30 de Abril de 2015
Informe

Bacteriosis del nogal

Boletín Sanitario Nº 24 - Temporada 2014-2015. Área de Sanidad de la EEA Alto Valle.

Compartir
+A -A
Autores

Mirta Noemi ROSSINI

,

Mirta Noemi ROSSINI

En montes comerciales donde se haya detectado la presencia de bacteriosis del nogal o que estén ubicados en zonas donde la enfermedad está presente, ej, valles Medio e Inferior del río Negro, se sugiere realizar una pulverización a la caída de las hojas con un producto cúprico.

El objetivo de estas pulverizaciones otoñales es contribuir a disminuir la cantidad de inóculo (hongo o bacteria) para la temporada siguiente. Paralelamente en este momento debe realizarse la eliminación de frutos afectados, dado que constituyen una importante fuente de inóculo.

En este momento la bacteria Xanthomonas campestris pv juglandis, puede ingresar al hospedero, nogal, a través de las heridas que dejan las hojas al caer, iniciándose así el proceso de infección cuyos daños se observarán en la próxima primavera. Con el objetivo de interrumpir este proceso, se recomienda iniciar los tratamientos químicos.

Se sugiere el empleo de oxicloruro de cobre, cuya eficiencia ha sido demostrada en varias zonas nogaleras. Además se recomienda realizar una aplicación eficiente, teniendo en cuenta TRV, calibración de equipos, etc. Dado que es un producto de contacto, se debe repetir la aplicación en caso de lluvias o si el proceso de caída de las hojas se extiende por más de 15 días. En caso de no conseguirse el producto mencionado, puede reemplazarse por óxido cuproso micronizado, hidróxido de cobre micronizado, sulfato de cobre tribásico micronizado ú otro similar.

Tener en cuenta que estas medidas preventivas (pulverización y eliminación de frutos afectados), disminuyen la cantidad de inóculo (bacteria) para la próxima temporada pero no evitan los tratamientos primaverales que deberán realizarse durante la brotación del nogal.


Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Río Negro
    • Argentina
    • Neuquén