05 de Diciembre de 2018
Artículo de divulgación

Aportes para la iniciativa 4 x 1000

En el XXVI Congreso Argentino de la Ciencia del Suelo, INTA presentó sus avances en relación a la incertidumbre por las reservas de carbono en el suelo y la sustentabilidad de los sistemas de cultivos en la región pampa ondulada. La “Iniciativa 4 por mil: suelos para la seguridad alimentaria y el clima” tiene como objetivo mejorar las reservas globales de carbono en el suelo en 0,4% por año en los primeros 30 centímetros de profundidad, a través de la implementación de prácticas agrícolas adaptadas localmente que permitan compensar las emisiones globales de gases de efecto invernadero generado por la actividad humana.

Compartir
+A -A
Unidades
Proyectos

Luego de cuatro años de trabajo en los que se introdujeron cultivos de cobertura en los suelos degradados por el monocultivo de soja, la reserva de carbono pasó de 52 a 58 Mg ha-1 para una masa  de suelo de 3860 Mg ha-1. La implementación de la pastura temporaria (en tres años) en suelos bajo rotación aumentó el carbono en el suelo desde 51 a 59 Mg ha-1 con antecesor Maíz-Trigo/Soja y desde 54 a 58 Mg ha-1 con antecesor Trigo/Soja, para una masa de suelo de 3470 Mg suelo ha-1.

Las tecnologías aplicadas superaron ampliamente la meta propuesta por la “Iniciativa 4 por mil”. Sin embargo, estas elevadas tasas de secuestro de carbonoestán condicionadas por el tiempo del estudio, con lo cual la continuidad del trabajo se hace necesario para encontrar un nuevo equilibrio en las reservas.

La evaluación de alternativas productivas, como el cultivo de cobertura o la pastura temporaria, bajo siembra directa, permitió establecer el efecto positivo en el corto plazo en el almacenaje de carbono en el suelo, por encima de los estándares del “4 por mil”.

Las bases para el trabajo fuero los datos provenientes de los ensayos de larga duración de secuencias de cultivo en INTA Pergamino. Se analizaron los tratamientos de:

- Cultivo de cobertura de avena/vicia en suelo bajo monocultivo de soja.

- Pastura asociada con alfalfa y festuca, manejada con cortes y exportación, en suelos bajo rotación de cultivo (trigo/soja y maíz-trigo/soja).

La toma de muestra compuesta de suelo se realizó a cuatro profundidades (0-5 cm, 5-10 cm, 10-20 cm, 20-30 cm) en cuatro sitios seleccionados al azar en cada tratamiento. El contenido de carbono en suelo se determinó por combustión seca. En los mismos puntos se determinó la densidad aparente (dap) por el método del cilindro y como existieron diferencias significativas en esta densidad, las reservas de carbono se expresaron a masa de suelo equivalente.

La importancia del carbono en el suelo radica en su regulación de funciones ecosistémicas, como las de retención, almacenamiento, reciclado y filtrado. La degradación de los suelos constituye una amenaza para más del 40% de la superficie terrestre. En la Pampa Ondulada, luego de 120 años de agricultura, se ha perdido alrededor del 40 por ciento de las reservas originales de carbono en el suelo. Con prácticas agrícolas que no son sustentables ambientalmente en el largo plazo, preocupa el almacenamiento de carbono, y por eso el INTA aporta su trabajo para revertir estos procesos.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Buenos Aires
Contenidos relacionados
Temas