31 de Diciembre de 2012
Boletín

“Ventajas Cooperativas”: Fortalezas del Asociativismo entre MICROPYMES. (Boletín 1:3)

Las palabras como cluster, sistema productivo localizado, distrito industrial resuenan en distintos ámbitos, tanto académicos como de política pública. Más allá de los matices existentes entre los mismos todos estos conceptos hacen énfasis en un elemento vital para alcanzar la eficiencia productiva y el desarrollo local: la cooperación

Compartir
+A -A

Junto con el deterioro del modelo de producción fordista –basado en la integración vertical de la producción al interior de la fábrica- comienza a surgir el llamado el modelo de acumulación flexible en la década del ´80. Los estudios basados en las experiencias de los distritos industriales en el área de la Tercera Italia se convertirán, más adelante, en tipos ideales de industrialización y desarrollo endógeno. Así, la ventaja del distrito industrial se fundamenta justamente en el hecho de ser un modelo socio-productivo basado en el territorio y no en la fábrica. En la línea de los estudios italianos, el análisis de Michael Porter centra la atención en la organización de las empresas introduciendo la noción de cluster.

En todas estas visiones los vínculos y el intercambio entre los actores del territorio es vital. La cooperación entre los distintos agentes territoriales, inclusive las empresas que operan en el tejido productivo local y los esfuerzos dialécticos entre realidades muy diferentes, generan conocimiento, dinamismo y apertura; es decir, la existencia de una “comunidad productiva”. Surge así la noción de ventajas cooperativas.

Si bien desde los distintos enfoques teóricos se destacan las ventajas derivadas de este tipo de sistemas productivos, es necesario recalcar que no se encuentran libres de conflicto. Las relaciones inter-firma y socio-institucionales pueden adoptar distintas formas y -dependiendo de éstas- existirán en mayor o menor medida relaciones de cooperación. Para que estos procesos tengan lugar se requiere de un esfuerzo personal de los distintos actores del territorio y, especialmente, de los empresarios. Este tipo de conducta, generalmente, no suele ser habitual. De esta manera, las particularidades de los ambientes periféricos obstaculizan aún más la creación de confianza y el consecuente proceso de cooperación entre las firmas. Se plantea una “inercia del medio socio-cultural local” que puede considerarse negativa y, particularmente, restrictiva para la generación de cooperación e intercambio. Es de vital importancia la participación del gobierno local ya que es éste quien debe acompañar a las entidades empresariales y a todos los posibles interesados o aliados estratégicos, de modo de generar una identidad territorial fortalecida por la confianza entre los agentes.

En Argentina existen distintas herramientas que se orientan a fomentar el desarrollo de sistemas productivos localizados o clusters, siempre haciendo foco en el territorio y en la necesidad de fortalecer los lazos de confianza de los actores involucrados de modo tal de alcanzar una mayor eficiencia colectiva. Uno de los elementos centrales de estos programas suele basarse en el financiamiento de un “gerente” del grupo. El rol de esta persona es actuar como agente intermedio, como una interfase entre las distintas empresas. El objetivo fundamental de las diferentes acciones llevadas adelante por este agente se vincula con generar, reforzar y reproducir los lazos de confianza entre las personas de diferentes grupos sociales y culturales como medio para reducir los costos de transacción y promover el desarrollo.

Según información brindada por el Programa de Sistemas productivos Localizados de la Secretaria de la Pequeña y Mediana Empresa, actualmente se encuentran en marcha 106 proyectos que abarcan todo el territorio nacional y la mayoría sectores de la industria. Estos ejemplos se repiten si tomamos en consideración otros programas existentes vinculados al desarrollo de estos grupos. Sin embargo, aun quedan muchas iniciativas que no se encuentran vinculadas con estas herramientas públicas y que poseen un gran potencial para generar sinergias en el desarrollo de los territorios

Referencias

Personas involucrados
Áreas geográficas alcanzadas
    • Argentina