04 de Junio de 2020
Informe

Control biológico en el cultivo de algodón: conociendo a los “bichos buenos”

Los cultivos de algodón en el área de riego del Río Dulce son afectados por distintas plagas insectiles que perjudican su producción, originando en algunas ocasiones, importantes pérdidas económicas. Pero no todos los insectos son perjudiciales, ya que también existen “Insectos Benéficos” (tanto predadores como parasitoides) que se pueden utilizar para el control biológico de los insectos que ocasionan daños a los distintos órganos de una planta.

Compartir
+A -A

La mayoría de los insectos plaga del algodón tienen sus enemigos naturales, los que pueden tener una mayor o menor importancia como agente de control, dependiendo muchas veces de las estrategias de manejo que favorezcan su multiplicación y posterior incremento 
El control biológico de plagas tiene, al menos, dos modos de implementarse: por conservación o por introducción. El primer modo implica la protección de los agentes de control biológico disponibles en la naturaleza con el fin de favorecer su accionar y multiplicación para obtener un beneficio ecosistémico. Mientras que, en el método de introducción, se crían enemigos naturales en laboratorios o en biofábricas para luego, liberarlos a campo o en ambientes controlados (Pérez Casar, 2018).
Argentina tienen la suerte de contar con una amplia gama de agentes de control biológico de origen natural que juegan un papel importante en el manejo de las poblaciones de plagas. Normalmente en el cultivo de algodón, estos agentes de control biológico son poco conocidos y no son tenidos en cuenta por los productores para controlar las plagas de insectos, ya que a menudo, no se reconoce el valor económico y ambiental de estos agentes biológicos, prestándole más importancia a la detección lo más rápido que se pueda de las especies plagas a fin de tomar medidas fitosanitarias que impidan un daño económico.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santiago del Estero