30 de Marzo de 2022
Artículo de divulgación

Puros del Valle de Lerma: mujeres que agregan valor

En el marco del Programa Cambio Rural del Ministerio de Agricultura de la Nación, un grupo de mujeres se organizó para producir y vender puros artesanales. En un futuro, aspiran a exportar parte de esa producción.

Compartir
+A -A

En el 2018, un grupo de mujeres se capacitó con técnicos del INTA Salta en la producción de puros artesanales. En el año 2021, solicitaron el apoyo del Programa de Cambio Rural para recibir asistencia técnica y ayuda en la gestión, y así conformar un grupo formal (asociación, cooperativa u  otro que sea conveniente) para la producción en cantidad y calidad de puros con variedades de tabaco salteño, dentro del marco de la legalidad. para poder comerciar nuestro producto a nivel regional, nacional e internacional. 

Cambio Rural “es una herramienta de extensión rural y periurbana financiada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca  de la Nación desde hace 28 años, y es co-ejecutada con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)”, según lo establece su página oficial. Este programa promueve el crecimiento de la producción rural a través de sus productores, y lo hace con el apoyo técnico del INTA.

Lorena Burgos, promotora asesora de este grupo Cambio Rural, comentó que “hace tres años este equipo se formó y capacitó para comenzar con este emprendimiento. Este proceso en particular, formado mayormente por mujeres, surgió a partir de una necesidad laboral y, en estos momentos, queremos que la actividad siga creciendo”. En esta nueva etapa, se están organizando en torno a la producción de materia prima de tabaco. El objetivo de la misma es lograr una materia prima propia y de calidad para, más adelante, ir avanzando hacia una asociación o cooperativa que les permita potenciar tanto la producción como la venta de puros.

Silvia Díaz es una de las armadoras de puros que integra este grupo de trabajo. Ella destaca que “con la ayuda del INTA, que nos facilitó una pequeña parte de su predio, más el personal de la Cooperativa de Productores Tabacaleros de Salta (COPROTAB) que nos dio los insumos necesarios, pudimos empezar este año a producir tabaco. La idea de armar este grupo fue empezar a producir la materia prima, ya que es muy costoso hacer una hectárea de tabaco.” Por otra parte, la importancia de trabajar desde el inicio mismo del proceso para hacer puros artesanales hasta su comercialización, les permite realizar una trazabilidad en cuanto a la calidad del producto que están vendiendo. “Nos resultaría más fácil comprar el tabaco pero a nosotras eso no nos sirve ya que eso no nos garantizaría la calidad del producto que vendemos en el mercado” dice Silvia.

Son un grupo de 11 personas, en el que todas son armadoras de puros. Uno de los objetivos es trabajar en toda la cadena de producción de puros; es decir, comenzar desde la implantación de la materia prima hasta la elaboración de un puro con una capa de calidad. “Otro de nuestros grandes objetivos es, en un futuro, poder exportar nuestra producción. Por ahora vendemos en pocas cantidades, a un público acotado a la provincia de Salta y a turistas que visitan la región” asevera la armadora.  

Variedades de tabaco

El puro, o habano, es un tipo de cigarro hecho con tabaco secado y fermentado firmemente enrollado, envuelto en hoja de tabaco (capa).

Para la producción de estos puros artesanales, el equipo se maneja con tres variedades de tabacos: el criollo correntino, el salteño y el Burley. Con respecto a esta última variedad, Juan Galli, integrante del equipo de trabajo de Tabaco y Diversificación del INTA Salta, sostiene que “se maneja de la misma manera que el tabaco Virginia como el criollo. El único cuidado especial que debemos tener es en cuanto a la fertilización, debido a que la característica de la hoja que necesitamos debe ser de suma calidad ya que la misma será la capa del puro. El beneficio que obtenemos de esta hoja es que será un insumo básico para un producto con valor agregado, realizado por el mismo productor”.  

En el caso de esta producción de hojas para puros, la importancia no está dada en la cantidad de superficie trabajada sino en la calidad del producto obtenido, que servirá para agregarle valor a ese material. “De un fardo de 40 kg de tabaco seco, podemos obtener alrededor de 4000 puros de buena calidad” nos comenta Galli.

Refrentes técnicos del tema: Lorena Burgos (burgos.lorenasalome@gmail.com); Gustavo Ramírez (ramirez.gustavoa@inta.gob.ar)

Equipo Comunicaciones INTA Salta:

Roberto Castro, Sandra Vázquez, Pedro Guglielmone, Raúl Moyano Dip, Pascual Mamani

Referencias

Personas involucradas extra INTA
Silvia Díaz (integrante del grupo Cambio Rural "Puros del Valle de Lerma")
Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Salta
    • Cerrillos