22 de Noviembre de 2016
Artículo de divulgación

"La Palmira": ocho años de control de varroa con acaricidas orgánicos

La actividad apícola, con manejo sanitario orgánico, es una alternativa rentable en departamento San Cristóbal, Santa Fe. Contribuye a la sustentabilidad social y económica de las familias rurales, optimizando el uso de los recursos naturales y preservando el bosque natural.

Compartir
+A -A

La provincia de Santa Fe cuenta con 3.735 apicultores y 435.935 colmenas aproximadamente, lo que representa el 12 % del total de las colmenas de todo el país. La Cuña Boscosa, ubicada en la región fitogeográfica Chaqueña, presenta zonas potencialmente aptas para la producción apícola orgánica debido a la gran variedad de flora melífera y a las características de sus ambientes. En el predio La Palmira, ubicado en la localidad de Las Avispas, Depto. San Cristóbal, Santa Fe, en el año 2007 se instaló un apiario de 37 colmenas con fines productivos al cual se aplicó un manejo sanitario con acaricidas orgánicos.

El ambiente de La Palmira se destaca por poseer un relieve de llanura, con suelos de muy baja infiltración de agua, de tipo cuatro a siete en calidad. Esto impide realizar intensificación en el uso agrícola y se utilizan fundamentalmente para ganadería de cría. El clima es templado a cálido con una alta evapotranspiración en verano y lluvias concentradas en primavera y otoño. Esto permite que se sucedan ciclos de inundaciones y periodos de sequias a lo largo de los años.

La flora está adaptada a este tipo de ambientes y se puede encontrar una gran diversidad. Entre las plantas de importancia apícola se destacan: chañar, algarrobo, piquillín, sombra de toro, garabato, ñandubay,

Paisaje de la Palmira

tusca, yerba lucera y chilca. Las floraciones se inician a finales del invierno y se van encadenando a lo largo de la primavera y verano. Un correcto manejo de la alimentación y sanidad permite un buen desarrollo de las colmenas y producción de miel.

Los tratamientos sanitarios se aplicaron teniendo en cuenta los niveles de parasitación de Varroa y la curva de floración. Se utilizó timol y acido oxálico en otoño (abril) e invierno (julio). Durante ocho años, al finalizar la mielada y luego de la invernada se tomaron muestras de abejas con el método del frasco y así se obtuvieron datos del porcentaje de Varroa forética. Se registró anualmente la producción de miel y el promedio por colmena.

Acaricidas orgánicos en cabezal de alza

 Se calculó el ingreso bruto promedio por colmena al precio de venta de ese año. El promedio de producción de miel fue de 25 kg con un máximo de 63 kg y un mínimo de 11 kg y el ingreso bruto promedio por colmena por año fue de $700.

El valor promedio de Varroa forética fue de 3% y el valor máximo registrado en otoño fue de 38% en el año 2014. Los niveles de parasitación pos tratamiento de invierno nunca superaron el 1% en los años de estudio. La mortandad promedio registrada fue de 15%.

Cuadro con abejas

 

Conclusión:

De acuerdo a estos resultados, se puede inferir que la actividad apícola con manejo sanitario orgánico es una alternativa rentable en la zona estudiada. Además, contribuye a la sustentabilidad social y económica de las familias rurales optimizando el uso de los recursos naturales y preservando el bosque natural.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe