04 de Febrero de 2015
Informe

Enmiendas orgánicas en la producción hortícola bajo cubierta

La sucesión ininterrumpida de cultivos, el riego con agua que posee limitantes químicas, las labores culturales no apropiadas y un manejo inadecuado de la fertilización provocan una degradación del suelo. La elaboración de enmiendas orgánicas permite mejorar las propiedades del suelo. Ventajas, usos y sus principios básicos.

Compartir
+A -A

 

 

Las manifestaciones más evidentes son pérdida de estructura, compactación, disminución del contenido de materia orgánica y salinización, afectando la productividad de los cultivos.

El uso de enmiendas orgánicas, como compost de estiércol animal,  es una práctica alternativa en la horticultura tradicional bajo cubierta que podría mejorar las  propiedades físicas,  químicas y biológicas el suelo. A su vez, constituyen una fuente de carbono y otros nutrientes que favorecen el desarrollo de los cultivos.

Uno de los abonos orgánicos más utilizados por los productores hortícolas es la gallinaza, compuesta por excrementos de gallinas ponedoras con los materiales que se utilizan como cama en explotaciones con piso, resultando un material con elevado contenido de materia seca, alto valor humígeno, rico en Nitrógeno y óxido de Calcio.

Sin embargo, la gallinaza obtenida de producciones de jaula está compuesta por deyecciones, plumas, residuos de alimento y huevos rotos, que caen al suelo y se mezclan. Este tipo de gallinaza tiene elevados contenidos de humedad y de nitrógeno que se volatiliza rápidamente, creando malos y fuertes olores y haciendo que pierda calidad como abono. Por lo tanto es conveniente e imprescindible en el caso de la gallinaza su transformación antes de ser incorporado al suelo. Uno de los métodos más adecuados es el compostaje, ya que origina un material orgánico en avanzado estado de transformación y estabilización que contribuye a mejorar la fertilidad y productividad de  los suelos agrícolas.

El compostaje es una transformación microbiana de los residuos orgánicos en condiciones controladas. Consiste en una fermentación aeróbica donde interviene microorganismos nativos: bacterias, hongos y actinomicetes, principalmente. Como producto final se obtiene un material apto para su utilización como enmienda en la agricultura, que se incorpora al suelo con la finalidad de generar humus, con efectos positivos en su fertilidad.

A su vez mejora la infiltración y retención de agua, mejora la estructura y actividad microbiana,  disminuye las fluctuaciones de temperatura y contribuye a reducir la erosión, además de propiciar la sanidad de los cultivos  y aportar nutrientes para el normal crecimiento de las plantas.  El compostaje es una alternativa para obtener un producto estable, de lenta liberación de nitrógeno, minimizando la pérdida de nitratos por lixiviación.

La aplicación de técnicas de compostaje son alternativas que el agricultor puede adoptar y modificar de acuerdo a su escala productiva y su ámbito territorial. Dentro de los sistemas de compostaje el más utilizado es el de “pilas con volteo a campo”, debido a su bajo costo y a su tecnología simple. Las variables más importantes que afectan el proceso de compostaje y que requieren mayor control son: tamaño de partícula, relación C/N, humedad, aireación, temperatura y pH.

Durante la jornada que se desarrolló  en diciembre de 2014 en el establecimiento del Sr. Clemente Castro, ubicado en Cnia. Los Álamos de la localidad de Juan A. Pradere,  el Ing. Agr. Luciano Orden explicó el modo de elaboración de una pila de compost, su efecto en el suelo y en la planta y las alternativas de uso en producción hortícola bajo cubierta, ya sea como abono orgánico durante el desarrollo del cultivo como en la elaboración de sustratos para plantines.

Luego se confeccionó una pila de compost en base a estiércol de gallina y un rollo de heno de una pastura consociada.  Participaron productores hortícolas del partido de Villarino y Patagones que trabajan con el INTA desde los programas de intervención como Cambio Rural, Profam y el proyecto “Quinteros organizados del sur de la provincia de Buenos Aires” y  técnicos del INTA Hilario Ascasubi.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Buenos Aires