloche, en Ing. Jacobacci, en Picun Leufú y en Zapala (De Pascuale et al. 2020). Se introdujo brevemente acerca de qué es el clima, la variabilidad climática y el cambio climático. Luego, se desarrollaron líneas de tiempo identificando eventos y tendencias climáticas durante los últimos 30 años, explicando así el concepto de riesgo climático con sus diferentes componentes, mediante dibujos y generando reflexiones con las familias.

Mediante un trabajo facilitado por personal técnico del INTA, se trabajó en la identificación y descripción de factores para cada uno de los componentes del riesgo climático: amenazas climáticas en la región, exposiciones, sensibilidades entendidas como negativas. Finalmente, las familias propusieron posibles medidas de adaptación como respuesta a los riesgos climáticos previamente identificados, que derivaron en la confección de cadenas de riesgo. 

 

Riesgo climático 03

AI Córdoba

Durante los meses de noviembre 2019 y marzo de 2020 se realizaron talleres en la comuna de Chancaní, las comunas y municipios de Nono y San Javier, con productores y gobiernos locales. Asimismo, se realizaron visitas/jornadas a campo de más de 40 familias rurales de la zona del Chaco Árido (información disponible en informes Euroclima+). Donde se realizó un análisis de temperatura promedio y precipitaciones, los eventos extremos que dan lugar al aumento de la racha seca invernal, la severidad de las sequías y la frecuencia de olas de calor que vienen afectando las metas de desarrollo para la región.

Los talleres permitieron obtener la percepción de las familias sobre la variabilidad climática de la zona, identificando el peligro, exposiciones, vulnerabilidad (sensibilidad y capacidad adaptativa) y el riesgo.

 

AI Colombia

Durante los meses de febrero y marzo del 2020 se realizaron los talleres sobre análisis de riesgo climático siguiendo la metodología del quinto informe del IPCC. Estos talleres permitieron obtener la percepción de las familias ganaderas sobre la variabilidad climática de la zona, identificando el peligro, exposiciones, vulnerabilidad (sensibilidad y capacidad adaptativa) y finalmente el riesgo.

Adicionalmente, se identificó las medidas de adaptación al cambio climático a nivel de los talleres y propuestas a partir de la experiencia y conocimiento de los técnicos.

 

talleres 

 


 

Referencias

Personas involucradas extra INTA
Euroclima+
Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Colombia