05 de Febrero de 2015
Informe

Lluvia y granizo: En las patologías de los frutales y viñedos

Boletín Sanitario Nº 21 - Temporada 2014-2015. Área de Sanidad de la EEA Alto Valle.

Compartir
+A -A
Autores

Mirta Noemi ROSSINI

,

Mirta Noemi ROSSINI

Las precipitaciones ocurridas en la última semana pueden ocasionar dos tipos de problemas sanitarios en los frutales de la región.

1.- Pueden aumentar la población de hongos tales como Penicillium spp., Botrytis spp., Alternaria spp.y Monilinia spp., todos ellos conocidos agentes etiológicos de podredumbres en poscosecha, es decir, que en la fruta cosechada portadora de altos niveles de estos microorganismos, pueden producirse daños de importancia durante la conservación frigorífica.

Por ésta razón se sugiere en las variedades que aún no se han cosechado como por ej., Red Delicious y sus clones, Granny Smith y Pink Lady y sus clones, extremar las precauciones en el manipuleo de la fruta evitando la producción de heridas, cosechar en el momento adecuado y realizar los tratamientos sanitarios pertinentes, a fin de disminuir los riesgos de pérdida de fruta.

En las variedades de frutales de carozo que aún no se han cosechado es recomendable realizar un tratamiento con un fungicida a fin de disminuir los riesgos de infección por Monilinia sp. y otros agentes patógenos que podrían ocasionar daños de importancia en la fruta.

En el caso particular de la vid, se sugiere tener especial cuidado con la uva de mesa para conservación y racimos apretados de uva para vinificar, dado que en ambos casos pueden presentarse daños por Botrytis sp., agente causal de la podredumbre del racimo. En variedades sensibles a peronóspora es recomendable observar la posible aparición de síntomas y realizar tratamientos con fungicidas si es necesario.

2.- Las lluvias son un factor importante para aumentar la población de agentes patógenos que ocasionarán daños en la próxima primavera, por ej. Venturia spp. (sarna del manzano y del peral), Pseudomonas syringae (tizón del peral cv Packam’s Triumph), Xanthomonas spp. (bacteriosis del nogal y de los frutales de carozo). A los efectos de disminuir los riesgos de podrían producir estos patógenos, se sugiere realizar los tratamientos preventivos en otoño, invierno e inicios de primavera según la condición de cada monte. Además será de fundamental importancia monitorear la posible presencia de síntomas y/o daños de enfermedades a inicios de primavera.

En viñedos la sugerencia es eliminar ramas afectadas con la poda y realizar los tratamientos adecuados en la próxima temporada para prevenir oídio y peronóspora.

 

Sarna del peral en cv Williams

Se han detectado síntomas de sarna en varios montes comerciales de peral cv Williams. En estos casos se deben extremar los cuidados para disminuir daños en la próxima temporada. En este momento se sugiere eliminar (cosechar y quemar), frutos y otros órganos afectados tales como ramitas, dado que el hongo (Venturia pirina) puede invernar en las mismas, a diferencia de V. inaequalis (agente causal de sarna del manzano) que lo hace en las hojas que caen en otoño. No se justifica realizar aplicaciones en peral cv Williams para control de sarna hasta el próximo ciclo (puntas verdes), momento en que se deberá aplicar polisulfuro de calcio y continuar los tratamientos según sistema de alarma local.

 

El granizo y los frutales

Recientemente se han visto afectados por granizo varios montes comerciales de frutales y viñedos. En estos casos se sugiere retirar del monte y quemar frutos que han perdido su valor comercial y ramas quebradas. Luego de realizada una buena limpieza de las plantas se sugiere cubrir las mismas con algún fungicida protector como por ejemplo los productos cúpricos que son de amplio espectro, tienen acción bactericida y fungicida y su posible acción fitotóxica en este momento no registra importancia. El objetivo de estas aplicaciones es disminuir el riesgo de ingreso de microorganismos patógenos que suelen estar presentes en los montes de frutales y viñedos y que, ante condiciones climáticas favorables y presencia de heridas en las plantas, pueden penetrar e iniciar su proceso de infección produciendo daños de importancia como cancros en ramas y hasta la muerte de plantas.

En cuanto al manejo cultural del monte, es importante, a fin de prevenir daños por enfermedades, realizar todas las labores necesarias (podas, riegos, fertilizaciones) según el momento del ciclo vegetativo.

Una práctica recomendada en general y en particular para estos montes que han recibido granizadas de importancia, es la aplicación en la próxima temporada, de polisulfuro de calcio en el estado de puntas verdes en manzano y muñeca separada en peral. Este producto puede producir corrosión en los equipos pulverizadores, pero presenta algunas ventajas como son su bajo impacto ambiental, su alta adherencia y persistencia, y además no presenta cepas fúngicas resistentes. Este tratamiento es el más adecuado para “limpiar” las plantas antes del inicio de un nuevo ciclo productivo.


Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Río Negro
    • Argentina
    • Neuquén
Palabras clave