23 de Abril de 2015
Artículo de divulgación

Aplicación biotecnológica del lactosuero para alimentación animal

En una línea de trabajo realizada en conjunto por investigadores de INTA e INTI se desarrolló un proceso para transformar el permeado derivado del suero lácteo en biomasa de levadura y así revalorizar estos subproductos de la industria quesera y generar materia prima de mayor valor agregado —en este caso utilizable como complemento de alimentos para animales—. Además esto permitirá generar un destino seguro para este subproducto (al ingresar en un mercado más independiente de las fluctuaciones de precios internacionales del suero) y disminuir notablemente la contaminación ambiental.

Compartir
+A -A

El suero lácteo es la fracción de la leche que no forma una materia sólida (no precipita) en el proceso de elaboración de quesos, y que representa entre el 80 y 90% del volumen total de la leche que entra en el proceso de elaboración. Si bien en los últimos 50 años se han ensayado varias posibilidades para la explotación de suero de queso, aproximadamente la mitad de la producción mundial aún no se trata ni se aprovecha para obtener productos de mayor valor agregado. Esta situación genera, por un lado, el desaprovechamiento de una materia prima que contiene alrededor del 50% de los nutrientes de la leche original. Una opción es la aplicación de tecnologías de membrana (ultrafiltración y nanofiltración) para separar las proteínas del lactosuero y así poder comercializarlas. Sin embargo, este proceso nos deja el permeado; un subproducto conformado la lactosa, las sales y el líquido que conformaban el lactosuero. La lactosa es el principal componente del permeado y le confiere un alto poder contaminante debido a que es un azúcar con alta demanda bioquímica de oxígeno.

Teniendo en cuenta estas cifras, la iniciativa impulsada por expertos de INTI e INTA de transformar el permeado en biomasa de levadura permitirá revalorizar estos subproductos de la industria quesera y generar materia prima de mayor valor agregado —en este caso utilizable como complemento de alimentos para animales—. Además permitirá generar un destino seguro para este subproducto (al ingresar en un mercado más independiente de las fluctuaciones de precios internacionales del suero) y disminuir notablemente la contaminación ambiental.

Nada se pierde, todo se transforma

Las aplicaciones biotecnológicas relacionadas al aprovechamiento del permeado se basan en la bio-conversión de sus componentes. Para ello se realiza el cultivo aeróbico de microorganismos sobre un medio de cultivo a base de permeado, lo cual reduce entre un 90 y un 95% la demanda biológica de oxígeno (DBO) y permite obtener bio-ingredientes con un alto valor agregado para la industria alimentaria.

Los profesionales a cargo del desarrollo utilizaron las levaduras del género de Kluyveromyces, ya que son consideradas entre las más adecuadas para la transformación de la lactosa del permeado. A la vez, son microorganismos de gran interés industrial por su capacidad para producir biomasa o metabolitos como enzimas o etanol, que tienen un mayor valor agregado. Las cepas de levaduras de las especies K. marxianusK. lactis utilizan la lactosa como fuente de carbono y la convierten en biomasa de levadura.

La biomasa obtenida contiene entre 48 y 52% de proteínas, con una composición equilibrada de aminoácidos esenciales, además es rica en lisina y vitaminas del grupo B, y se utiliza principalmente como complemento en alimentación animal. De este modo, se puede dar valor al lactosuero generado por las industrias lácteas y a sus derivados, y así reducir el problema de contaminación que ocasiona este subproducto al ser volcado en el ambiente.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Rafaela