23 de Enero de 2018
Libro

INTA y el desarrollo de la piscicultura en Argentina. Experiencias de tecnología organizacional y de agregado de valor en origen

La producción acuícola está orientada al cultivo de organismos acuáticos, incluyendo peces, moluscos, crustáceos y vegetales, entre otros. El cultivo implica la intervención del hombre en la producción y significa la mitad de lo que se consume de estos organismos en el mundo. La piscicultura entonces es una rama de la acuicultura y se refiere a la producción de peces cuyo proceso abarca desde el manejo de reproductores, la obtención de larvas, la recría tanto de alevines y juveniles, hasta la etapa de engorde o terminación, para lograr un producto apto para su comercialización. Argentina posee condiciones ecológicas y agua suficiente con bajo costo de los alimentos en origen que pueden generar procesos productivos muy rentables y demandantes de puestos de trabajo mediante pymes, cooperativas de escala, tecnología competitiva y un marco legal adecuado. INTA fomenta el desarrollo de la piscicultura a partir del potencial que ofrece para el agregado de valor en origen y el aprovechamiento de los recursos disponibles. Esto redunda en mayores ventajas y posibilidades para contribuir al desarrollo territorial en diversas regiones de nuestro país. En virtud del financiamiento logrado y ejecutado para la promoción de la actividad, ha aumentado en forma considerable la cantidad de productores que incorporaron la piscicultura a sus sistemas productivos. Asimismo, estos productores en su mayoría tienen acceso al acompañamiento técnico a través de los profesionales extensionistas que han sido capacitados y se encuentran trabajando en el territorio. Además, se cuenta con líneas de investigación científica en acuicultura que van permitiendo una paulatina adaptación tecnológica para su desarrollo. Como parte del crecimiento y desarrollo de la piscicultura se han conformado distintas asociaciones y cooperativas productivas, que le dan un marco organizacional a la actividad. Se creó una sinergia en el trabajo en conjunto, logrando entre otras cuestiones, la aprobación de una ley de fomento y regulación de la actividad que se espera, potencie la inversión en el sector. El INTA, en articulación con las organizaciones del sector, pretende en un futuro cercano jerarquizar la actividad piscícola. Se están analizando programas, proyectos, clusters que puedan, en el corto plazo, ser los motores del cambio productivo, de la cadena hasta las góndolas y restaurantes, aumentando significativamente el consumo interno de carne de pescado y comenzar con proyectos industriales de mayor valor para consumo y exportación.

Compartir
+A -A

La acuicultura representa el conjunto de actividades humanas orientadas al cultivo de organismos en el agua, incluyendo peces, moluscos, crustáceos y vegetales, entre otros.

La producción acuícola  a nivel mundial, en particular la piscícola, evidenció un marcado dinamismo en las últimas décadas. En forma paralela, la captura pesquera proveniente de las pesquerías naturales viene disminuyendo como consecuencia del paulatino agotamiento del recurso natural.

Argentina dispone de condiciones agroclimáticas propicias y posibilidades de producir especies variadas dada su diversidad climática. No obstante, genera solo el 0,004% del volumen de producción mundial. Esta situación -baja producción y diversificación de especies, entre otros factores- dificulta el acceso a mercados, con volúmenes, calidad y continuidad.

Desde INTA se entendió el potencial de la actividad y las limitaciones lógicas de un desarrollo incipiente. Se propició la generación de conocimiento, impulsando nuevas líneas de investigación y difusión de tecnología.

Algunos de los problemas y oportunidades visualizados en los diagnósticos previos, se refieren a:

-       Escasa generación y transferencia de tecnología para apoyar el desarrollo de la piscicultura como proceso de agregado de valor en origen y ocupación de mano de obra con impactos altamente positivos.

-       Importante diversidad de actores cuyas acciones no estaban integradas en la cadena productiva.

-       Inexistencia, hasta la fecha del diagnóstico, de una ley regulatoria que creara un marco legal que atraiga inversiones.

-       Bajo nivel de consumo de carne de pescado.

-       Potencialidades a todos los niveles de la cadena para un desarrollo sostenido.

La presente publicación tiene por objetivos dar a conocer los procesos y líneas de trabajo en marcha en las diferentes regiones del país, presentadas según la estrategia priorizada a nivel regional; mostrar las peculiaridades de cada territorio y problemáticas específicas en relación a la actividad; y ponderar el abordaje técnico de los equipos piscícolas del INTA y su articulación en red.

La información será ordenada en capítulos, en los cuales se abordarán los ejes centrales de la estrategia institucional, mencionados precedentemente:

  1. Vinculación interinstitucional,
  2. Formación y capacitación de los actores de la cadena,
  3. Comunicación y promoción de la actividad,
  4. Casos de Investigación y experimentación,
  5. Experiencias territoriales en producción y agregado de valor.

 

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe