12 de Septiembre de 2017
Informe

“Descomoditización” de la producción de soja

El objetivo del proyecto de mejoramiento en el marco del Plan Estratégico Institucional (PEI 2015- 2030) del INTA es desarrollar cultivares de soja no modificado genéticamente (no OGM) de buen comportamiento sanitario, fenológico, productivo y de calidad industrial según las demandas específicas de la agroindustria nacional y de los mercados internacionales.

Compartir
+A -A

En los últimos 30 años la Argentina viene desarrollando y aplicando uno de los sistemas productivos agrícolas masivos más eficientes del mundo gracias a la fertilidad de sus suelos, la bondad de su clima y de la aplicación de un conjunto de tecnologías (genética, manejo, agroquímicos, software, biotecnología, maquinarias) que capitaliza los beneficios del ambiente y los expresa en alta productividad de granos. Este sistema productivo -con el cultivo de soja como eje principal- por su eficiencia, rentabilidad y bajo costo relativo, ha llevado al límite la expansión de las fronteras agrícolas del país. Este esquema, fundado en los commodities, genera ingresos por la exportación de granos de baja calidad proteica y de subproductos industriales (harinas y aceite) con escasa transformación, sin diferenciación y de relativo bajo valor en el mercado. Esta problemática plantea la necesidad de desarrollar nuevas tecnologías que contribuyan a la producción de granos de soja con calidades diferenciales para mercados específicos.

El planteo general consiste en colaborar en la generación de una herramienta tecnológica que contribuya a impulsar Sistemas Productivos de Granos con Valor Agregado Biológico (SPGVAB).  Se entiende por SPGVAB a aquellos sistemas agrícolas basados en el desarrollo de nuevos materiales genéticos que incorporen características biológicas especiales que al ser procesadas potencien la calidad, la diferenciación, la trazabilidad, el valor agregado y la generación de mano de obra a nivel de los territorios. El objetivo de nuestro proyecto de mejoramiento en el marco del Plan Estratégico Institucional (PEI 2015- 2030) del INTA es desarrollar cultivares de soja no modificado genéticamente (no OGM) de buen comportamiento sanitario, fenológico, productivo y de calidad industrial según las demandas específicas de la agroindustria nacional y de los mercados internacionales.

Referencias