30 de Noviembre de 2020
Revista

Valorando los sistemas mixtos

Las producciones ganaderas intensivas de leche y carne basan su alimentación sobre pasturas semi permanentes, complementadas en ciertas regiones con cultivos anuales.

Compartir
+A -A

La actual intensificación de estos sistemas, debido al incremento de la carga animal, determina altos requerimientos nutricionales como así también un aumento de la eficiencia y competitividad, lo cual hace necesario contar con forrajes de alta calidad.

Los forrajes conservados permitieron acortar la brecha tecnológica para hacer más eficiente la ganadería de carne y leche; a su vez, también sirvió como base o componente de la dieta de engorde a corral.

Las pasturas presentan una curva de crecimiento con alta concentración en el período primavera-verano y menor oferta en otoño-invierno. Para mantener producciones estables y continuas durante el año, con cargas medianas a altas, es necesario compensar el déficit con el uso de forrajes conservados o granos. En sistemas de invernada su uso es muy eficiente.

Puede descargar el trabajo completo desde INTA DIGITAL: Repositorio Institucional - Biblioteca Digital

Referencias