25 de Septiembre de 2019
Informe

Ensayos de aplicación de fungicidas foliares en soja. Campaña 2018/19 en Marcos Juárez

Se evaluó en Marcos Juárez el efecto de aplicaciones de fungicidas foliares en distintos estadios reproductivos del cultivo de soja sobre la severidad de las EFC y el rendimiento en la campaña 2018/19.

Compartir
+A -A

Las enfermedades de fin de ciclo (EFC) de la soja pueden causar disminución del área foliar sana, defoliación, madurez anticipada e infección de las semillas. Afectan el número y peso de los granos y en consecuencia el rendimiento, habiéndose reportado en nuestro país mermas del rango del 5 al 10% (Arias, 2011; Distefano & Gadban, 2014; Ploper et al, 2015; Carmona et al, 2015).

En la zona de Marcos Juárez, en las últimas campañas se destacaron por su prevalencia, incidencia y severidad la “mancha marrón” (Septoria glycines) y el “tizón de la hoja y mancha púrpura de la semilla” (Cercospora kikuchii, Cercospora spp.) (Distéfano et al., 2018). Estas enfermedades son causadas por hongos necrotróficos que sobreviven en semilla y rastrojo, por lo que la combinación del monocultivo, cultivares susceptibles y siembra directa, genera condiciones favorables para su multiplicación y supervivencia (Hartman et al., 1999).

Las recomendaciones para el manejo de las EFC incluyen el uso de cultivares resistentes y/o tolerantes, tratamientos de semillas, prácticas culturales como la rotación de cultivos y la aplicación foliar de fungicidas. En las EFC como mancha marrón y el tizón por Cercospora, se considera que todos los cultivares son susceptibles, y en condiciones que favorecen una mayor disponibilidad de inóculo y con un ambiente favorable, el uso de fungicidas es una alternativa para su control.

En los últimos años, se difundió la utilización de mezclas de fungicidas de los grupos de los triazoles, estrobirulinas y carboxamidas. La acción combinada de diferentes moléculas químicas permite ejercer mejor control frente a la aparición conjunta de EFC y disminuir los riesgos de generación de resistencia (Ploper et al, 2015). Frecuentemente, los fungicidas se aplican considerando el estadio fenológico del cultivo, entre R2 y R5, con el objetivo de proteger las hojas involucradas en la generación del rendimiento. Este criterio considera sólo al hospedante, y las respuestas del rendimiento suelen ser erráticas, dependiendo de la presencia de las enfermedades y las condiciones ambientales. Las aplicaciones innecesarias incrementan los costos de producción, el riesgo de resistencia y los impactos negativos sobre el ambiente. Carmona et al. (2015) desarrollaron un sistema de puntuación para decidir el momento de aplicación para control del conjunto de EFC, que considera, entre otros factores, el estado de desarrollo del cultivo, la presencia de las enfermedades y distintas características del ambiente, principalmente las precipitaciones acumuladas entre R3 y R5 y su intensidad, considerando que la lluvia es uno de los factores predisponentes más importantes.

El objetivo de este trabajo fue evaluar el efecto de aplicaciones de fungicidas foliares en distintos estadios reproductivos del cultivo de soja sobre la severidad de las EFC y el rendimiento en la campaña 2018/19.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Córdoba
    • Marcos Juárez