28 de Enero de 2015
Artículo de divulgación

Chos Malal - Trashumancia

Continuando el recorrido por todo nuestro país, con el objetivo de visibilizar la importancia de la Agricultura Familiar en las economías regionales, la campaña "Somos la Tierra" llego a Chos Malal, en la provincia de Neuquén, para relevar la experiencia de los crianceros trashumantes

Compartir
+A -A

Sabios, los mapuches llamaron Chos Malal al valle en que se asentó la ciudad que hoy tiene ese nombre: en su idioma significa corral amarillo; amarillo por el color de la piedra laja que predomina en los cerros de la zona. En ese punto del norte de Neuquén, el equipo de Somos La Tierra registró la trashumancia, el singular tipo de pastoreo que practican los crianceros de la región, trasladando animales con arreos de hasta 20 días hacia las alturas en la veranada, y hacia las zonas bajas de los cerros en la invernada. En las faldas del Volcán Tromen, de algo más de 4.100 metros de altura, entrevistamos a un grupo de trashumantes y uno de ellos preparó un par de chivos asados en su alojamiento hecho con escorias del volcán, junto a una laguna en la que se veían patos y flamencos rosados. Las piedras que sirvieron para la construcción de ese refugio y las pircas para encerrar a los animales, fueron producto de la última erupción del volcán, en 1882. También durante ese viaje, un lugareño -criancero trashumante- cantó con su guitarra un tema suyo que habla de esta esforzada actividad

Ver mas fotos aqui

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Neuquén
    • Chos Malal