06 de Noviembre de 2019
Cartilla o ficha

Brócoli

Compartimos recetas de cocina fáciles y sencillas para preparar con esta hortaliza.

Compartir
+A -A

El brócoli (Brassica oleracea L. var. italica) es una planta de la familia de las Brassicaceae. Su origen se ubica en la cuenca del Mediterráneo. La parte comestible se encuentra en las inflorescencias, denominadas comúnmente “pellas”, y se pueden consumir durante los meses de invierno hasta principios de primavera. Es una hortaliza cultivada en las chacras del cinturón verde de Mendoza (Maipú, Guaymallén, Lavalle). Su consumo ha ido aumentando a través del tiempo, ya que se la considera una de las hortalizas con mayor cantidad de nutrientes y compuestos fitoquímicos y posee un marcado rol en la prevención de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. El contenido en proteínas es alto para una hortaliza fresca. Rico en fibras y minerales, aporta vitamina C, E y K, ácido fólico y betacaroteno, pigmento que se destaca por sus propiedades antioxidantes. Por su bajo aporte de calorías y efecto de saciedad, es ideal para dietas. Se deben elegir pellas bien frescas, de color verde uniforme, evitando los colores amarillentos, motivado por la degradación de la clorofila y la descomposición de proteínas. Se pueden conservar en la heladera con temperaturas inferiores a los 13 °C. La envoltura de las cabezas florales del brócoli, con films plásticos apropiados conservan muy bien los atributos de calidad y funcionales, tales como la capacidad antioxidante, el contenido de compuestos fenólicos y de ácido ascórbico. Las formas de cocción y los tiempos pueden alterar en gran medida sus propiedades, se considera recomendable la cocción al vapor o hervido durante 3 minutos, aunque también se encuentran preparaciones en crudo.

Referencias