30 de Mayo de 2018
Poster o presentación

Un mercado ancestral y su impacto en la ciudad. El caso de la Feria de Simoca

Trabajo presentado en el IV Congreso del Foro de Universidades Nacionales para la Agricultura Familiar, realizado el 29 y 30 de mayo del 2018 en La Rioja. Fue desarrollado por especialistas del INTA Famaillá y la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (UNT).

Compartir
+A -A

La ciudad de Simoca (tiene origen quechua “Shimukay”, que significa lugar de gente tranquila y silenciosa o lugar de paz y silencio), situada en el departamento homónimo, a una distancia de 53 kilómetros al S.E. de la capital de San Miguel de Tucumán sobre la ruta nacional Nº 157, posee un ancestral mercado al aire libre que se remonta a la época de la colonia. Conocido popularmente como "La Feria de Simoca" que ha marcado una impronta patrimonial que trasciende los límites nacionales.

La superficie total del departamento es de 1261 kilómetros cuadrados, de los cuales se calcula que el 50 % es zona de monte, mientras que el 35 % del total está salinizado. Tiene una precipitación media anual de 771,1 milímetros. La población del Departamento de Simoca es de 31.223, compuesta por 16.341 varones (52.3%) y 14.882 mujeres (47.7%). El índice de masculinidad es de 109,8 y su densidad es de 24,8 habitantes por kilómetros cuadrados, con los siguientes límites geográficos:

Norte – desde la intersección de la ruta nacional Nº 157 (ex 301) con el río Aranilla, siguiendo hasta la provincia de Santiago del Estero.-

Sur – arroyos Matazambi y Yanamayo.-  

Este – antiguo límite con la provincia de Santiago del Estero (dentro del lago del Río Hondo), desde el río Salí hasta el arroyo Yanamayo.

Oeste – desde la unión de los ríos Aranilla y Balderrama, por el mismo hacia el oeste por el camino vecinal que corta el río Seco se baja al sur, hasta el río Medina.

La ciudad de Simoca tiene una Intendencia y un Consejo Deliberante. El Departamento cuenta con un total de 11 Comunas Rurales y 42 escuelas rurales.

La actividad económica de este departamento representa el 1.47% del PBI de la provincia (2001). La actividad económica más importante para el departamento es la agricultura (producción de caña de azúcar) en manos de casi 700 pequeños productores también se desarrolla la ganadería (vacuna, porcina y caprina), con producciones para el autoconsumo y el excedente es comercializado en la feria sabatina.

Últimamente la vital participación del pequeño y mediano productor agrario y su familia, que comercializan sus productos agropecuarios, que ellos mismos producen hortalizas y animales menores como ser cerdos, aves, cabras y productos con valor agregado (miel de caña, dulces, licores, caramelos y otros) se ha visto matizada con ofertas que van desde artesanías en cuero y madera hasta baratijas orientales. Consideramos que esta mezcla de actividades comerciales, sumadas a los puestos de comidas típicas donde sigue vigente la modalidad de “trueque” de productos, con una débil sectorización y delimitación, genera un ámbito de descontrol que atenta con la idea primigenia de generación de esta actividad comercial. El valor patrimonial se encuentra en riesgo al ser invadido paulatinamente productos que no expresan el sentir íntimo de la población que alberga este mercado.

La Feria funciona tradicionalmente los días sábados, desde la mañana temprano hasta las últimas horas de la tarde, impactando contundentemente en la zona del predio ferial, en la estación del ex tren ferroviario y en la ciudad en general. Allí convergen centenares de vehículos, entre ellos un llamativo número de sulkys1 que asisten como una costumbre de carácter cuasi ritual. La inactividad durante los días de semana del predio genera una zona muerta que contrasta ostensiblemente con los días sábados. Estas extremas condiciones en la vida urbana de Simoca deberían ser atendidas para lograr un equilibrio que minimice este fenómeno.

La finalidad es aportar al fortalecimiento de la feria de Simoca, en un proceso de modernización de la actividad productiva y comercial de los productos primarios y con valor agregado apuntado a la inclusión social y el desarrollo rural de los pequeños productores de la AF de todo el departamento de Simoca, utilizando los recursos del sistema productivo en forma sustentable a través de la generación, adaptación y transferencia de la tecnología para todas las cadenas productivas y no productivas priorizando la defensa y conservación del suelo y el medio ambiente.

El objetivo general de este trabajo es analizar la Feria de Simoca como actividad productiva convocante y oportunidad de crear un Polo de Desarrollo Territorial con diversas implicancias y con la participación de todos los actores involucrados en forma directa e indirecta en la feria y a nivel urbano determinar el impacto que produce en la ciudad detectando falencias posibles de mejorar.

La metodología consistió en revisión bibliográfica y documental, lectura, análisis y clasificación de toda la información recogida. Diseño del instrumento de acopio de la información y planificación de un cronograma de visitas a actores sociales, definidos como informantes calificados o claves por su condición de liderazgo en la zona. Se llevaron a cabo entrevistas, encuestas, historias de vida. Como resultado alcanzado fue estudiar de esta manera el patrimonio inmaterial analizando el impacto cultural en el territorio, sus potencialidades de desarrollo socio productivo y el patrimonio material en su manifestación contundente en la ciudad.

Referencias

Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina
    • Tucumán
    • Simoca