17 de Diciembre de 2014
Informe

Implantación y manejo de mijo perenne en Villarino

El mijo perenne es una forrajera perenne muy promisoria para la zona semiárida bonaerense por lo que su utilización se incrementó en los últimos años.

Compartir
+A -A

La 3º Jornada Fortalecimiento de los sistemas ganaderos de Villarino: implantación y manejo de mijo perenne contó con charlas técnicas y recorrida a campo de lotes de mijo perenne de productores locales en Médanos  como parte de las actividades que se vienen realizando desde el 2012 en el Plan de sustentabilidad forrajera que promueve la implantación de pasturas perennes, facilita el financiamiento de la siembra y brinda asesoramiento técnico a los productores.

La jornada se realizó en el Club de Caza y Pesca de Médanos, el 29 de noviembre con la organización conjunta del INTA Hilario Ascasubi la Subsecretaría de Producción de Villarino  y el Ministerio de Asuntos Agrarios de Bs. As. Entre los temas la siembra, la implantación, las fechas de siembra, el manejo y su utilización con animales, además de su larga perennidad, su mejor valor nutritivo en comparación al pasto llorón y su elevada capacidad de resiembra natural fueron las principales virtudes resaltadas por los Dres. Néstor Stritzler y Horacio Petruzzi del  INTA Anguil, quienes impulsaron la introducción y difusión del mijo perenne en la región semiárida central del país, principalmente en La Pampa.

Por otra parte mencionaron las dificultades para su implantación debidas principalmente a la baja calidad de la semilla comercial disponible, su pequeño tamaño de semilla y la deficiente regulación de la profundidad de siembra.

Siembras tempranas 

Asimismo, los  técnicos del INTA se expresaron con énfasis sobre las siembras primaverales tempranas (agosto-septiembre) por encima de las fechas de siembra de fines de verano (en caso de no tener malezas problemáticas), y minimizaron el posible impacto de heladas tardías sobre la pastura en implantación. Sobre el control de malezas, mencionaron que existen varias alternativas químicas de control de malezas de hoja ancha, no así para el caso de las gramíneas.

Por último, los investigadores destacaron la posibilidad de utilizar el mijo perenne como diferido durante el invierno con vacas de cría secas con fines de mantenimiento, sin pérdidas de peso vivo, y también consideraron su utilización en sistemas de invernada durante primavera y verano, momentos en los que su valor nutritivo es alto.

Semilla para la siembra

Respecto de  las formas de bajar los costos de implantación y de conseguir semilla de mejor calidad, si bien la cosecha propia de lotes ya implantados puede ser una vía,  la Dra María de los Ángeles Ruiz del INTA Anguil mencionó que las principales limitantes para la cosecha de mijo perenne son la dehiscencia de las semillas (se cae cuando madura) y la maduración desuniforme. Una solución parcial puede ser la realización de un corte de limpieza y posterior fertilización con nitrógeno, lo cual conduce a una floración más pareja y a un mayor rendimiento de semillas. En general, los rendimientos promedio son bajos, oscilan entre 20 y 50 kg/ha.

En cuanto al momento óptimo de cosecha, la doctora destacó que es difícil de determinar debido principalmente a esa maduración despareja, aunque la fecha aproximada se ubica entre fines de diciembre y enero. Se debe apuntar a cosechar la mayor cantidad de semillas maduras posibles, las cuales tienen un mayor peso, son de color marrón y generalmente tienen un mejor poder germinativo. La inmadurez de la semilla es una de las principales causas de baja calidad. De todos modos, si las plantas están verdes al momento de la cosecha es importante tratar de cosechar las panojas superiores, con la menor cantidad de material verde posible.

Además, la doctora Ruiz del INTA destacó la importancia del secado de la semilla cosechada, debido al elevado contenido de humedad en ese momento, puesto que existen riesgos de deterioro posterior de las semillas. Por último comentó la experiencia exitosa de un productor de La Pampa que logró cosechar semilla de mijo perenne desde hace varios años. Para ello cosechó en forma directa, con los vientos de la máquina completamente cerrados, luego almacenó la semilla en galpón o tinglado y la removió constantemente para facilitar su secado y evitar el ardido. Este proceso duró 10 días aproximadamente. Hace un tiempo consiguió una máquina ventiladora que le permite acelerar el secado. Por último, es importante destacar que un aumento de temperatura de la semilla durante el proceso de secado deteriora drásticamente la calidad de la misma.

El mijo en Villarino

Acerca de la situación actual del mijo perenne en el partido de Villarino, el  Ing. Agr. Juan Pablo Vasicek del  INTA H. Ascasubi se refirió a la reciente difusión del cultivo en la zona, los primeros lotes implantados, en general no superan los 4 años. El monitoreo alcanzó  unos 20 lotes que abarcan unas 400 ha aproximadamente, en las que se observaron algunas dificultades en la implantación, relacionadas con la calidad de la semilla, la profundidad de siembra, el control de malezas y la erraticidad en las precipitaciones.

Las siembras fueron primaverales (noviembre) y otoñales (febrero-marzo) con resultados aleatorios en ambos casos. El stand de plantas fue muy variable, en promedio se encontró entre 4 y 10 plantas/m2, siendo muchas veces extremadamente irregular dentro de un mismo lote, con sectores sin  y otros con buena cantidad de plantas.

Uno de los principales aspectos a mejorar que mencionó el técnico del INTA , es el control de malezas luego de la siembra que prosperan más rápidamente que la pastura. Las principales son flor amarilla, cardo ruso y roseta torito, también en algunos casos roseta blanca y otras gramíneas anuales de verano. En 2014 en particular, se observó una fuerte competencia por parte de las malezas de ciclo inverno-primaverales, que dificultaron el rebrote del mijo perenne en la primavera. Hasta el momento el mijo perenne muestra una lenta implantación, y que demora 2 o 3 años en alcanzar la plena producción, dependiendo esto de cada lote en particular.

Las recomendaciones

Entre las recomendaciones se mencionaron utilizar semilla de la mejor calidad posible, realizar una buena preparación del suelo, compactar la semilla en la línea de siembra y prestar especial importancia al control de malezas durante la implantación, se comprobó el efecto positivo de las aplicaciones de herbicidas tanto en invierno como en primavera que  redundaron en una más rápida implantación de la pastura. Las próximas siembras se deberían  realizar  bien tempranas en primavera para aprovechar mejor las buenas condiciones de humedad de esa época y mejorar el control de malezas.

Un aspecto muy importante que se observó en muchos lotes es la elevada capacidad de resiembra natural del mijo perenne, que permite aumentar el stand de plantas y compensar fallas propias de la siembra o debidas a la baja calidad de la semilla.

Referencias

Personas involucradas extra INTA
Susecretaria de Producción del Municipio de Villar, Ministerio de Asuntos Agrarios de la Pcia. de Bs A
Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Buenos Aires