02 de Septiembre de 2020
Artículo de divulgación

Maíz: Probabilidades de Niña para esta Primavera 2020

El contexto actual, junto a la más reciente corrida de los modelos (29 de agosto), parece indicar una alta probabilidad de fase Niña para la primavera de 2020. Con datos históricos del Observatorio Agrometeorológico de Concepción del Uruguay se compararon los valores del balance hídrico para un Vertisol en dos fechas de siembras posibles para maíz (temprana y tardía).

Compartir
+A -A

La capacidad para predecir el clima regional y sus consecuencias sobre la producción agropecuaria puede mejorar el sistema de toma de decisiones de asesores y productores agropecuarios, permitiendo atenuar los efectos adversos o aprovechar las condiciones favorables (Hammer et al., 2001). El agua disponible suele ser el principal factor que limita el rendimiento del cultivo de maíz en condiciones extensivas en la Argentina (Maddonni, 2009) y el rendimiento del cultivo está altamente relacionado con la disponibilidad hídrica en el período crítico centrado en floración (Andrade et al., 1996). El contexto actual, junto a la más reciente corrida de los modelos (29 de agosto), parecen indicar una alta probabilidad de fase Niña para la primavera de 2020 (figura 1).

Figura 1. Anomalías de la temperatura superficial del mar en la región Niño 3.4 (observada y pronosticada). Valores en la región azul indican fase Niña, en la región roja Niño y en la región blanca central Neutral. Tomada de la Oficina Meteorológica de Australia.

Con datos históricos del Observatorio Agrometeorológico de Concepción del Uruguay se compararon los valores del balance hídrico para un Vertisol en dos fechas de siembras posibles para maíz (temprana y tardía). Para la fecha de siembra temprana (floración en diciembre) se observó que los resultados del balance hídrico están muy relacionados a la fase del ENSO, con valores promedio y máximo mayores en años Niño, intermedios en años Neutros y menores en años Niña (figura 2a). A su vez, el mínimo fue menor en años Niña, intermedio en Neutros y mayores en años Niño. Para la fecha de siembra tardía (floración en febrero) sucede algo similar, excepto por el promedio que es similar en años Niña y Neutros y el máximo que es similar en años Niño y Neutros (figura 2b).

Figura 2. Probabilidades acumuladas del balance hídrico en diciembre (a) y febrero (b) para las distintas fases del ENSO.

El análisis del balance hídrico en un suelo Vertisol del Este de Entre Ríos sugiere que en años Niño el balance hídrico es muy probablemente favorable si se ubica el período crítico en diciembre. En cambio, en años Niña se recomienda evitar ubicar el período crítico en este mes, ya que es más probable que se produzcan déficits hídricos. Una opción sería ubicar dicho período crítico en febrero, donde puede haber excedentes más elevados. A su vez, el Sistema de Perspectivas de la BOM para pronosticar la fase del ENSO con anticipación resulta eficiente (>80% de acierto en agosto) y sencillo para planificar decisiones.

Referencias y links de interés

Andrade, F.; Cirilo, A.; Uhart, S.; Otegui, M. 1996. Ecofisiología del cutlivo de maíz. Ed. La Barrosa, Balcarce, Buenos Aires.

Hammer, G. L.; Hansen, J. W.; Philips, J.; Mjelde, J. W.; Hill, H.; Love, S. J.; Potgieter, A. 2001. Advances in application of climate prediction in agriculture. Agr. Sys., 70: 515-533.

Maddonni, G. 2009. Fecha de siembra como estrategia de manejo del agua en maíz. XVII Congreso AAPRESID, 195-201.

https://inta.gob.ar/documentos/herramienta-para-decidir-fecha-de-siembra-en-maiz

http://www.bom.gov.au/climate/enso/outlook/#tabs=ENSO-Outlook-history

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Entre Ríos
    • Concepción del Uruguay