30 de Junio de 2015
Artículo de divulgación

Pasando revista a la sustentabilidad ambiental de los sistemas de producción lecheros.

En los últimos años, la sustentabilidad ambiental de los sistemas de producción lecheros ha estado recibiendo gran atención. investigadores extranjeros publicaron algunos trabajos tendientes a cuantificar el impacto medioambiental de diferentes prácticas de producción.

Compartir
+A -A

En general, estas publicaciones comparan dos ambientes de producción: por un lado, los sistemas a cielo abierto, en los que la pastura pastoreada por las vacas representa un importante componente de la dieta y, por el otro, los estabulados, en los que el rodeo es alimentado con una ración totalmente mezclada (TMR, por su sigla en inglés). 

Los autores realizan una breve descripción de los resultados de tres trabajos publicados en revistas internacionales evaluadas por pares y expresan, también sintéticamente, su punto de vista.

Publicación 1. Origen: Canadá - En: Int. J. Agric. Sustain. 2009. 7, 19 - 41.
A lo largo de Canadá, los tambos están en un proceso de cambio. En los últimos 20 años, el número de tambos y vacas se redujo y, como consecuencia, la tendencia actual se inclina hacia una lechería concentrada en menos manos, con rodeos de mayor tamaño y manejada en sistemas totalmente estabulados. El trabajo fue realizado en Nova Scotia, Canadá. En esta provincia, debido a las inclemencias climáticas, el sistema de producción tradicional combina 5 meses de pastoreo con 7 meses de estabulamiento. Sin embargo, y acorde a la tendencia nacional previamente mencionada, el aumento en el tamaño de los rodeos esta conduciendo a que el pastoreo estacional sea progresivamente abandonado por un estabulamiento continuo.

El objetivo de este trabajo fue medir y comparar el impacto sobre el medioambiente de ambos escenarios, el sistema tradicional, el cual incluye pastoreo estacional versus el sistema totalmente estabulado. El método utilizado para determinar las consecuencias de los sistemas productivos sobre el medioambiente fue la evaluación del ciclo de vida (LCA, por sus siglas en inglés). En pocas palabras, esta metodología, globalmente aceptada, es una herramienta empleada para evaluar el impacto potencial sobre el medioambiente de un producto, proceso o actividad a lo largo de todo su ciclo de vida mediante la identificación y cuantificación de los recursos usados y de los desperdicios liberados al medioambiente.

Contrariamente a las expectativas de los investigadores, ambos sistemas de producción resultaron en similar contribución a todas las categorías (11) de impacto medioambiental. Basados en el hecho de que en Nova Scotia está la posibilidad de extender el pastoreo a un período mayor a los 5 meses, los autores modelaron un escenario productivo que combinara 7 meses de pastoreo con 5 meses de estabulamiento. Relativo al sistema totalmente estabulado, la extensión del pastoreo a un período de 7 meses mejoró 7 de las 11 categorías de impacto medioambiental, manteniendo la misma eficiencia energética (demanda acumulada de energía) que el sistema estabulado. Para los autores, este resultado fue muy destacable debido a que algunos investigadores sostienen que el confinamiento resulta en un uso más eficiente de la energía. El mayor potencial de mejoramiento (reducciones del 10 al 20%) del sistema que incorpora el uso de pastura, estuvo relacionado a la acidificación, la reducción de la capa de ozono, la toxicidad para los seres  humanos y la ecotoxicidad acuática de agua dulce. Por el contrario, el uso total de la tierra (UTT, m2/1000 kg de leche/año) fue la única categoría de impacto medioambiental que se incrementó con la extensión del período de pastoreo. Es de destacar, que el UTT fue menor (-14%) para el sistema estabulado.

Los autores indicaron que en Canadá, la transición hacia tambos totalmente estabulados causa preocupación debido a que la misma está ocurriendo sin suficiente consideración del impacto medioambiental. Particularmente, en Nova Scotia, el sistema estabulado no resultó en beneficios sobre el medioambiente, por el contrario, algunos de los impactos medioambientales evaluados fueron mayores para dichos sistemas de producción.

 

Publicación 2. Origen: Irlanda - En: Agric. Syst. 2012. 107, 33 - 46. Para el año 2015, la Unión Europea  tiene planificado eliminar el sistema de cuota para la producción de leche (SCPL). Este nuevo escenario llevaría a un incremento en la producción de leche (mayor oferta) y, por lógica, a una declinación en el precio. Algunos estudios demostraron que una vez eliminado el SCPL, la superficie de la tierra será el nuevo factor que limite la producción de los tambos pastoriles. Bajo estas circunstancias, los productores irlandeses tendrían que intensificar sus sistemas pastoriles mediante el incremento en el uso de concentrados y forrajes conservados o, en aquellos casos donde la tierra sea la principal limitante, los mismos podrían optar por la estabulación y una alimentación basada en TMRs. Sin embargo, en un futuro cercano, los sistemas de producción lecheros estarán también sujetos a políticas y  regulaciones ambientales. Este trabajo fue realizado en Fermoy, Irlanda. Teniendo como meta maximizar el consumo de pastura mediante pastoreo directo, la parición fue programada para primavera. El excedente de pastura se convirtió en silaje. En los momentos del año en que la pastura no alcanzó para  cubrir los requerimientos de la vacas, las mismas fueron suplementadas con silaje de pastura y concentrado. Durante el periodo de vaca seca, coincidente con el invierno, las vacas se mantuvieron estabuladas con una dieta basada en el uso de silaje de pastura. El objetivo de este estudio fue desarrollar un modelo de LCA para cuantificar y comparar el impacto sobre el medioambiente de sistemas lecheros contrastantes, uno totalmente estabulado donde la alimentación diaria fue una TMR y otro basado en el uso intensivo de la pastura, como el que fue descripto previamente.

En comparación al sistema basado en el uso de pasturas, todas las categorías de impacto medioambiental evaluadas resultaron mayores para el sistema estabulado. Los incrementos porcentuales para las diferentes categorías fueron como sigue: acidificación (+74%), calentamiento global (+19%), eutrofización (+40%), UTT (+30%) y uso de energía no renovable (+75%). En oposición a los hallazgos de la publicación 1, el UTT (m2/1000kg de sólidos en leche/año) fue mayor para el sistema estabulado. Para los autores, la falta de coincidencia en los resultados pudo haber sido causada, entre otras razones, por diferencias en el rendimiento de las pasturas y diferencias en la composición del concentrado.

En base a los resultados presentados, los autores de este estudio concluyeron que los sistemas confinados requieren más recursos y liberan más contaminantes que el sistema basado en el uso de pasturas.

-A diferencia de lo indicado previamente para Canadá e Irlanda, donde la tendencia al confinamiento es una consecuencia del aumento en el tamaño de los rodeos (Canadá) y a la disponibilidad de tierra (Irlanda), en Argentina, el desplazamiento de la lechería a sistemas confinados es principalmente debido a la necesidad de liberar superficie para la agricultura. Por lo tanto, uno se podría preguntar cual sería el impacto medioambiental, medido a través del UTT u otras categorías de impacto medioambiental, para nuestros sistemas lecheros confinados, donde en realidad el recurso tierra es liberado para otra actividad que continúa formando parte de los límites del sistema.

 

Publicación 3. Origen: Estados Unidos - En: J. Anim. Sci. 2009. 87, 2160 - 2167.
En Estados Unidos, el cuidado del medioambiente, especialmente en relación a las actividades agropecuarias, es una prioridad de la agenda política, económica y social. A través del último siglo, las prácticas productivas han cambiado considerablemente. En 1944, los sistemas lecheros se basaban en el uso de pasturas. La población de vacas estaba constituida por varias razas (Jersey, Guernsey, Holstein, etc.) e individualmente producían entre 5,6 a 7,8 Kg de leche/día. En oposición, en el año 2007, los sistemas de producción son estabulados y la alimentación se basa en el uso de TMRs. La población de vacas es 90% Holstein y la producción individual promedio es de 29,3Kg de leche/día. Con el transcurso de los años, desde 1944 al 2007, la población de vacas se redujo (-64%) y la producción de leche se incrementó (+59%). El objetivo de este estudio fue comparar el impacto medioambiental del sistema de producción moderno (2007) con las prácticas de producción históricas, ejemplificadas con el sistema de producción de leche de 1944. El impacto medio ambiental de ambos sistemas productivos fue cuantificado mediante la LCA.

Los resultados muestran un menor impacto ambiental para el sistema estabulado. Los autores indican que dicho sistema requiere menos recursos que el sistema de producción histórico de 1944, donde la pastura era el principal componente de la dieta. En este sentido se demostró que por billón de Kg de leche, el sistema estabulado requiere menos Kg de alimento (-77%), menos litros de agua (-65%), y menos hectáreas de tierra (-90%). Además, el estabulamiento redujo la eliminación de desperdicios al medioambiente, entre otros, el metano (-56%), el bosteo (-75%) y el óxido nitroso (-44%).

Los autores concluyeron que para cubrir los requerimientos crecientes de los productos lácteos por parte de la población de Estado Unidos, es imperativo adoptar prácticas de manejo y tecnologías que mejoren la eficiencia de los rodeos lecheros, permitiendo incrementar la producción de leche mientras se reduce el uso de recursos y se mitiga el impacto sobre el medio ambiente.

 

- La definición de los límites del sistema puede afectar la cuantificación de los recursos usados y de los contaminantes liberados al ambiente. En las publicaciones 1 y 2, los autores evaluaron el impacto medioambiental, para ambos sistemas de producción, dentro y fuera de las fronteras del tambo. A modo de ejemplo, fuera de las fronteras del tambo, ocurre el mayor uso de la energía no renovable (~85%), durante la producción de fertilizante, combustible y electricidad y, también, en el transporte de insumos. Además, para un sistema de producción estabulado, el UTT fuera de las fronteras del tambo representa un 71% mientras que para un sistema basado en el uso de pasturas, como el descripto en la publicación 2, el UTT representa únicamente un 11%. Estos son sólo algunos ejemplos que indican la relevancia de evaluar el impacto medioambiental del sistema en su totalidad. Por lo tanto, si los límites del sistema son coartados, el impacto sobre el medioambiente de un tambo con alta dependencia de recursos externos, como un tambo estabulado, podría ser subestimado. En la publicación 3, los autores circunscribieron el estudio dentro de las fronteras del tambo.

 

- Para poder comparar el consumo de diferentes dietas, es necesario expresar el mismo en base seca. Llamativamente, los autores expresan el consumo en base verde. Asumiendo la concentración de materia seca (MS) para ambas dietas descriptas en la publicación 3, la diferencia de consumo entre los dos sistemas de producción (1944 vs. 2007) se redujo un 35 % y, cuando el mismo fue expresado por animal, en el tambo estabulado, el consumo de MS (CMS) fue un 133% mayor. En el término de 63 años, la producción diaria de leche tuvo un incremento promedio de aproximadamente 350%. La expresión del potencial genético en litros de leche requiere de una dieta balanceada en nutrientes y de un nivel adecuado de CMS. En este sentido, el Dr. Kolver, un destacado investigador de la Universidad de Hamilton, Nueva Zelandia, indicó que el 61 % de la diferencia en producción, entre un sistema pastoril y uno confinado con vacas de igual merito genético, se explicaría por el mayor CMS de la TMR. En línea con lo expresado, a partir de una revisión bibliográfica, nosotros demostramos que a medida que aumenta la complejidad del sistema de alimentación (pastoreo + concentrado energético < semiconfinado [pastoreo +TMR] < confinado [TMR]), aumenta la producción de leche a expensas de un mayor CMS. Como consecuencia, la eficiencia de conversión (EC; Kg leche/Kg CMS) es pobremente modificada. Con respecto a los otros dos sistemas de alimentación, el sistema confinado [TMR] mejoró la EC en un rango del 5 al 10%. Esta información esta disponible en la Cartilla técnica N° 8 (2010) de la EEA Rafaela (http://inta.gob.ar/documentos/ficha-tecnica-8-sistemas-confinados-vs-pastoriles/).

 

Finalmente, es previsible que la competencia por el agua, la tierra y la energía se incremente. Con recursos limitados, los sistemas de producción animal enfrentan el desafío de abastecer de productos (leche, carne y huevos) a una  población en continuo crecimiento. Sin embargo, no sólo se trata de cantidad sino que también de calidad, de inocuidad y, por supuesto, de accesibilidad. Este esfuerzo productivo deberá estar enmarcado dentro de un contexto de bienestar animal y de sustentabilidad ambiental, económica y social.

 

Glosario:

Acidificación: se refiere a la liberación de gases ácidos, mayormente a partir de la combustión de combustibles fósiles. El principal elemento que contribuye a la acidificación en los sistemas de producción animal es el amoníaco emitido a partir de la manipulación de la materia fecal;
Calentamiento global
:
la causa de cambio climático, se refiere a la liberación de gases con efecto invernadero a la atmósfera como por ejemplo, a partir de la combustión de combustibles fósiles;
Demanda acumulada de energía:
se refiere a la cuantificación del consumo de energía para la obtención de un producto;
Ecotoxicidad acuática de agua dulce: se refiere al impacto de sustancias tóxicas emitidas al ecosistema acuático de agua dulce;
Eutrofización
:
se refiere al excedente de nutrientes en el agua, esto resulta en crecimiento de algas que consumen el oxígeno y, por ende, reducen la vida acuática;
Reducción de la capa de ozono: la capa de ozono esta presente en la atmósfera y actúa como filtro absorbiendo la radiación ultravioleta. La disminución de la misma incrementa la cantidad de radiación ultravioleta que llega a la superficie de la tierra;
Toxicidad para los seres humanos
:
refleja el potencial de daño de una unidad de químico liberado en el ambiente sobre la salud humana;
Uso de energía no renovable:
se refiere a aquellas fuentes de energía que se encuentran en la naturaleza en una cantidad limitada, y una vez consumidas en su totalidad, no pueden sustituirse;
Uso total de la tierra (UTT
):
se refiere a que las prácticas agropecuarias ocupan tierra que podría ser usada para otros propósitos que mantengan la biodiversidad. La conversión de hábitats naturales debido a las prácticas agropecuarias desplaza los ecosistemas naturales.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Santa Fe
    • Rafaela