22 de Junio de 2017
Artículo sin referato

Redes sociales y bibliotecas, vínculos que crecen

En el ritmo acelerado de innovación socio-tecnológica, las redes sociales virtuales son constitutivas de todos los ámbitos donde se despliegan prácticas de comunicación. Explorar esas prácticas es una oportunidad para que las bibliotecas fortalezcan sus vínculos con la sociedad.

Compartir
+A -A

La mediatización digital está modificando los modos en que leemos, compramos productos, aprendemos y nos informamos. Esta transformación implica una verdadera revolución en las prácticas de comunicación, permeando todos los dominios sociales. En ese ritmo acelerado de innovación sociotecnológica, las redes sociales virtuales son constitutivas de todos los ámbitos donde se despliegan prácticas de comunicación. Explorar esas prácticas es una oportunidad para que las bibliotecas fortalezcan sus vínculos con la sociedad.

 

El texto parte de una reflexión sobre los cambios socioculturales (en una etapa de mediatización profunda), la evolución del ecosistema de medios (la multiplicación de pantallas, la digitalización y las redes) y las prácticas comunicativas de actores individuales, colectivos y organizacionales en distintos dominios sociales, y pone el foco sobre las consecuencias en los hábitos de lectura, consumo y apropiación del conocimiento. Se describen las opciones estratégicas para que las bibliotecas estén presentes en las redes sociales virtuales logrando acciones que potencien sus actividades y se abren preguntas sobre los nuevos desafíos a los que se enfrentan las bibliotecas para atender a las tendencias y requerimientos que dejan en suspenso las redes sociales. Se busca así reconocer problemáticas emergentes surgidas de las nuevas prácticas de comunicación a través estas redes, como la curación de contenidos digitales o la conservación de formatos efímeros.


Introducción

La mediatización digital está modificando los modos en que leemos, compramos productos, aprendemos y nos informamos. Esta transformación implica una verdadera revolución en las prácticas de comunicación, permeando a todos los dominios sociales. La manera en que usamos los diferentes dispositivos y plataformas tecnológicas da forma significativa a nuestras interacciones públicas, a la socialización, a los procesos de aprendizaje e incluso a los cursos de vida personales. El ecosistema mediático digital conforma un entorno envolvente y ubicuo de pantallas cuyos usos se inscriben en significados de lo público y lo privado, lo personal y lo doméstico, de lo laboral y lo comercial y del amplio campo de las relaciones sociales.

Andreas Hepp (2017) dice que la construcción de los dominios sociales se transforma a través de la comunicación en un contexto de mediatización profunda. Las comunidades se constituyen a través de distintos tipos de medios: los viejos medios que no se han extinguido y se convierten en digitales y las nuevas plataformas de medios sociales basadas en la web. En ese contexto de mediatización profunda, las organizaciones se vuelven cada vez más dependientes y moldeadas por diversos medios de la era digital.

Para Hepp, la mediatización profunda refiere a cinco tendencias de un entorno mediático cambiante: una creciente diversificación de los dispositivos de comunicación que usamos, la conectividad y convergencia entre estos medios, su omnipresencia en diversas situaciones sociales, un ritmo acelerado de innovación en tecnologías de medios y una creciente “dataficación”, que es la representación de la vida social en datos digitales, con software específicos e infraestructura subyacente para su visualización y aplicación en distintos ámbitos.

El término mediatización describe la creciente adopción de los medios tecnológicos en la sociedad y cómo los diferentes dominios sociales están cada vez más moldeados por estos medios. Al hablar de mediatización profunda entendemos que nuestras prácticas cotidianas y la construcción de sentido en los diferentes dominios sociales están ligadas estrechamente con las comunicaciones mediadas por las tecnologías digitales.

La mediatización profunda del mundo social es cross-media, dice Andreas Hepp (2017); lo que significa no solo que la aparición de cualquier nuevo medio trae cambios en todo el ecosistema de comunicación sino también un proceso de digitalización global y conectividad de los viejos medios de comunicación que conviven con otros nuevos medios digitales. En este universo mediático ningún medio tiene una posición dominante como ocurría en el pasado. 

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina