17 de Mayo de 2017
Artículo de divulgación

Producción de celdas reales

Las celdas reales de calidad, y provistas en el tiempo adecuado, se constituyen en un insumo necesario para las tareas de multiplicación o recambio periódico de reinas. Si bien se debe tener en cuenta las condiciones del producto final (calidad de producto), en el sistema de producción de material vivo se considera relevante la exelencia empleada en los diferentes procesos necesarios para obtener material vivo apícola.

Compartir
+A -A

 

 

La producción de material vivo es una tarea altamente especializada, por lo cual la actualización del personal técnico y la capacitación del personal de campo constituyen los pilares de una actividad eficiente y sustentable.

Es frágil el estos productos, en especial celdas reales y reinas fecundadas, es por esto que se ven afectados en sus desempeños por las condiciones de transporte y uso. Por este motivo es necesario capacitar a los usuarios de manera que logren el máximo provecho de los mismos.

 

Producción de celdas reales

La producción de celdas reales de alta calidad es un segmento clave, y tal vez, el más exigente en el negocio del material vivo. El camino para lograr el éxito en el criadero, comienza por comprender cuales son las bases biológicas y comportamentales de las abejas que se ponen en juego en el proceso reproductivo.

La reproducción de Apis mellifera, como en muchas otras especies, es una función de lujo. Se produce cuando las necesidades nutricionales, biológicas y funcionales están cubiertas. En oportunidades forzamos el proceso intentando producir celdas reales en colmenas con baja población, sin reservas proteicas o afectadas por enfermedades, el resultado es previsible: escasas celdas reales, pequeñas y de mala calidad.

Las colmenas a elegir para la producción de celdas reales deberán encontrarse libres de enfermedades de la cría y de las abejas adultas. Su población debería cubrir al menos los ocho a diez cuadros de la camara de cría y contar con reservas de miel.

Lo ideal sería utilizar colmenas desarrolladas a partir de paquetes de abejas durante la temporada anterior. Por razones sanitarias es recomendable no utilizar las mismas colmenas más de dos temporadas consecutivas, ya que los esporos de nosema y bacterias perduran en el material.

 

Foto 1: Colmena categoria I, ideal para utilizar como iniciadora y/o continuadora

 

Disposición de las colmenas

 

En cuanto a la ubicación del criadero se recomiendan lugares con reparo y media sombra, ya que estas condiciones favorecen el trabajo de las abejas y del hombre.

En cuanto a la disposicón de las colmenas se recomienda:

  • Madres: sobre caballetes individuales, ubicadas a 1,5 metros entre colmenas y 4 metros entre hileras.
  • Iniciadoras:  colmenas en tres hileras, sobre caballetes individuales, ubicadas a 1,5 metros entre colmenas y 4 metros entre hileras.
  • Continuadoras:  colmenas, distribuidas en tres bloques. Cada cada uno de ellos a su vez estará formado por tres hileras de colmenas, colocadas sobre caballetes individuales y ubicadas a 1,5 metros entre colmenas y 4 metros entre hileras.

 

Preparacion de las colmenas

El primer paso en la preparación de las colmenas sera establecer la prevalencia de varroosis en abejas (prueba del frasco). El valor de referencia al inicio debe ser 0%, ya que durante el proceso de cría las posibilidades de reproducción de varroa son amplias.

Luego se comenzará con al estimulación, 60 días antes de iniciar la cría, con jarabe de azúcar con una proporción mínima de 50% de azúcar. Tres semanas antes de comenzar la cría se aplicará fumagilina, una vez por semana durante tres semanas, tal como indica el marbete del producto.

El control biológico de varroa se recomienda como herramienta complementaria a efectos de disminuir la carga parasitaria. Se realiza agregando panales zanganeros o, simplemente, retirando algunos cuadros de cría operculada hacia finales del primer período de cría (diciembre – enero). De esta manera se prepara mejor las colmenas para las celdas de fin de verano.

 

Foto 2: disposición de iniciadoras y continuadoras Foto 3: Colocación de celdas reales en continuadoras

 

Requerimientos edilicios, equipamiento y preparación del material inerte

Las instalaciones básicas que debería contemplar un criadero serían:

  • un habitación cercana al criadero que cuente con muy buena iluminación natural. Para facilitar el translarve tendrá luz artificial, la cual puede ser brindada por un tubo fluorescente o una lámpara de luz focalizada. En este mismo sentido, es importante contar con una base (preferentemente de madera) para depositar el cuadro que contiene las larvas, al cual se le dará una inclinacion de 30-45 grados, o que esta inclinacion pueda ser regulable.
  • Contar con un refrigerador, en el cual poder depositar la jalea real necesaria para el translarve. Contar con instalaciones sanitarias y una fuente de agua potable dentro del cuarto o en las inmediaciones.

Unos de los puntos críticos, dentro de la sala de transferencia, es mantener los niveles de humedad relativa dentro del rango del 60% al 70% . Si esto no es factible, se recomienda cubrir los cuadros con larvas y varillas trasferidas con un paño mojado.

Los utensillos destinados a realizar las transferencias se desinfectaran diariamente, luego de utilizados. Se recomienda hacerlo en una solución de agua e hipoclorito de sodio (seis gotas por litro de agua)

 

Desinfeccion del material inerte

A efectos de prevenir los posibles problemas que puedan afectar a un sistema de producción de material vivo, en esta sección se desarrollarán las técnicas disponibles para la desinfección del material inerte.

Considerando la  desinfección de material proveniente de colonias afectadas de Nosema spp, cuya forma de resistencia (esporos), permanecen con capacidad infectiva durante un año. Las maneras de desinfectar el material contaminado que habitualmente se mencionan son:

  • Ácido acético glacial al 80% o 100%.
  • Desinfección térmica a 49º durante 24 horas
  • Oxido de etileno
  • Esterilización con Autoclave
  • Parafinado
  • Flameado
  • Amonios cuaternarios, Iodopovidona, etc.
  • Hipoclorito de Sodio al 0,5 o al 1%
  • Soda cáustica

 

 

Foto 4: Vista de la sala de transferencias y traslarve

 

Proceso de transferencia, elección de larvas, manejo de colmenas madres, iniciadoras y continuadoras

El trabajo del criadero es en extremo rutinario, sin embargo y paradójicamente, requiere observar e interpretar lo que sucede en las colmenas a cada momento. Esto es debido a que los cambios que se producen pueden causar mermas importantes en la producción a la vez que afectan la calidad. Por tal motivo la detección temprana es imprescindible para mantener  excelentes colmenas durante toda la temporada que, en definitiva, es la base para obtener celdas reales de calidad.

Las colmenas se reforzarán según lo requieran las circunstancias. Se controlará semanalmente la postura (presencia de huevos), la construcción de celdas reales (removiéndolas), la población, disponibilidad de polen y néctar.

En el caso de la ausencia de huevos es preciso verificar la presencia, o ausencia, de la reina. Sucede frecuentemente una detención temporaria de la postura, hasta 10 días, de la reina. Este fenómeno es atribuido a una disfunción orgánica (Ruttner 1982). En estos casos sucede que algunas reinician su postura y otras mueren. El punto es que si se introduce una nueva reina sin eliminar la vieja, la primera será rechazada.

 

Colmenas larveras

Considerando el valor que tiene seleccionar colmenas con características superiores y la exigencia permanente a la que están sometidas, es fundamental darles las condiciones ambientales de confort:

  • En el caso de introducir una reina fecundada se recomienda utilizar colmenas pequeñas o núcleos (equilibrados) asegurando la provisión de jarabe. Se podrá reforzar paulatinamente. Este punto es crítico en regiones con africanización.
  • En la fase productiva la población adecuada, no menos de ocho cuadros cubiertos por abejas.
  • Mantener el equilibrio adultas/cría (8/5-6).
  • Reserva  y disponibilidad de alimentos
  • Renovación de la población, mediante agregado de cuadros de cría y abejas.
  • Establecer períodos de exclusión y descanso de la reina, ej.: 15/15 días.
  • Se recomienda la utilización de cámara de cría con rejilla excluidora vertical, dejando tres cuadros en el extremo izquierdo, para restringir la postura de la reina a ese sector. Esta modificación se fundamenta en la dificultad que evidenciaban las reinas en condiciones desfavorables (bajas temperaturas, escasa entrada) en la disposición de dos cuadros. Este efecto es mitigado, parcialmente, con el agregado de un cuadro.
  • Destruir las celdas reales que aparezcan.
  • La invernada se recomienda en cámara de cría, bien poblada.

Nota: si se cumplen los pasos indicados, será factible utilizar las madres por más de una temporada. Se ha dado un caso extremo, en que una madre fue utilizada durante cinco temporadas consecutivas, en el Criadero El Vinal J. J. Castelli, Chaco.

 

Colmenas Iniciadoras

Estas colmenas son las encargadas de alimentar las larvas durante las primeras 24 hs, período considerado el más crítico del proceso. Durante el desarrollo de la temporada de cría se debería mantener el delicado equilibrio entre una colmena que esté a punto de enjambrar y una colmena que enjambró.

A efecto de incrementar su población (doble cámara), dos semanas antes de comenzar la cría se reforzarán con cuadros de cría y abejas o solo con paquetes de abejas (2 -3 kg) hasta alcanzar los 9 -10 cuadros de cría, mínimo. .

La cantidad de colmenas destinadas a este fin deberá ser tal que permita darle por lo menos tres días de descanso, de lo contrario las colmenas se desgastan hasta colapsar.

Se utilizan dos tipos de iniciadoras

a) Estarter: recomendable para el inicio de la temporada en lugares templado - fríos (temperatura max. Inferior a 25 º C) o de gran amplitud térmica dia/noche.  Se colocan 1,5 a 2 kg de abejas en un nuclero acondicionado de tal manera que no permita que éstas escapen. A la vez debe permir eliminar el exceso de temperatura generada por las abejas (ventilacion inferior). Se prepara 1 a 2 horas antes de colocar las transferencias (mejora la aceptación). La cantidad de celdas que puede aliementar es de aproximadamente 180.

b) Colmena partida: utilizado con buenos resultados en un rango de temperaturas de medias a altas. Consiste en separar a la reina y la cría del lugar donde se van  a colocar las transferencias. Se prepara 1 a 2 horas antes de colocarlas (mejora la aceptación) la cantidad de celdas que puede aliementar es de  aproximadamente 180. Se debe controlar la formación de celdas reales y la población, si esta aumenta, agregar medias alzas aunque no haya mucha entrada.

 

Foto 5: Colmena larvera

 

Colmenas Continuadoras

Este grupos de colmenas tienen como función alimentar y proporcionar el ambiente apropiado para la metamorfosis de las larvas hasta alcanzar la etapa de imago. Al igual que las iniciadoras será conveniente que están fuertes y saludables para proporcionar el alimento necesario a las crías.

A efecto de incrementar su población (doble cámara), dos semanas antes de comenzar la cría se  reforzarán con cuadros de cría y abejas o solo con paquetes de abejas (2 -3 kg) hasta alcanzar los 9 -10 cuadros de cría, mínimo.

En la cámara superior colocamos los cuadros de la siguiente manera, de derecha a izquierda:

    1. Alimentador
    2. Cuadro vacío o de miel y polen (optativo).
    3. Cuadro de cría.
    4. Cuadro porta varilla, llevará las celdas.
    5. Cuadro de cría.
    6. Cuadro porta varilla, llevará las celdas.
    7. Cuadro de cría.
    8. Cuadro porta varilla, llevará las varillas para limpiar.
    9. Cuadro vacío o de miel y polen.

La rotación de cría semanal es el momento para controlar la presencia de la reina y la cantidad de cuadros de cría.

Estas colmenas soportan 40 celdas en fase de alimentación (abiertas). Excepcionalmente 60, colocadas cada tres días.

Mover las varillas con mucho cuidado y siempre tapadas con un paño, para evitar la deshidratación, y enfriamiento. También cabe agregar medias alzas aunque no haya mucha entrada.

La rotación de cría es la tarea una tarea de mantenimiento semanal de las continuadoras en la que se deberá tener mucho cuidado se recomienda tomar los siguientes recaudos:

    • Evitar que no se pase la reina o las reinas, ya que puede ocurrir que la colmena  tenga dos reinas.
    • Romper todas las celdas reales naturales.
    • Controlar la postura de la reina.
    • No sacar los cuadros que tienen las celdas del alza ya que podríamos ocasionar enfriamiento o directamente romper algunas celdas.
    • Subir siempre cuadros de cría con larvas chicas; en caso de no tener, se pueden subir cuadros con huevos pero hay que controlar más aún la formación de celdas naturales.

 

Estufa

Durante las últimas 24 hs las celdas permanecerán en una colmena estufa, de idénticas condiciones que las continuadoras. Si se utilizan colmenas débiles, el frio de la noche puede afectarlas en distintos grados, desde retrasar su desarrollo, hasta producirles la muerte. Otra opción es utilizar una estufa o incubadora que pueda mantener estable la temperatura a 34ºC.

 

Parámetros de calidad para la evolución de la calidad de celdas reales

Si el estado de las colmenas coincide con el enunciado arriba y los procedimientos se realizaron correctamente, la cantidad de celdas descartadas no debería superar el 5 %.

Criterio de Selección

    • Tamaño: no menor a 2 cm medida desde la base de la cupulita. (Colombani, 2000).
    • Forma y simetría: descartar celdas torcidas (forma de gancho). Esta característica indica población envejecida (Ruttner, 1982)
    • Movilidad de la pupa: las pupas que estén pegadas a la pared generalmente están,muertas, a menos que estén a punto de nacer (se puede observar a trasluz).

Nota: por razones de seguridad se evitara utilizar celdas menores de 10 días.

 

 

 Foto 6: Celdas de tamaño y forma adecuada

 

Tarea

Responsable

Resultado al final

Rotación y extracción de cría en madres

1

Larvas aptas para realizar  transferencias

Preparación de la jalea real, cebado y transferencias de larvas

1

Varillas traslarvadas listas para ser colocadas en las iniciadoras

Colocación en estufa, control de calidad de celdas reales y despacho de celdas reales terminadas

1

Celdas reales controladas y embaladas listas para ser utilizadas

Armado y desarmado de iniciadoras

2

Iniciadoras aptas para alimentar celdas reales

Colocación de celdas reales aceptadas y retiro de celdas terminadas de continuadoras. Retiro de varillas luego su periodo de acostumbramiento. 48 - 72 hs.

3

Celdas reales terminadas con destino a estufa. Varillas aptas para el traslarve del día siguiente

Rotación de cría

3

Continuadoras con cría abierta.

Alimentación de madres, iniciadoras y continuadoras

2 y 3

Colmenas alimentadas

Preparación de varillas y elementos

1 y 2

Varillas y elementos preparados

Mantenimiento y limpieza de instalaciones.

1, 2 y 3

Predio e instalaciones ordenados y limpios

                                                                                                 Referencia: 1. Encargado de transferencias, 2. Ayudante, Peón

Tabla 1: resumen de tareas para la producción de celdas reales

 

Usos y destinos de las celdas, acondicionamiento y transporte. Recomendaciones de uso.

Las celdas reales maduras no deberán ser expuestas a temperaturas inferiores a 21º C, para lo cual el transporte, necesariamente, deberá hacerce en contenedores térmicos (conservadoras o núcleos), salvo que el tiempo de transporte sea inferior a 1 hora.

En ningún caso se dejaran expuestas a la luz solar directa.

    • Corta distancia: se realiza en conservadoras de poliestireno recubiertas con algodón. Las celdas despachadas de esta forma tienen la edad para nacer.
    • Larga distancia: Se realiza en conservadoras de poliestireno, en las cuales se practican dos perforaciones laterales con tejido (como ventilación) y dentro de la conservadora se le coloca un estante de poliestireno con perforaciones donde se van a alojar las celdas a transportar y se les coloca abejas para mantener la temperatura. Estas celdas pasan su último día en viaje, o sea que su día de estufa es el día del viaje.

Desde su recepción hasta la introducción, debería transcurrir el menor tiempo posible. Conservando las celdas reales en su envase original y evitando los golpes y la exposición prolongada al sol. Durante la manipulación tómelas por el extremo plástico.

Un dato importante que debemos conocer es el estado madurez de las celdas reales directamente relacionado con la viabilidad o tasa de nacimiento de las mismas.

La viabilidad, o tasa de nacimiento, expresada en porcentaje de reinas nacidas sobre el total de celdas colocadas.


                                                 cantidad de reinas nacidas

Viabilidad ó tasa de nacimientos=   ——————————————

                                                cantidad de celdas colocadas

 

Las celdas reales alcanzan su estado de madurez durante el día 15/16 (11 días después de ser transferidas) y en este estado logramos  la máxima viabilidad o % de nacimiento.

En un ensayo realizado en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil, dependiente de la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires, se utilizaron núcleos para la introducción de celdas reales de distintas edades que correspondían a tres tratamientos, tratamiento A celdas reales de 11 días - , tratamiento B celdas reales de 10 días - y tratamiento C celdas reales de 9 días.

 

Tratamiento

Porcentaje de Nacimiento

A: Celdas reales de 11 días

95

B: Celdas reales de 10 días

85

C:Celdas reales de 9 días

80

Tabla 2: tasa de nacimiento de celdas reales de diferentes edades

A partir de estos resultados surge la recomendación de utilizar celdas de 11 días, ya que se obtuvo mayor viabilidad en comparación con las de 10 y 9 días respectivamente.

En el ensayo no se consideró el efecto del trasporte sobre las celdas reales. De hecho el mismo no hace más que aumentar las pérdidas  (celdas no nacidas) en mayor proporción para las celdas que aún no han alcanzado  la madurez (de 10 y 9 días).

 

 

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina