30 de Julio de 2021
Artículo de divulgación

Invernadero familiar de fácil construcción

Un invernadero es una construcción cubierta y abrigada artificialmente con materiales transparentes para proteger las plantas de algunos agentes atmosféricos. Los efectos más importantes que tiene esta protección son el aumento de la temperatura y el reparo contra el viento.

Compartir
+A -A

Esto le da varias ventajas: podemos cultivar fuera de época, logramos mayor producción, las plantas son más precoces, hay menos daños por agentes climáticos, se puede realizar un trabajo más  cómodo y seguro.

¿Para qué sirve?

Se utiliza para complementar la producción a campo. Algunos de los usos más frecuentes son:

1) Como plantinera para producir plantines que serán transplantados a campo o dentro del mismo invernadero.

2) Para cultivar distintas especies durante todo el año.

3) Permite hacer cultivos de primicia para adelantar la época de cosecha.

4) Permite una cosecha más prolongada.

5) Hay mayor producción en una superficie pequeña porque se aprovecha el espacio en forma vertical.

¿Qué tener en cuenta previo a la construcción?

Conviene construirlo a pleno sol, que no haya árboles o construcciones cerca que le puedan dar sombra.

Que esté protegido de los vientos fuertes que puedan dañar su estructura.

En suelos nivelados, de buena calidad, sin peligro de que se encharque. Tratar de evitar las zonas bajas donde se acumula el aire frío.

Que haya agua para riego disponible durante todo el año. Hay que tener en cuenta que exige más riego que un cultivo afuera.

Que esté cercano a la vivienda porque requiere atención especial con tareas diarias.

Que el predio esté cercado para que no entren animales que puedan ocasionar roturas de la estructura.

¿Cuáles son los diseños más comunes? Elegimos uno

La estructura que sostiene el plástico debe ser lo suficientemente fuerte para soportar los vientos y la lluvia del lugar. Que no sea voluminosa (palos grandes o tablas) para que no haga mucha sombra a las plantas.

Debe haber una proporción adecuada entre el volumen de aire relacionado y la superficie cubierta.

Debe tener una buena ventilación que permita regular la temperatura interior.

En momentos del año muy calurosos se puede sombrear con media sombra.

Hay muchísimos diseños posibles, siendo los más comunes los siguientes:

a) Con techo a dos aguas, con sus variantes: a una sola agua, a dos aguas tipo capilla y a dos aguas con techo desencontrado (doble cumbrera).

b) Parabólico o de techo redondeado.

De esta variedad, se elige en esta cartilla el diseño parabólico por la facilidad de construcción, puede adaptarse a distintos materiales y no requiere mucha capacitación.

Materiales para la cobertura y la estructura. Alternativas y diseño propuesto.

Los materiales elegidos pueden ser muy variados y dependerá de si disponemos de algunos de ellos, de los precios de los materiales a comprar, de la facilidad en su utilización y cuan familiarizados estamos con esos materiales.

En el caso de los invernaderos de tipo parabólico, se les da esta forma con arcos de distintos materiales: caños de hierro estructural doblado, caños plásticos de PVC (40 o 50 mm), caños de polipropileno 1 pulgada, hierro 10 mm recubierto por manguera, cañas y hasta ramas.

Es necesario darle firmeza a la estructura, para lo cual generalmente se utiliza madera (postes o tirantes).

En cuanto a la cobertura, hay distintas alternativas: vidrio, policarbonato, polietileno, etc. Por un tema de costos y facilidad en la instalación la opción más económica es el polietileno.

En este caso se recomiendo elegir el polietileno LDT (larga duración térmica) que dura hasta 3 a 4 años.

Diseño propuesto

La propuesta es un diseño que cubre 4 x 6 metros, con una altura máxima de 2,40 metros.

Con arcos construidos con caños plásticos y tirantes de madera para las aberturas. La cobertura es de polietileno.

Los materiales necesarios para su construcción son los siguientes:

Caños de PVC (caños grises para agua):

De 63 mm K6: 3 tiras de 6 metros

De 50 mm K6: 8 tiras de 6 metros

Madera en tirantes de 2 x 3 pulgadas

5 tirantes de 3 metros

10 tirantes de 2 metros

Un paquete de realce o bulín de 1 x ½ pulgada

Alambre galvanizado dulce o cinta de goteo usada o cable: 150 metros

Clavos de 4 pulgadas: 1 Kg y de 2 pulgadas: ½ Kg

Bisagras para las aberturas y tornillos para fijarlas

Polietileno de larga duración térmica de 150 micrones de espesor x 8 metros de ancho: 11 metros lineales

Construcción paso a paso.

1. Ubicación del invernadero: nos conviene elegir un lugar a pleno sol, protegido de vientos fuertes, que no se encharque. Que se encuentre cercano a la vivienda ya que requiere atención diaria.

2. Hacemos el replanteo del lugar donde se instalará el invernadero, delimitando un espacio de 4 x 6 mts, ubicando las aberturas en la dirección opuesta a los vientos predominantes.

3. Cortamos caños de 63 mm en tramos de 1 mt. Los mismos van distanciados a 1 mt y enterrados a 50 cm de profundidad. Como el invernadero tiene 6 mts de largo, van 7 de cada lado. Estos caños se pueden reemplazar con postes, caños de desagüe, caños metálicos, pilotes de hormigón.

4. Colocamos los caños de 50 mm. Se doblan y los extremos se introducen 10 cm dentro de los caños de 63 mm.

5. Con taladro hacemos un agujero de unos 6 mm que traspase los dos caños y se atan con alambre galvanizado dulce para fijarlos.

6. Uno de los caños de 50 mm se utiliza de cumbrera, colocándolo por encima de los arcos para darle un poco de pendiente al techo. Lo fijamos con alambre a los otros caños.

7. Aberturas: las fabricamos con madera (es más fácil con tirantes, se sugiere de 2 x 3 pulgadas), se fabrican dos aberturas de 2,5 metros de altura x 1 metro de ancho.

En estos contramarcos se fijan 2 puertas de abrir o una puerta y una ventana.

8. La puerta es de 2 metros de alto y 1 metro de ancho. La ventana es de 1 x 1 metro, de abrir tipo claraboya. Las aberturas siempre abren hacia afuera para que no ocupen lugar dentro del invernadero.

9. Colocamos un puntal justo al medio del invernadero para mejorar la resistencia de la estructura.

10. Unimos las distintas partes de la estructura con algún material de atar. Alternativas: alambre dulce galvanizado, cintas de goteo usadas, cable telefónico, suncho plástico, etc. Haciendo un entramado de 50 x 50 cm. Los extremos se fijan a los contramarcos.

11. Cavamos una zanja de unos 20 cm de profundidad x 30 cm de ancho todo alrededor del invernadero, salvo donde van las aberturas. Servirá para fijar el plástico.

12. Colocación del plástico: se lo monta sobre el invernadero, que llegue hasta los contramarcos de cada extremo. A los costados tiene que llegar a cubrir las zanjas.

13. Se cortan los sobrantes de plástico y se lo fija a los contramarcos con tramos de bulín o realce de madera, envolviendo el plástico en el bulín y clavándolo con clavos de 2”. Hay que tener cuidado con los pliegues del plástico que no queden para arriba para que no junten agua.

14. Se puede fijar el plástico con riendas que vayan de lado a lado y se fijen al piso con estacas.

Ante cualquier consulta sobre este tema comunicarse con la Agencia de Extensión Rural Villa Dolores al TE 03544-420092 o al Mail: terradillos.sergio@inta.gob.ar

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Córdoba
    • Villa Dolores
Palabras clave