27 de Febrero de 2019
Artículo de divulgación

Estado del cultivo de soja en el sur de Santa Fe

Un análisis pormenorizado sobre cómo viene el cultivo de soja en el sur de Santa Fe, establece que se esperan muy buenos rendimientos para la soja de primera pero, según las zonas, no estaría ocurriendo lo mismo con la de segunda.

Compartir
+A -A

Estado de los cultivos al 25-2-2019

En la zona de Cañada de Gómez y alrededores los cultivos de soja, tanto de primera como de segunda, están en óptimo estado. Hay mayores expectativas de rendimiento en zonas de relieves planos y sistemas productivos mixtos o sistemas agrícolas bien manejados; y las perspectivas son algo menores en áreas de relieves ondulados, como la localidad de Villa Eloísa. Cabe destacar que hay buenas reservas hídricas en los perfiles; las sojas de primera ya están en R6 y las sojas de segunda tuvieron la lluvia del fin de semana justo en la ventana del período crítico. En zona de la ruta Nacional 9 al sur, distritos de Correa, Cañada de Gómez, Villa Eloísa, Arequito y Los Molinos, la Soja 1ra con GM III Largo a IV Corto sembradas hasta el 31/10, rondarían los 45 a 50 qq ha-1. Similar expectativa para las sembradas en noviembre y diciembre en los sectores que no están bajo la influencia de proximidad de cursos de agua. En lotes de sectores intermedios, entre las zonas más altas y las zonas bajas que se perdieron por excesos hídricos, estarían en rendimientos de 30 a 35 qq ha-1. En cuanto a las Sojas de 2da, se estima que en los lotes de alta productividad el rendimiento podría oscilar entre 32 a 38 qq ha-1 y los lotes de baja fertilidad y afectados por estrés hídrico y térmico, donde se observan rodeos de soja seca, podríanalcanzar 18 a 25 qq ha-1.

En el relevamiento de la zona de Totoras y su área de influencia, los Ing. Agrs. observaron una gran variabilidad en la condición de los cultivos y en los perfiles hídricos de los suelos. Hay lotes que se encuentran  cercanos a capacidad de campo y otros con evidentes síntomas de estrés hídrico; los bajos anegables se encuentran sin agua. En general, se observan buenas condiciones. El cultivo de Soja 1ra se encuentra entre R5 y R6. En la mayoría de los lotes se han realizado control de orugas defoliadoras y enfermedades de fin de ciclo. En estas últimas semanas se comenzaron a hacer aplicaciones para chinches, pero por el momento son casos puntuales. Hay muy buenas expectativas de rendimientos, sobre todo en siembras tempranas. El cultivo de Soja 2da se encuentra entre R4 y R5 y se logró sembrar casi la totalidad del área planificada. En algunos lotes, los sectores bajos no se sembraron o se perdieron. Se han realizado controles de insectos y enfermedades; muy buen estado general. Cabe destacar que en algunos lotes la presencia de muerte súbita y la semana del 18 al 22 de Febrero donde hubo prevalencia de temperaturas altas, humedad relativa baja y estrés hídrico y térmico, favoreció el incremento de la incidencia y severidad de la podredumbre carbonosa de raíz y base del tallo (Macrophomina phaseolina (Tassi)).

Por la zona de la localidad de Las Rosas se observó que la soja de primera está en buenas a muy buenas condiciones. Ya están en R5 avanzado. La mayoría de los lotes presenta escapes de alguna maleza, generalmente las especies prevalentes son Amaranthus, Conyza, Chloris y Digitaria, pero en manchones más o menos localizados. Baja incidencia de enfermedades de hoja, predominando algo de muerte súbita. De todos modos, muchos lotes recibieron tratamientos preventivos para enfermedades de fin de ciclo. Se detectó escaso daño de insectos defoliadores, muchos lotes con aplicaciones de insecticidas sin manejar dinámica de poblaciones ni umbrales de daño. La Soja de 2da ya presenta los típicos síntomas de stress hídrico; depende de la ocurrencia de nuevas precipitaciones para no afectar su rendimiento potencial. El estado fenológico va desde R3 hasta R5. Controles de malezas buenos. Algo de desfoliadoras, pero en general niveles bajos de población. Muy baja población del complejo chiches.

En general: esta situación de estrés hídrico se agudiza en zonas de suelos de menor calidad y/o con pendiente y también incide el manejo de cada lote, cultivos antecesores etc. Las reserva hídricas en el suelo también están muy condicionadas por el relieve, ya que en la zona de relieve plano la napa se encuentra entre 1,2 a 1,5 metros, con humedad suficiente, mientras que en las zonas con pendiente está por debajo de los 2,5 m y el perfil con escaso contenido hídrico al menos hasta los primeros 60 cm. Estimación de rendimiento: en Soja de 1ra y dependiendo de la zona, oscilará entre 30 a 50 qq ha-1, mientras que en Soja de 2da, estará condicionado a los milímetros de lluvia que se registren de aquí a la finalización del llenado de granos.

En Arroyo Seco, en un relevamiento realizado en los departamentos Rosario y Constitución, la situación actual del cultivo es muy heterogénea dado que se produjeron lluvias aisladas a principios de febrero en algunos distritos. Un factor que influye superlativamente en el estado de los cultivos es su historia de manejo: aquellos lotes bien rotados están atravesando el estrés hídrico en mejores condiciones. Los suelos con erosión y los de clase inferior se encuentran muy afectados, especialmente en Sojas de 2da sobre trigo. Sojas sobre antecesores legumbres se los aprecia en mejor estado. La zona más afectada es el oeste del Depto. Rosario, donde llovió menos y donde los suelos están menos rotados. Se requerirían a priori precipitaciones con montos no menores a los 40 mm para no seguir resignando rendimiento.

Por la zona de Roldán, relevamiento hecho en el Dpto. San Lorenzo y el sector oeste del departamento Rosario, la situación es similar a la detallada en el párrafo anterior, con prevalencia de una gran heterogeneidad en el estado de los cultivos, estando la misma asociada mayormente al tipo de suelo, al régimen de lluvias y a la presencia de napas. Las altas temperaturas de la semana del 18 al 22 de febrero complicaron bastante la situación de los lotes más marginales para la producción agrícola, observándose manchoneo en muchos lotes. Existen zonas con napas por encima de los 2 m que si bien sufren estrés en las horas de mayor calor no se observan daños visibles. Concuerda en que se requiere con urgencia de una buena cantidad de milímetros para recomponer los niveles de humedad de suelo y moderar la temperatura y humedad ambiente. Las sojas de 2da son las más afectadas. La expectativa de rendimiento promedio para Soja de 1ra en suelos Clase I y con influencia de napa freática es de 45 qq ha-1 y en lotes sin napa de 35 qq ha-1. En lotes con suelos de clase IV hay soja en condición buena pero con el típico manchoneo, estimándose 35 y 25 qq ha-1 en sojas de1ra y de 2da respectivamente .

En la zona de influencia de Monje y Díaz, las intensas y abundantes precipitaciones de noviembre, diciembre y enero comprometieron la siembra e implantación de los cultivos. Las siembras se realizaron de a pulsos y aquellas que recibieron lluvias intensas y alto milimetraje antes de su nacimiento, generaron muchas pérdidas en el stand de plantas y hasta la pérdida total por inundación parcial o total del lote. Aquellas que se alcanzaron a sembrar a principios de noviembre la expectativas es de altos rendimientos (50 qq ha-1). Las siembras de principios de diciembre (actualmente en R4 a R5) podrían alcanzar los 40-42 qq ha-1, y la superficie de siembra que se perdió fue de 4%. La Soja de 2da tuvo diferentes ventanas de siembra por las recurrentes precipitaciones acaecidas en diciembre y principios de enero. Aquellas logradas entre el 6 al 8 de diciembre están en muy buena condición y con expectativas de muy buenos rendimientos para la fecha. La segunda ventana de siembra se dio entre el 26 de diciembre al 4 de enero, y posteriores resiembras de sectores que se encontraban anegados. En esta última ventana existen lotes con problemas de implantación, bajos stand de plantas y muy desuniformes donde las expectativas de rendimiento son inferiores a los 15 qq ha-1. El tema de manejo de malezas fue muy complicado por lavado de pre emergentes, y hoy se ven escapes de Yuyo Colorado; no se volvieron a realizar aplicaciones por posible fitotoxicidad y los problemas se exacerbaron donde hubo aplicaciones y se demoró la siembra, en conjunto con distanciamientos de 42 a 52 cm entre hileras. En lo que respecta a la incidencia de plagas se hicieron aplicaciones para orugas, principalmente Anticarsia, en el 100% de los lotes de soja de 1º y se utilizaron casi exclusivamente los principios activos de los grupos químicos IGR y Diamidas. El monitoreo del complejo de Chinches prácticamente no ha arrojado capturas y las pocas que caen en los paños no superan los umbrales de daño.

En Carlos Pellegrini y alrededores, la soja se encuentra en general en condición buena a muy buena. Entre noviembre y enero la región recibió entre 550 a 750 mm (variando según zonas). Esta situación obviamente ha sido muy favorable para los lotes situados en zonas altas o zonas medias con algo de pendiente con presencia de napas cercanas (1 a 2 m.), pero fue muy dramático para las zonas planas y cóncavas del departamento en donde se registran grandes superficies anegadas, situación que se da incluso en campos de muy buena aptitud agrícola, con la lógica pérdida de lotes. (Imagen satelital del 16/02/19). 

En lotes con muy buena aptitud agrícola y con buen manejo agronómico (rotaciones, fertilización, siembra directa, controles acertados de malezas, etc.) se esperan rendimientos de soja muy buenos 50 a 60 qq ha-1 con un promedio que podría oscilar entre 40 a 45 qq/ha.

Por Gálvez la zona presenta un escenario bastante complicado para el cultivo de soja. De noviembre a enero se registraron precipitaciones superiores a los 800 mm en la mayoría de las localidades de la región, provocando retrasos en la cosecha de trigo y en la siembra de lotes destinados a soja de primera. Estimaciones hechas por integrantes de la AER indican que el 25% del cultivo de soja se tuvo que resembrar, un 20% de lotes se sembraron fuera de la fecha óptima y un 5% de la superficie no fue destinada a cultivos de verano. Donde hubo problemas de anegamiento se evidencian rodales sin plantas y escapes de malezas. También se reportaron problemas de fitotoxicidad a herbicidas residuales. Los rendimientos serán heterogéneos, las sojas de primera sembradas temprano y en lotes altos sin problemas de napa (los menos) tendrán rendimientos de 35 a 45 qq/ha, en los demás escenarios el rendimiento será considerablemente menor.

 

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Oliveros