24 de Febrero de 2015
Artículo con referato

Buenas Prácticas Agrícolas para el uso responsable de plaguicidas en la producción de agroalimentos

La importancia de la aplicación de Buenas Prácticas Agrícolas en la aplicación de insecticidas tanto en cultivo como en almacenamiento de soja y maíz a fin de lograr la producción de agroalimentos inocuos y aptos para el consumo.

Compartir
+A -A

La utilización de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en el uso de los plaguicidas es necesaria a fin de evitar la producción de alimentos contaminados con residuos por encima de los Límites Máximos (LMR) permitidos.

El objetivo de este trabajo fue cuantificar residuos de insecticidas en muestras de grano provenientes de ensayos experimentales de aplicación de plaguicidas en el cultivo de soja y en almacenamiento de soja y maíz, a fin de establecer el impacto del uso de BPA sobre los niveles de residuos en los granos.

Los ensayos se realizaron en la EEA INTA Manfredi. Se aplicaron en el cultivo de soja los insecticidas endosulfán (END), clorpirifós-etil (CPE) y cipermetrina (CIP) en su dosis normal recomendada (DN) y una dosis un 50% superior denominada dosis alta (DA). En el caso de granos almacenados de soja y maíz se aplicaron pirimifós-metil (PMM) y diclorvós (DDVP), en sus dosis recomendadas y como aplicaciones repetidas.

La extracción de plaguicidas se realizó mediante la técnica de QuEChERS y los análisis se realizaron por CG-MS. Se validó la técnica para los analitos y matrices en estudio. Las aplicaciones en el cultivo de soja generaron en los granos cosechados residuos de END (LMR 500 µg/kg, actualmente prohibido) entre 11-363 µg/kg en las DN y DA respectivamente, residuos de CPE (LMR 10 µg/kg) no detectados en DN y con valores entre 21-592 µg/kg en DA y CIP (LMR 10 µg/kg) no detectada en DN y con valores entre 13-24 µg/kg en DA.

Los resultados en almacenamiento arrojan niveles de residuos de PMM (LMR 10000 µg/kg) de 5100-5170 µg/kg transcurrido el período de carencia (PC) de 48 horas y residuos de DDVP (LMR 5000 µg/kg) entre 1680-2970 µg/kg tras 20 días (PC). En aplicaciones repetidas se alcanzaron valores de 16190- 17180 µg/kg de PMM y 3370-4880 µg/kg de DDVP.

Estos estudios demuestran la importancia de utilizar solo productos autorizados, respetando dosis, momentos de aplicación y PC, evitando aplicaciones innecesarias a fin de procurar la producción de alimentos inocuos para los consumidores.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Córdoba
    • Manfredi