19 de Diciembre de 2014
Informe

Características determinantes de altos rendimientos en siembras muy tardías de soja

El incremento de la población mundial exige un aumento en la producción de alimentos y otros bienes esenciales. Hay dos caminos para lograr estos objetivos: i) la extensificación agropecuaria, con la incorporación de áreas marginales, ecosistemas más frágiles y ii) la intensificación agropecuaria que consiste en aumentar la producción y productividad en las zonas actualmente en producción a través de un uso más intensivo de los recursos ambientales disponibles.

Compartir
+A -A

Este proceso de intensificación debe ser ambientalmente sustentable para evitar que se agrave la degradación de los sistemas productivos actuales y en lo posible procurar su recuperación. La incorporación de gramíneas aporta más carbono al sistema y mejora el ambiente edáfico. Con cultivos únicos, aún bien manejados, hay pocas alternativas para aumentar la captura y uso de los recursos. Los incrementos estarán fuertemente asociados con mayores niveles de intensificación, realizando cultivos con mayor frecuencia (Caviglia y Andrade, 2010).

Dentro del marco de la intensificación sustentable, en el norte de Buenos Aires se evaluó la sucesión maíz-soja, con híbridos de maíz de distinta precocidad, seguidos por soja (Miranda et al, 2007). Los cultivos en sucesión  incrementaron la captura anual de agua y de radiación respecto de los monocultivos.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Oliveros