16 de Mayo de 2018
Libro

Monitoreo económico de los sistemas productivos del sector agropecuario de Córdoba. Campaña 2016/17

Este informe es el treceavo de la serie iniciada en diciembre de 1994. Tiene como objetivos el seguimiento del desempeño productivo y el cálculo del resultado económico de los sistemas de producción agropecuarios predominantes en las Zonas Agroeconómicas Homogéneas (ZAH) de la provincia de Córdoba.

Compartir
+A -A
Autores
,
Cristina ISSALY
,
Luis PIZARRO
, ,
Viviana FREIRE
,
Guillermo GIGENA PARKER
,
Daniel REYNOSO
,
Javier SALMINIS
,

Olga Beatriz URQUIZA

,
Mauricio VIGLIOCCO
Proyectos

Este informe es el treceavo de la serie iniciada en diciembre de 1994. Tiene como objetivos el seguimiento del desempeño productivo y el cálculo del resultado económico de los sistemas de producción agropecuarios predominantes en las Zonas Agroeconómicas Homogéneas (ZAH) de la provincia de Córdoba.

En esta oportunidad, el grupo interinstitucional de investigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia de Córdoba (MAyG), involucrados en esta tarea, presenta los resultados reales (ex post) de los 21 modelos de empresas predominantes, correspondientes a la campaña 2016/17.

Entre los comentarios, a modo de conclusión, se puede advertir un comportamiento homogéneo a la baja en los resultados económicos de los distintos sistemas predominantes. En la campaña 2016/17, a pesar de los rindes positivos, los precios de los principales granos en general decrecieron en términos reales. En los sistemas con ganadería, la mejora de precios en bovinos y porcinos amortiguó la baja de los indicadores económicos. Por otra parte, la suba de costos, especialmente los de estructura (impuestos, salarios, mantenimiento, servicios, movilidad, etc.) afectaron el Ingreso Neto. Asimismo la actualización del valor del parque de maquinarias en varios de los sistemas con agricultura, aumentó el costo de amortización, contribuyendo esto a decrecer aún más los indicadores económicos.

 

Dada la caída de los resultados económicos en comparación a la campaña anterior (2015/16), la rentabilidad también disminuyó, pero mantuvo valores positivos en los modelos agrícolas puros y en algunos mixtos y ganaderos. A su vez los sistemas con tambo mejoraron este indicador en todas las zonas. Corresponde mencionar cierta capitalización en las empresas por el leve incremento relativo del valor de la tierra, que conservó su precio en dólares pero aumentó en pesos, al variar el tipo de cambio entre períodos.

 

La primera proyección para la campaña 2017/18, considerando los precios esperados para la misma muestra valores positivos principalmente en agricultura. Esto responde a la crítica situación climática del verano 2018 (sequía) que afecta los rindes potenciales de los cultivos estivales. Otro factor que incide en esta variación positiva es la suba del tipo de cambio en el periodo que se refleja en los valores esperados de los granos. Las primeras proyecciones de rindes permiten estimar que, sin descontar que a nivel de casos particulares el resultado puede ser muy negativo, podría compensarse en general el resultado económico global promedio si se mantuvieran los altos precios esperados

 

Referencias