03 de Noviembre de 2017
Libro

Pautas para el mantenimiento de la calidad de cerezas frescas

A pesar de que Argentina tiene una pequeña participación en la producción mundial de cerezas, en torno al 0,3%, abastece al mercado internacional en contra-estación, siendo esto una ventaja comparativa importante. Si bien esta situación es compartida con otros países del hemisferio sur, Argentina tiene un gran potencial productivo, debido a las condiciones climáticas adecuadas y disponibilidad de recursos para expandir el cultivo.

Compartir
+A -A

El área implantada en Argentina es de aproximadamente 3.000 hectáreas, de las cuales el 56,8% se concentra en las provincias patagónicas de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. Esto indica un aumento muy significativo, si se tiene en cuenta que, a principios de la última década, la producción de cerezas en esta región se limitaba a un pequeño número de plantaciones.

Siendo que la exportación es uno de los principales objetivos de la producción de cerezas de la Patagonia, que cada vez cobran más relevancia compradores de países lejanos, como China, Japón, etc., y que las cerezas son frutos altamente perecederos, es fundamental producir fruta de alta calidad y mantenerla durante el proceso de transporte y almacenamiento.

En este manual, se pretende volcar todos los conocimientos y experiencias generados desde la EEA Alto Valle del INTA en las cuestiones de manejo, cosecha y poscosecha de cerezas, así como la información relevante generada en otros lugares. El objetivo es brindarle al productor / empacador herramientas de trabajo para mejorar la calidad de la producción de cerezas de la región.

Prólogo

La producción de cerezas en la región del Alto Valle de Río Negro y Neuquén aumentó lentamente durante los últimos años, a pesar del contexto económico desfavorable. Este incremento se debió, entre otros factores, a las excelentes condiciones agroecológicas que presenta esta zona para su cultivo.

Debido a la posibilidad de contar con mercados consumidores en contra estación, la exportación de cerezas resulta una alternativa muy interesante para Argentina, y esto genera grandes perspectivas de crecimiento. Pero, estos destinos son lejanos y exigentes en calidad por lo que es necesario lograr y arribar con un producto que satisfaga esa demanda.

El presente trabajo tiene como objetivo brindar a productores y empacadores de cerezas herramientas de trabajo que le permitan mejorar la calidad de sus productos y contribuir de esta manera a mejorar la competitividad del sector. Para ello los autores recopilaron y sistematizaron información generada en los últimos años en la EEA Alto Valle del INTA, así como en otros lugares del mudo sobre los aspectos de manejo, cosecha y poscosecha de cerezas.

Ing. Agr. Jorge Toranzo
Director EEA Alto Valle - INTA - 2013 a 2017

Referencias