21 de Septiembre de 2016
Informe

Análisis sanitario y calidad de semillas de soja de la campaña 2015/2016 en la Región Pampeana Central.

El objetivo del presente trabajo fue determinar el vigor y poder germinativo, porcentaje de daño comercial, contenido de aceite y proteína e identificar y establecer la frecuencia de los hongos presentes en 50 muestras de semillas de soja cosechadas antes del temporal de abril y 61 muestras después del temporal. Las 111 muestras de semilla provenían de campos de productores del norte de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, y sudeste de Córdoba

Compartir
+A -A
Autores

Silvia Graciela DISTEFANO

, ,

Elda Noemi PESARESI

,

Martha Beatriz CUNIBERTI

, ,
Proyectos

El mes de abril de 2016 se caracterizó por eventos meteorológicos extremos y muy alejados de los valores normales para la época. Las precipitaciones, durante este mes afectaron la  producción  de soja en las provincias de  Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba,  particularmente la franja este de esta provincia. Buenos Aires, Chaco, Santiago del Estero y Corrientes, donde también se registraron temporales, presentaron menores impactos en su producción. Condiciones semejantes de intensas lluvias y temperaturas templadas se habían registrado hacia fines de marzo de 2007 en el  norte de Buenos Aires, centro-sur de Santa Fe y sur de Córdoba, que también repercutió en la calidad del grano de soja. Para dicha campaña, la soja de primera fue la más afectada por el temporal por el retraso de la cosecha debido a la falta de piso y el mal estado de los caminos que imposibilitaron el acceso de las cosechadoras y camiones a los campos, presentando granos partidos, quebrados, brotados y manchados.

La precipitación acumulada en Marcos Juárez para el mes de abril de 2016 fue de 143 mm superando en 66 mm a la media histórica. Febrero también fue un mes complicado con 217 mm, 109 mm más que el promedio histórico.

En el cultivo de soja, los niveles de infección de semillas con patógenos están principalmente determinados por condiciones ambientales, especialmente temperatura y humedad durante el período de floración a madurez. Cuando la cosecha se retrasa, la calidad de la semilla disminuye y este deterioro se agrava con condiciones ambientales favorables para la acción de algunos hongos. Esta presencia de patógenos en la semilla de soja puede causar pérdidas de rendimiento y/o disminución de la calidad comercial del grano. Además, si el grano infectado se destina a semilla, el resultado serán lotes con menor número de plantas y/o con plantas débiles que luego toleran menos la acción de otros patógenos o los efectos de factores ambientales adversos.

Los hongos pueden estar localizados interna o externamente en la semilla, o como contaminación  concomitante, mezclados con la semilla. Los hongos pueden provocar podredumbres, necrosis superficiales, manchas, granos chuzos, esclerotización, disminución del poder germinativo y del vigor de las plántulas, así como alteraciones fisiológicas. Dichas alteraciones incluyen el deterioro de las reservas alimenticias (contenido de proteínas, aminoácidos y aceites) y la producción de micotoxinas.

La disponibilidad y distribución de semillas con buena sanidad y calidad constituye uno de los factores más importantes para obtener una mayor productividad del cultivo. Para minimizar problemas en la implantación y evitar la introducción de patógenos en lotes de producción, es importante conocer dichas características en las semillas que se utilizarán en la próxima siembra.

El objetivo del presente trabajo fue determinar el vigor y poder germinativo, porcentaje de daño comercial, contenido de aceite y proteína e identificar y establecer la frecuencia de los hongos presentes en 50 muestras de semillas de soja cosechadas antes del temporal de abril y 61 muestras después del temporal. Las 111 muestras de semilla provenían de campos de productores del  norte de la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, y sudeste de Córdoba.

Los análisis de sanidad se realizaron mediante la técnica de “Blotter test” (Machado et al., 2002). Para ello se utilizaron bandejas plásticas medianas conteniendo 10 grs. de algodón, 40 ml de agua estéril y doble hoja de papel. Las semillas se desinfectaron con hipoclorito de sodio y alcohol durante un minuto. En dichas bandejas se sembraron 100 semillas y se realizaron dos repeticiones por cada muestra. Las bandejas se incubaron en estufa a 25°C en alternancia de luz y oscuridad durante 7 días, procediendo a la lectura.

Fusarium spp y Cercospora kikuchii fueron los hongos encontrados con mayor frecuencia en las muestras tanto antes como después del temporal. Fusarium se detectó en el  92,8% de las muestras antes del temporal y en el 100% después del temporal, mientras que Cercospora kikuchii se encontró en el 68 y 69% respectivamente. Los otros hongos que siguieron en importancia fueron: Aspergillus, Alternaria y  Phomopsis. El porcentaje de prevalencia de Phomopsis fue de 52,7% después del temporal, muy superior al 19,6% determinado antes del temporal. El máximo nivel de prevalencia de Fusarium se había detectado en las campañas 2006/07 (42%) y 2013/14 (76%), donde también se registraron abundantes precipitaciones durante la  maduración del cultivo con el consecuente atraso de la cosecha de numerosos lotes.  Para el caso de C. kikuchii causante de la “mancha púrpura” de la semilla se encontró, en dichas campañas, con prevalencias del 80 y 85% respectivamente, mientras que en la presente fue de 69%, probablemente difícil de observar por la rapidez del crecimiento de Fusarium en los “blotter test” realizados. C. sojina, causante de “mancha ojo de rana” no se detectó en ningún caso y muestra una tendencia decreciente desde la campaña 2009/2010.  

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Córdoba
    • Marcos Juárez